Anika entre libros

Yo-Kai Watch 10

Ficha realizada por: J. Javier Arnau
Yo-Kai Watch 10

Título: Yo-Kai Watch 10
Título Original: (Yo-Kai Watch 10 by Noriyuki KONISHI, 2013)
Autor: Noriyuki Konishi
Editorial: Norma
Colección: Cómic Manga


Copyright:

© 2013, Noriyuki Konishi

© 2013, Level-5 Inc.

© 2019, Norma Editorial

Traducción: Jesús Espi (DARUMA Serveis Lingüistics, SL)
Ilustraciones: B/N
Edición: 1ª Edición: 2019
ISBN: 9788467934540
Tapa: Blanda
Etiquetas: lucha, colecciones, educación, espíritus, juegos de rol, literatura japonesa, manga, videojuegos, 8 años, 9 años, 10 años, 11 años, 12 años, consejos, LIJ comic, moralejas, anime, mitología japonesa, Yo-kai
Nº de páginas: 184

Argumento:

"Yo-Kai Watch 10" es, como indica el propio título, el volumen 10 de la serie Yo-Kai, basado en el videojuego del mismo título en el que el joven Nathan, con la ayuda de Whisper, y de Jibanyan, descubrirá y se hará amigo de otros Yokais, a veces luchando contra ellos, otras simplemente descubriéndolos.

 

Opinión:

 

Se me ha hecho, la verdad, un poco "cuesta arriba" el leerme este volumen y comenzar a realizar la reseña; más que nada, porque conocía muy poco de este manga y, el estilo, tanto de historias, como de dibujo, me ha dejado un poco sorprendido, digámoslo así. Supongo que es muy adecuado para las edades a las que estará dirigido, y para los conocedores más profundidad de esto. Como digo, sí los conozco, mi sobrino tiene el reloj, las medallas, la guía, etc, pero no había leído nada más sobre ellos; sólo tenía una idea aproximada de que eran una especie de pokémon, tal vez de digimon, con un sistema similar al de Ben 10 (vaya, pues para no conocerlos mucho, parece que algo de ello sí sabía....). Está basado en el videojuego de rol del mismo título y, a partir de ahí, han surgido mangas, animes, variado merchandising.

Los Yo-kais son espíritus basados en los yokai de la mitología japonesa, espíritus responsables de diferentes fenómenos y, basándose en ello, son de ocho clases. En este caso cocreto, se dice que "espiritan" cuando ejercen dicho poder; para verlos, es necesario el reloj Yo-kai; cuando uno se hace amigo (puede ser tras perder una pelea, o por cualquier otra causa), le da una medalla al portador del reloj, con la que puede invocarlo en caso de necesidad. En estas historias el portador del reloj es el joven Nathan Adams, ayudado por el fantasma Yo-Kai Whisper y por Jibanyan, un gato que fue atropellado y se convirtió en Yo-Kai; muy pocos personajes no Yo-kais aparecen en este volumen.

Un libro muy sencillo, tanto a nivel de argumento (supongo que es la tónica, y lo que buscan los lectores habituales), así como de dibujo. A  través de sus páginas, y en cada capítulo, aparecen personajes como Robonyan 2.0, el Yo-kai robot del futuro; Tortícolis, el Yo-kai que provoca dolor de cuello; Pataletoni, el Yo-kai inmaduro; Peluco, el Yo-kai que vuelve peluda a la gente, etc. En los capítulos en los que esté directamente involucrado Nathan, acabarán por hacerse amigos y, como digo, el Yo-kai le dará la medalla para que, insertándola en su Yo-kai Watch, pueda invocarlo en caso de necesidad.

Pero, curiosamente, a lo comentado hasta ahora se une, casi en cada capítulo (de tal manera que podríamos decir que casi todos acaban con una "moraleja"), un consejo final; concienciar sobre la crisis energética, no desperdiciar comida, cuidado con los semáforos y otras señalizaciones porque, aparte de ponernos en peligro a nosotros mismos, lo hacemos con los demás, conformarse con y cómo es cada uno, no intentar imponernos a los demás, etc. Es decir, aparte del entretenimiento puro, nos da, directa y sencillamente, una serie de consejos. Por eso subimos un poco la nota dado que, como comento, son consejos útiles, muy sencillos, y expuestos clara y directamente.

Por cierto, tened en cuenta que se lee en sentido oriental, y en la primera página de lo que sería la lectura occidental explica cómo leerlo (aunque si sois seguidores de esta serie, o de otras por el estilo, estaréis acostumbrados). Y, una cosa que para mí enotrpece la lectura es que a veces las viñetas son muy, muy pequeñas, y las letras ínfimas, tan pequeñas que prácticamente hay momentos en los que no pueden leerse.  

 

J. Javier Arnau

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar