Anika entre libros

Una niña llamada Rose

Ficha realizada por: Ysabel M.
Una niña llamada Rose

Título: Una niña llamada Rose
Título Original: (Rain Reign, 2016)
Autor: Ann M. Martin
Editorial: B de Blok
Colección: La Escritura Desatada


Copyright:

© 2016, Ann M. Martin

© 2016,  Ediciones B S. A.

Traducción: Luis Noriega
Edición: 1ª Edición: Febrero 2016
ISBN: 9788416075744
Tapa: Blanda
Etiquetas: crossover, mascotas, literatura estadounidense, Nueva York, perros, relaciones personales, 17 años, 18 años, 15 años, 14 años, 16 años, literatura juvenil, autismo, familias desestructuradas
Nº de páginas: 222

Argumento:

Rose Howard es una niña bastante especial. Vive con su padre y su perra Rain en un suburbio de Nueva York. A pesar de que sufre un ligero retraso, Rose va a la escuela donde desconcierta a todos con sus tres "pasiones": los homónimos , el cumplir a rajatabla las reglas y normas y los números primos.

No cabe duda de que Rose, autista, es una niña especial y así se lo demostrará a todos.

 

Opinión:

 

"Una niña llamada Rose" me ha parecido una novela bastante peculiar. Al principio, cuando empiezas a leerla, la primera idea que se te viene a la cabeza es que se trata de una novela juvenil pero no lo es. Se trata de una novela adulta aunque, eso sí, puede ser perfectamente leída por lectores a partir de 17 años.

La novela ha sido escrita por Ann M. Martin, una autora neoyorkina, que como bien dice en el Epílogo empezó a inaginar la historia en un paseo que dió por la playa de Nueva York pocos días después del paso del huracán Susan que separó a muchas mascotas de sus dueños. Su perra Sadie le sirvió de inspiración a la hora de escribir esta historia que tiene como protagonista a una niña autista, Rose, y a la perra que encontró su padre: Rain.

La trama parece sencilla pero es mucho más profunda. En ella se nos muestra el comportamiento de una persona autista, cómo tiene dificultades para hacerse entender y que la respeten. A Rose le cuesta ésto y sufre burlas por parte de sus compañeros de clase por ser especial.

Ya he comentado en el argumento que ella tiene 3 "manías": que se respeten las normas -si alguien se salta una se desconcentra-, los números primos y las palabras homónimas. Y aquí también va a tener un papel importante el lector. Ann M. Martin no ha escondido a Rose, la muestra tal como es. Ella, con esa "manía" (en el buen sentido de la palabra siempre), por los homónimos se pasa todo el rato enlazando palabras y repitiendo. Cuando estás leyendo la novela debes meterte en el papel de Rose y entenderla, saber qué es lo que le pasa, porque de no hacerlo puede resultar repetitivo y cansino tantos homónimos porque está todo el tiempo con lo mismo; ésto y sumando números primos.

Yo reconozco que, en algunos momentos, me ha puesto un poco nerviosa tanta repetición pero queda como algo secundario ya que la personalidad de Rose lo supera. Me ha parecido muy bueno y extraordinario que la protagonista sea una niña autista. Pese a estar en su mundo, resulta muy interesante. Es una niña muy especial. La relación que establece con Rain es una delicia. La autora ha sabido transmitir el cariño que una siente por la otra. Sin recurrir a un lenguaje recargado, el lector nota y percibe este sentimiento. Personalmente, me ha encantado la relación entre las dos. Rose se une a Rain porque está sola.

Sí, vive con su padre pero la relación entre ambos no es la que debería ser. No porque su padre no la quiera, más bien porque no la entiende y no sabe cómo tratarla. Rose tiene una unión más especial con su tío Weldon. Al lector le da la sensación de que él no sólo entiende mejor a Rose sino que, también, trata de ayudarle y de que dentro de sus limitaciones saque lo mejor de sí misma. Es una figura más paternal que la de su propio padre.

"Una niña llamada Rose" es una novela con una base psicológica. Aunque no es muy larga, es de esas novelas que se han de leer con calma para apreciar todos los detalles. A mí no sólo me ha gustado sino que me ha parecido buena. Está bien escrita y transmite un mensaje positivo. Es una forma de entender mejor a las personas autistas, sólo por esto ya vale la pena leerla.

Ann M. Martin tiene un estilo bastante cinematográfico. Es fácil, para el lector, ir imaginando y visualizando cada una de las escenas que narra. Se nota que es lo que ha querido: que el lector capte el mensaje que quiere transmitir y se sienta a gusto conociendo a Rose. Compartiendo con ella sus aventuras junto a Rain. La novela tiene momentos alegres y divertidos pero, también, otros más tristes, de esos que te ponen un nudo en la garganta. Es una novela que emociona y ello me parece excelente. Es una historia de sensaciones y sentimientos. Rose transmite mucho al lector.

Ysabel M.

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar