Anika entre libros

almas mortales

Ficha realizada por: Joseph B Macgregor

Título: almas mortales
Título Original: (almas mortales)
Autor: José Antonio Suárez
Editorial: Ábaco


Copyright: Colección Ciencia-ficción ISBN: No definido
Etiquetas:

Argumento:

En un futuro muy lejano, la humanidad se encuentra dividida en dos civilizaciones enfrentadas por conseguir el poder político en Marte: la terrestre y la arana (habitantes de este planeta). En la Tierra, el poder lo detenta el Partido de la Fe, cuyos máximos dirigentes se oponen además a una serie de avances científicos (la nanotecnología médica y la importación de los biomáquinas), que pueden curar a muchas personas (reparar arterias, recomponer sus hígados o eliminar tumores malignos sin cirugía, etc.). Cuentan además con la complicidad de las empresas farmacéuticas, que ven en esta nueva cirugía salvadora una amenaza para la supervivencia económica e industrial.

La lucha por conseguir la conquista de Marte se manifestará en un juego de intrigas políticas, traiciones, conspiraciones, actos terroristas… que desembocará en una guerra fraticida entre ambos planetas, que no parece tener fin. Por eso, el gobierno Federal arano está ensayando unas armas secretas que pueden desviar asteroides y generar ondas gravitatorias, de efectos mortales para la población humana.

Leer entrevista a José Antonio Suárez

Opinión:

Esta novela pertenece al mismo universo que "Cristales de fuego", es decir, se trata también de una space-opera en toda regla, aunque de una profundidad poco habitual en este sub-género. Como sucedía también en algunos otros títulos de José Antonio Suárez, la base argumental de "Almas Mortales" sirve como excusa para de paso hacernos reflexionar, a través de un trama entretenida y emocionante, sobre temas muy interesantes: religión y razón, política y asistencia sanitaria, terrorismo, transplantes de órganos, aceleradores de partículas, etc.

La trama de esta novela me parece muy compleja y de alto contenido político. Se alternan varios conflictos paralelos y no parece existir un protagonista principal;  es una novela bastante coral.

De igual modo, no existen héroes (aunque sí algún que otro villano), sino seres humanos (o no tan humanos) con sus dudas, contradicciones, auto-engaños, etc… en definitiva, que cada uno de ellos "tienen sus razones". Incluso un "malvado" tan bien dibujado como Kingler, posee (en palabras de su creador) "un discurso particular que es horrible, pero que, sin embargo, tiene un poso de verdad".

Hilvanar perfectamente las diferentes historias sólo se consigue mediante una enorme y larga labor de investigación, de diseño de personajes y de esquematización y engarce de las diferentes odiseas, es decir de un trabajo sólido y serio, muy cuidadoso, previo a la redacción de la novela definitiva. En ese sentido, tengo que confesar que, a pesar de todo, en ocasiones me he perdido un poco. De igual modo, unos conflictos me interesaron mucho más que otros: la huida hacia Barnard o los conflictos en la base luna de Selene fueron quizá los que más me motivaron, pero no tanto las intrigas políticas (aunque considero que sin ellas nada tendría el menor sentido).

Enlazando con lo anterior, de entre la enorme cantidad de personajes que pueblan "Almas mortales",  uno de los que considero más interesantes es Nun, que para Suárez no es más que la expresión de una especie deshumanizada, que oculta una contradicción (que el lector ya descubrirá en la novela), y de la que él mismo no es consciente, pero que a la postre, lo transforma. Nun es un personaje secundario que al principio se presenta de forma un tanto tópica; aunque conforme la trama se desarrolla, nos damos cuenta de que hay algo en su interior que se rebela contra lo que es, o lo que él cree que es, y supongo que en eso reside su atractivo. Me gustan los personajes que evolucionan con la trama; a los que les afecta la historia y modifican su comportamiento en base a lo que sucede a su alrededor. Para mí, además lleva la palabra "fatalidad" marcada en su frente, por lo que me provoca siempre muchísimo interés todo lo que hace, piensa o dice; tanto sus acciones como sus reflexiones. Algo parecido me sucede con el doctor Sebastián, un hombre de principios fuertes y sólidos, con un enorme sentido ético, o con Kingler, un villano con todas las de ley.

Es digno de destacar además el buen pulso narrativo que demuestra Suárez a la hora de describir batallas espaciales o escenas de acción, algo que forma parte de su estilo y de buen oficio como fabulador; escenas que se pueden visualizar siempre con claridad y eficacia.

Por otro lado, el autor evidencia una extraordinaria capacidad para crear universos, culturas o sociedades de fantasía, muy creíbles, sin parecer nunca ni exagerado ni excesivo, o demasiado infantil o esquemático, sino muy por el contrario lo que cuenta se me antoja en muchas ocasiones bastante verosímil y plausible.

Suárez nos habla a través de su novela del presente, de lo que (para bien o para mal) nos ha tocado vivir ahora, pero también acerca de cómo pudiera ser nuestro futuro de seguir las cosas como están. Y además lo hace sin darnos "la paliza", a través de la emoción y el entretenimiento, algo bastante importante en lo tiempos que corren.

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura