Anika entre libros

Verne y la vida secreta de las mujeres planta

Ficha realizada por: Lidia Casado
Verne y la vida secreta de las mujeres planta

Título: Verne y la vida secreta de las mujeres planta
Título Original: (Verne y la vida secreta de las mujeres planta, 2016)
Autor: Ledicia Costas
Editorial: Anaya
Colección: Narrativa Juvenil


Copyright:

© Ledicia Costas, 2016

© Mónica Armiño de la cubierta y la portada

© Grupo Anaya, S.A. 2016

Edición: 1ª Edición: Septiembre 2016
ISBN: 9788469816806
Tapa: Dura
Etiquetas: familia, aventuras, ecología, naturaleza, fantasía, género fantástico, inventos, libros premiados, literatura española, siglo XIX, 15 años, 14 años, 12 años, literatura infantil, literatura juvenil, Galicia, Verne, submarinos, abuelos y abuelas, naturalistas, 12 años 13 años, Vigo, premio Lazarillo
Nº de páginas: 312

Argumento:

Parece un accidente lo que ha llevado a Jules Verne a Vigo, pero no lo es. En realidad, se trata de un plan urdido para descubrir la verdad sobre las mujeres planta. Violeta y su abuelo tendrán que decidir si ayudan al afamado escritor o si se dejan ayudar por él, aun a costa de revelarle el secreto que su familia lleva siglos ocultando.

 

Opinión:

 

No sé por qué pero me encantan las historias que mezclan personas reales y hechos imaginados, sobre todo si lo hacen tan bien como Ledicia Costas en esta novela. En este caso, es Jules Verne el que se pasea por el Vigo del siglo XIX y se convierte en personaje de una trama llena de aventuras y de secretos fantásticos.

Y esos, junto con una trama muy bien armada, son dos de los puntos fuertes de esta historia: la mezcla de realidad y ficción y la configuración de un personaje tan atractivo como Verne (tanto en la primera como en la segunda), y  todo lo que tiene que ver con el secreto que guardan Violeta y su familia.

Un secreto que me ha encantado conocer, que conecta esta novela con la fantasía y que nos habla de muchas cosas: de respeto a la naturaleza y a los demás seres humanos, sean como sean; de amor incondicional, de protección, de amistad, de aceptar a cada uno como es... Ledicia Costas nos pone en contacto con unos seres maravillosos, inmensamente atractivos, de los que dan ganas de saber más. Ojalá la autora se anime a continuar algún día la aventura de estas mujeres planta tan enigmáticas como sabias, que escuchan a su corazón y a sus instintos, que tienen una conexión con la naturaleza y con el universo que va más allá de lo que cualquier ser humano pueda comprender y que guardan una historia, un pasado, unas tradiciones y una variedad cultural, que (creo) merecen ser contadas y disfrutadas.

Hablando de contar, también me ha parecido muy mágico (y creo que incrementa el nivel de intriga de la novela, al mismo tiempo que acerca la historia al lector) el narrador (en este caso, narradora) elegido para hacernos llegar la aventura de Violeta. Un narrador que se va ocultando y que habla al lector de tú a tú en el prólogo, se esconde en la tercera persona durante todo el relato y que aparece en todo su esplendor en la última línea de la novela para desvelarnos quién es, de forma que hace que aumente su credibilidad (sabemos quién es, no es un narrador anónimo, y, además, descubrimos su cercanía con los personajes) al tiempo que abre una puerta a un futuro por venir, a una promesa de continuación.

La magia que transmite la historia y, sobre todo, las mujeres planta se contagia al libro en general, como objeto, de manera que Anaya nos ofrece una edición cuidadísima de este ejemplar. Con una sobrecubierta de plástico que juega con la decoración de hojas y la transparencia para hacernos pensar en el mundo secreto y fantástico que estamos a punto de desvelar y una portada interior que ahonda en esas ilustraciones (firmadas por Mónica Armiño) que nos hacen ver e imaginar mejor a las mujeres planta, la edición de esta historia, ganadora del Premio Lazarillo 2015, no podía ser más bonita.

Así pues, Costas nos descubre el universo de las mujeres planta y nos hace entrar en él con la delicadeza de una mariposa que se posa sobre una flor, con la sabiduría del herbólogo que conoce todos sus secretos y la durabilidad de las historias que dejan huella.

Lidia Casado

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar