Anika entre libros

Victoria. La odisea de Magallanes y Elcano

Ficha realizada por: J. Javier Arnau
Victoria. La odisea de Magallanes y Elcano

Título: Victoria. La odisea de Magallanes y Elcano
Título Original: (Victoria. La odisea de Magallanes y Elcano, 2019)
Autor: Rafael Marín
Editorial: Dolmen
Colección: Histórica,Plan B


Copyright:

© 2019, Plan B Publicaciones sobre la presente edición.

© 2019, de la obra Rafael Marín

Ilustraciones: B/N
Edición: 1ª Edición: Mayo 2019
ISBN: 9788417389932
Tapa: Dura
Etiquetas: aventuras, navegación, marítimo, odisea, esclavos, ficción histórica, histórica, literatura española, novela, viajes, aventura épica, tribus, descubrimientos, marineros, crónicas, hambre, tormentas, miseria, rebeliones, especias, motín a bordo, Magallanes, Elcano, salvajes, vuelta al mundo
Nº de páginas: 360

Argumento:

"Victoria" nos narra el épico viaje que, iniciado por Magallanes, y finalizado por Elcano, se convirtió en la primera vuelta al mundo.

Intentando encontrar un paso por el continente descubierto por Colón hacia las islas de las especias, en vez de realizar el conocido hacia el este, la expedición se enfrentará a la inexactitud de las cartas, a un océano desconocido, a tribus violentas, a tormentas, hambre, sed, motines, traiciones... finalmente, solo una nave de las cinco que partieron, y un puñado de hombres de los más de doscientos cincuenta que partieron consiguen regresar tras circunvalar por primera vez el globo terrestre.

 

Opinión:

 

Comienzo esta reseña unos días antes de que se cumpla el centenario del comienzo del viaje que se convirtió en la primera vuelta al mundo, la odisea de Magallanes y Elcano; dicho viaje comenzó el 20 de Septiembre de 1519 y, tras muchas penalidades, finalizó tres años después, con solo uno de los cinco barcos que comenzaron la travesía, y un puñado de hombres. En realidad, lo que Magallanes se proponía era encontrar un paso a través del continente hallado por Colón unos años antes, para llegar a las islas de la Especiería por el oeste; en parte daba la razón a Colón, pero por otra opinaba que erraba en otras cosas.

En una época en el que el dominio de los mares se lo disputaban portugueses y españoles, siendo considerados los lusos mejores navegantes, encontrar una ruta más rápida y, además, libre de los navíos portugueses, era tarea casi obligada para la corona española. Magallanes, portugués, no tuvo éxito al presentar el plan a su monarca, que lo despreció y le dejó que se lo presentara al español. Conseguida la financiación por parte de la corona y comerciantes de especias, todo deviene en una serie de intrigas políticas, entre los propios españoles: cada uno quiere sacar la tajada correspondiente y, además, los nobles no quieren rebajarse a cumplir las órdenes de Magallanes; además, gran parte de los marineros eran de origen portugués, aunque con los nombres castellanizados, para poder enrolarse, lo que causa las suspicacias de los españoles que están a cargo de la misión; los comerciantes, la corona, los nobles embarcados, etc. Ya bastante suspicacias levantaba el origen del capitán Magallanes, creyendo los españoles que trabajaba realmente para la corona portuguesa. Todo eso crea un clima de desconfianza, que lleva a insubordinaciones, rebeliones, motines, etc. A todo eso se suma la inexactitud de las cartas de navegación, la cerrazón de Magallanes a revelar sus planes, el choque de "egos" entre los nobles y el resto, las diferentes tribus que se encuentran en su periplo, unas violentas, otras pacíficas; el trato de los españoles/lusos hacia esas tribus, las tormentas que periódicamente los asaltan…

Comenta el autor, Rafael Marín, que, tras el cómic sobre la Circunvalación del Mundo, de muy escasa repercusión (supongo que por la tirada), la documentación que manejó para dicho proyecto le llevó a intentar realizar una novela de aventuras con trasfondo histórico. Es decir, nos encontramos no ante la novelización de los hechos acontecidos durante la travesía que comenzó Magallanes y finalizó Elcano, sino que el autor ha tomado ese hecho histórico concreto, y ha fabulado con él, entregándonos esta buena "novela histórica".

La novela es narrada en primera persona por un personaje italiano, Antonio de Pigafetta (que, como la mayor parte de la marinería, se cambia de nombre para hacerse pasar por hispano, a Antonio Lombardo), que se embarca, básicamente,"para ver mundo", ejerciendo de cronista del viaje.

Poco hay que decir a estas alturas de su carrera de Rafael Marín; su prosa, a veces casi poética, es capaz de hacernos ver cada uno de los detalles de los que quiere hacernos partícipes. Incluyo en ese apartado las descripciones, tanto físicas, como psíquicas de los protagonistas. Hace así que nos sintamos parte de la historia, que a través de los ojos de Antonio de Pigafetta/Lombardo, conozcamos profundamente a Magallanes, Enrique el negro, Juan de Cartagena, Elcano…sus ambiciones, deseos, esperanzas, miedos, dudas, etc. Igualmente, de la misma manera que nos adentramos en la psique de estos, conoceremos a las diferentes tribus que se van encontrando, desde las más salvajes, a las más civilizadas por su contacto con los árabes y los portugueses. También nos hará partícipes el autor de las numerosas penurias por las que pasan; tormentas, hambre, sed, naufragios, traiciones, rebeliones… es tal la habilidad de Rafael Marín que consigue que suframos con los protagonistas, involucrándonos en la historia, no haciendo que solamente "la leamos". A ello contribuye también el no abusar de términos marineros ni de las embarcaciones, y la estructura en capítulos cortos que aligeran la lectura.

En resumen, una muy buena, podíamos llamar "novela histórica", que nos narra las vicisitudes de los que, involuntariamente, fueron los primeros que circunvalaron la esfera terrestre; primero llevados por una falsa creencia y datos erróneos, después por la necesidad de regresar a la patria por una ruta que no implicara rehacer el camino pero que, a mismo tiempo, les alejara de la ruta de los navíos portugueses.

Quiero hacer mención también a la magnífica ilustración de portada, obra del pintor Guillermo Muñoz Vera, que la cedió para dicha portada.

 

J. Javier Arnau

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar