Anika entre libros

La hija de los sueños II. El despertar del mal

Ficha realizada por: Anika Lillo
La hija de los sueños II. El despertar del mal

Título: La hija de los sueños II. El despertar del mal
Título Original: (El despertar del mal, 2012)
Autor: Sandra Andrés Belenguer
Editorial: Viceversa
Colección: As de Picas


Copyright:

© Sandra Andrés Belenguer, 2012

© Editorial Viceversa, S.L.U., 2012

Edición: 1ª Edición, 2012
ISBN: 9788492819966
Tapa: Blanda
Etiquetas: fantasía, género fantástico, juvenil romántica, literatura española, sueños, 15 años, 14 años, 11 años, 12 años, 13 años, literatura juvenil, bilogías
Nº de páginas: 231

Argumento:

Iris está inmersa en el mundo de los sueños. Ahora es la reina y tiene cosas que hacer. Allí conocerá muchas cosas: a su madre, a su hermano, lo que tiene que hacer para salvar al mundo de la maldad que creó Venox, su padre…

No está sola, le acompaña su enamorado Adrien y, además, Jonathan sigue siendo un incondicional. Juntos deberán lograr vencer al Mal.

 

Opinión:

 

Bueno, no quiero mentir… cuando leí la primera parte y supe que habría una segunda pensé que eso estaba mal, que ambos libros deberían haber sido un solo libro, y tras leer "El despertar del mal" estoy aún más convencida. No debería haber sido una bilogía, y desde luego no da para una trilogía. Sandra sigue el ritmo ligero, en el que no profundiza prácticamente nada en la historia ni en los personajes y ofrece una segunda parte -esta vez con menos adjetivos, menos mal- donde casi se cuenta de corrillo toda la historia. Insisto, pues, que le gustará especialmente a quienes quieren historias rápidas, pero a mí sigue sin convencerme este tipo de literatura. Tras leer "El violín negro" estaba convencida de que lo podía hacer mejor, y sé que lo hará, que de todo se aprende, incluso de comentarios un poco duros como éste, pero en estos dos libros no ha mejorado. Sostengo la teoría de que el motivo es que Sandra Andrés Belenguer es una joven enamorada del amor que quiere ofrecernos esto mismo, pero que cuando incluye el ambiente y la historia que les envuelve (y que no es el amor, sino la trama de la novela) se olvida de lo importante que son éstas. No pasó con "El violín negro" porque Sandra conocía a la perfección el ambiente en el que se movía la historia. Aquí, sin embargo, el ambiente es de género fantástico, de su invención, y no ha conseguido desarrollarlo muy bien.

"La hija de los sueños" y "El despertar del mal" debían haberse hecho en un solo tomo por varias razones:

Cuesta recordar del volumen anterior cosas que a mí me parecen importantes y que aquí se mencionan de paso pero no se recuerdan (yo, por ejemplo, no recordaba que Iris había matado a su padre, y menos aún cómo lo hizo, y aquí me tengo que conformar con saber que le mató. Ni idea de cómo fue, debería releer el primer volumen para recordar algo tan importante)

Sé que no estoy siendo muy positiva pero es lo que me dicta mi pensamiento. En general no está muy conseguido; esto se nota sobre todo en las peleas (no sabemos ni cómo pelean -por ejemplo Iris y el encapuchado- pero se agotan hasta estar a puntito de morir)

Quizás sea que el fuerte de Sandra es el romanticismo y en este caso es fantasía romántica. No soy especialmente fan de la fantasía pero leo bastante, sin embargo me es más gratificante cuando es fantasía con elementos de terror. En este caso Sandra lo intentó -ya lo comenté en la primera parte- pero quedó muy infantil para mí. Simplemente advertir que ésta es, en realidad, una historia romántica con ambiente fantástico, pero que no esperen que los desarrollos estén muy elaborados porque el fuerte de la autora es el romanticismo.

Esa falta de elaboración general es la que provoca que haya olvidado tantos detalles del volumen anterior, esto ocurre porque no se me ha quedado en la memoria, y los libros deben cumplir una misión si se separan en tomos: recordarnos lo que leímos hace un año (para devoradores de libros como yo que leemos tantos aún es peor porque hemos leído muchas historias y son demasiadas las que se olvidan con rapidez, y todos sabemos que al final nuestros libros favoritos son aquellos que dejan huella; los que olvidamos… pues eso, se quedan en el olvido).

La idea no es mala, y en la primera parte, "La hija de los sueños", tuvo algunos puntos interesantes (especialmente los referentes al creador de las pesadillas), y lo mismo ocurre en este: introduce a un personaje muy divertido (el trasgo Malverso), a otro inquietante que representa el Mal (el Necrosomne), algunos capítulos donde se narra de forma concisa -ahí sí está la brevedad que necesitan esas historias complementarias- cómo la pesadilla les hace actuar al despertar creando momentos de maldad, o incluso el encapuchado que sabemos que es el hermano y contrapunto de Iris y que nos dará una sorpresa (convenza o no, a mí personalmente no me ha convencido pero insisto en que es por lo mismo que he dicho todo el rato: falta profundidad: los ases en la manga no hay que sacarlos sin haber dado antes alguna pista que te haga decir "ostras, claro, ahora entiendo esto y aquello", a menos que la novela sea precisamente eso: una historia para engañar y sorprender al final, tipo la película "Los otros", y éste, desde luego, no es el caso). Hasta ahí bien, pero una historia no es sólo soltar cosas y crear un ambiente, hay que hacerlo mejor. De hecho le puse como edad lectora recomendable los trece años, pero tras acabarlo de leer creo que puede bajarse el listón a los 11 años.

Resumiendo: Las cosas positivas que le he encontrado están en algún que otro personaje, por ejemplo Malverso (el trasgo) o el Necrosomne, y el intento de crear un ambiente fantástico que casi ha conseguido pero que le ha faltado lo dicho (imposible olvidar el ambiente elaborado de "La emperatriz de los etéreos" de Laura Gallego, o "La puerta oscura" de David Lozano, o "El ciclo de la luna roja" de José Antonio Cotrina. Esos son ejemplos de lo que yo llamo ambientes y secuencias elaboradas, se quedan en la memoria. Sandra, a mi pesar, no lo ha conseguido).

Un pequeño detalle que ha llamado mi atención: Me ha parecido curioso (y raro) que utilizara el verbo desencuadernar (ligado directamente a la encuadernación de libros y cuadernos) para contar cómo parecía que iba a romperse un navío.

En fin, creo que estos no son los mejores libros de Sandra, aunque también que los más jovencitos y poco lectores se lo leerán a gusto por sus elementos fantásticos y ese romance tan particular. Yo creo que "El despertar del mal" debe leerlo quienes leyeron el primero y quieren conocer el desenlace, y que les gustará a quienes disfrutaron con el primer volumen. 

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar