Anika entre libros

una flor de repuesto para mamá

Ficha realizada por: Anika Lillo
una flor de repuesto para mamá

Título: una flor de repuesto para mamá
Título Original: una flor de repuesto para mamá
Autor: Rebeka Elizegi
Editorial: Takatuka


Copyright: © Texto e ilustraciones de Rebeka Elizegi
Colaboración en el texto, Eider Elizegi
© 2011, Takatuka SL
1ª Edición, Febrero 2011 ISBN: 9788492696376
Etiquetas: álbum, álbum ilustrado, álbumes ilustrados, autoayuda, enfermedades, superación

Argumento:


Una mañana el doctor llama a casa y da una sorpresa a mamá. La sorpresa, en esta ocasión, no es buena necesariamente: le ha encontrado una manchita en un pecho. El niño, a partir de ese momento, va contando qué ve, cómo vive él y cómo vive su madre la enfermedad, y cómo juntos la superan.

Opinión:


Este libro habla del cáncer de pecho, pero es un libro optimista. No son escasas 32 páginas sino contundentes y amplias 32 páginas. No es un cuento demasiado corto ni demasiado largo, y a lo largo de él los niños conocerán (o reconocerán si lo han vivido en la familia) el cáncer de pecho en una mamá donde se utilizarán simbolismos (como la flor –el pecho- o la araña –la enfermedad-)
 
A partir de 5 años “Una flor de repuesto para mamá” está bien, pero dependiendo de los niños puede que algunos no capten bien las metáforas (rosa, araña, enfermedad, mutilación) y serán los padres los que tengan que (re)contarles qué han leído. No creo que esto sea negativo, al contrario, al utilizar metáforas y cosas de forma simbólica los niños ven las historias a su manera pero están siendo informados, y de los padres depende que conozcan más y mejor el tema o lo dejen para más adelante. Por supuesto será más comprensible para un niño cuya madre haya pasado (o esté pasando) por ese trance porque reconocerá los síntomas y quizás, algún que otro comentario respecto al pecho o al cáncer de mama.
 
Si he indicado como edad lectora aproximada 7-8 años es por la crudeza del tema, aunque no hay que subestimar a los pequeños pues a su manera entienden de qué se les está hablando aunque no le den la importancia que les damos los adultos porque para ellos, aunque afecta a los mayores, es un cuento más, e influye más cómo nos comportamos nosotros ante este tema que cualquier cuento, aunque éste ayuda a la comprensión.
 
En cuanto a las ilustraciones casi haría una ovación a la autora, pues esa conjunción de dibujo y fotografía collage ha hecho que mis hijas disfrutaran también de un juego: el de buscar las imágenes fotográficas dentro del cuento. Y es que los libros siempre son útiles, pues con ellos aprenden, comprenden y si tienen suficientes elementos hasta pueden utilizarlos como juegos de busca y encuentra.
 
El libro, escrito e ilustrado por la donostiarra Rebeka Elizegi, está disponible también en catalán.
 
Anika Lillo

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar