Anika entre libros

Zara y el librero de Bagdad (juvenil)

Ficha realizada por: Anika Lillo
Zara y el librero de Bagdad (juvenil)

Título: Zara y el librero de Bagdad (juvenil)
Título Original: (Zara y el librero de Bagdad, 2008)
Autor: Fernando Marías
Editorial: SM
Colección: Gran Angular


Copyright:

© Fernando Marías, 2008
© Ediciones SM, 2008

Ilustración de Rafael Sañudo

Edición: 1ª Edición, Junio 2008
ISBN: 9788467529371
Tapa: Blanda
Etiquetas: juvenil, intriga, 15 años, 14 años, 16 años, 12 años, 13 años, lij
Nº de páginas: 251

Argumento:


Un hombre -que empezamos presuponiendo que es el propio Fernando Marías teniendo en cuenta que escribe, es contemporáneo y otros detalles que nos hacen verle tras la narración- recibe un enigmático mensaje en el que, si no miente el remitente, podría ofrecerle en exclusiva las últimas palabras que dijo Antonio Machado en vida.

Al aceptar el reto se encuentra con dos cosas: que Max, el dueño de esa información, acabará pegado a él, o él a Max, y que su vecino irakí, un librero que antes era muy amigo suyo, volverá a entrar en su vida. Y todo por Machado y por proteger a Zara, la joven irakí que entra y sale de la casa de su vecino.

Premio Gran Angular 2008

 

Opinión:

 

Comprendo, aplaudo y me alegra que "Zara y el librero de Bagdad" resultara ganador del Premio Gran Angular 2008. Si a esto le sumamos que los beneficios obtenidos por el libro tendrán (tienen) una parte (el 70% de los beneficios) destinada a la Campaña Mundial para la Educación, con motivo del 30 aniversario de los Premios Fundación SM, ya ni os digo. Un libro que, además de calidad, va a ayudar de verdad a otras personas.

Lo leí en el mes de julio, y de vez en cuando volvía a mirarlo rememorando escenas, personajes, intrigas, sensaciones… Y siempre me preguntaba lo mismo ¿para lectores jóvenes? Esta cuestión es sencilla: me resulta imposible creer que una gran mayoría de lectores jóvenes sean capaces, de verdad, de darle a esta novela el valor que tiene -y ahora no estoy hablando de la campaña, si no de su calidad literaria- porque es lo más alejado a la literatura juvenil que he leído y, al mismo tiempo, es altamente recomendable para que los jóvenes sepan apreciar la verdadera literatura. Aquí no hay críos de instituto, chicas delgadas, magia potagia, héroes de cartón, mundos fantásticos, unicornios y ese largo etcétera que suele enganchar, en mayor o menor medida, a los que al fin le han cogido el gusto a la lectura.

Estamos ante una obra de exquisita calidad, que rompe fronteras, que puede leer igualmente un jovencito que un adulto, que disfrutará quien la viva, que la sufrirá quien la sienta, que provocará deseos de conocer algo más sobre ese personaje de hace tantos años llamado Antonio Machado, ése que nombran en el instituto y que es un rollo leer, ése que vivió en la época franquista -algo de lo que alguna vez han oído hablar en casa o en la tele pero que está demasiado lejos para interesarse-… Y también descubrirán que es totalmente actual, que sigue existiendo el conflicto en Bagdad, que hay irakíes con sentimientos encontrados por culpa de Bush, que hay traiciones en las guerras, amenazas, y un gran deseo de vivir.

¿Estamos condenados a repetir la historia? Pues evidentemente lo que hace Fernando Marías en esta novela es contestar a la pregunta narrándonos dos historias paralelas y lejanas en el tiempo a la vez que vividas en el mismo instante y compartida con algunos de los protagonistas. El exilio forzoso ronda sus páginas, los ejemplos son distintos, pero iguales, y la lectura es, además de fácilmente digerible por mentes jovencitas -dado que Marías es muy cinematográfico escribiendo- un juego de estilos de fuentes (tipos de letras), de cartas, de diarios, de narraciones… de vidas.

El personaje más entrañable termina siendo aquel que no es quien dice ser, ése que tiene un misterio y viste de lujo pero come en casas de beneficiencia… Y aunque todos tienen su parte de enigma y de magia, para mí Max es "el personaje". A pesar, incluso, de la curiosidad que desde el primer momento me instaba a seguir para conocer las últimas palabras de Machado.

Tan recomendable que sentiría verdadera pena de que ciertas personas fueran incapaces de valorarlo como se merece. Fernando Marías no escribe para niños tontos o adolescentes en la edad del pavo, escribe para jóvenes sensibles e inteligentes, y pone su granito de arena en romper las estiquetas de la "lij" con una obra de calidad que es verdadera literatura de compromiso.

Enhorabuena.

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar