Anika entre libros

Un monstruo viene a verme

Ficha realizada por: Anika Lillo
Un monstruo viene a verme

Título: Un monstruo viene a verme
Título Original: (A Monster Calls, 2011)
Autor: Patrick Ness
Editorial: Nube de Tinta


Copyright:

Ilustración y diseño: Penguin Random House Grupo Editorial/Manuel Esclapez

Imagen original © Getty Images

© 2011, Patrick Ness, basado en una idea original de Siobhan Dowd

© Penguin Random House Grupo Editorial, S.A.U., 2016

© 1994, Hilary Mantel, por la cita An Experiment in Love, de Hilary Mantel

Prólogo de J. A. Bayona

Traducción: Carlos Jiménez Arribas
Edición: 1ª Edición: Abril 2016
ISBN: 9788416588114
Tapa: Blanda
Etiquetas: bullying, familia, superación, películas, crossover, drama, novela dramática, duelo, muerte, enfermedades, libros premiados, literatura inglesa, monstruos, novela, novela dramática, pesadillas, cáncer, 17 años, 18 años, 15 años, 14 años, 16 años, 12 años, 13 años, literatura juvenil, colegio, falsas apariencias, crecimiento, miedos
Nº de páginas: 207

Argumento:

Siete minutos después de la medianoche, un monstruo acude a la casa donde vive Connor, un chiquillo que está pasando por el trance de ver cómo su madre muere lentamente a causa de un cáncer que no parece tener curación.

El monstruo, salido de un enorme tejo que por el día sólo es un árbol y puede ver desde su casa, le dice que va allí porque él le ha llamado.

 

Opinión:

 

Normalmente, cuando leo novelas, se me van ocurriendo cosas que quiero decir en la reseña más adelante, pero con "Un monstruo viene a verme" estaba tan absorbida en la lectura que no conseguía pararme a pensar en algo concreto. Simplemente leía y me dejaba llevar.

Una vez terminada podría deciros que es una historia conmovedora y entrañable, triste y emotiva, y que lo que más me ha gustado es el por qué existe ese monstruo.

Connor tiene una pesadilla recurrente que tiene que ver con él y un abismo, así que cuando aparece el monstruo en su ventana cree que ése es el "monstruo" de su pesadilla, pero no, este ser surge de un enorme tejo que ha estado siempre ahí, tan viejo como la región en la que vive.

El tejo es enorme, fuerte y  resistente. El tejo es, por tanto, lo que Connor necesita para superar el trauma que supone saber que su madre se está muriendo, que él no puede hacer nada mientras la ve sufrir y marchitarse, y también un espejo donde mirarse: el tejo nunca abandona, y conoce historias que dan solución a sus dudas.

El monstruo le dice que le contará unas historias, y que luego deberá ser él quien cuente la suya. La novela viaja entre los momentos dedicados a la madre (qué tristeza leer esas partes), los dedicados a él con su abuela o su padre (esa otra familia que vendría a sustituir su vida con su madre), los problemas en el colegio donde es víctima de bullying -y donde Connor dejará que el monstruo al final le guíe-, y los dedicados a las historias que el monstruo/tejo le cuenta a Connor, y que tienen un significado profundo y poderoso que Connor deberá entender, a pesar de estar disfrazados casi de cuentos de hadas.

Si no te quedas en la superficie verás además que las historias que el tejo/monstruo cuenta habla de falsas apariencias, de que no todo es como creemos que es, que hay dos versiones, dos caras de una historia, y que ninguna tiene por qué ser la buena. Ambas pueden serlo dependiendo de la intención o creencias con que se mire.

Es una novela conmovedora que se lee en un rato. Mi hijo la leyó en una mañana. La lectura podría ser apropiada para niños a partir de doce años porque se lee sin dificultad, pero sin duda es una crossover: cualquier edad es válida para esta historia, y eso incluye a los adultos.

No querría acabar el tiempo dedicado a hablar de esta novela sin haceros partícipe de algo: ¿Recordáis haber tenido momentos en que sabíais algo pero no sois conscientes hasta que ya ha pasado? Una especie de anticipación. Sé que no a todo el mundo le ha pasado pero quienes lo hayan vivido sabrán de qué hablo. Bien, en esta historia eso ocurre. Esa hora en la que siempre aparece el monstruo es aquello que Connor sabe antes de que ocurra. Es la premonición, información anticipada que nadie sabe de dónde viene, pero que a veces nos ocurre; el misterio que va acompañado del propio ser humano y sus capacidades, y en particular y en esta historia, el que corresponde a un hijo muy unido a su madre.

Dicen que Patrick Ness es famoso por "Un monstruo viene a verme", pero la idea original es de otra escritora, Siobhan Dowd, que murió demasiado pronto y no pudo terminar su historia. Ness la cogió, le dio un par de vueltas, adoptó la esencia y creó la novela.

Por su parte, el director de cine Juan Antonio Bayona (al que adoro por hacer "El orfanato" y "Lo imposible") se encarga del prólogo, cosa que se agradece dado que Bayona es, precisamente, quien ha dirigido a Lewis MacDougall, Liam Neeson, Felicity Jones, Sigourney Weaver, Toby Kebbell y Geraldine Chaplin en su versión cinematográfica recientemente estrenada en nuestros cines.

Una nota final: Debido al estreno del film, la editorial ha sacado una edición cuyo ISBN corresponde al de esta misma portada, pero con otra distinta. No os preocupéis, si el ISBN es el mismo es la misma edición, incluirá el prólogo de J. A. Bayona.

Anika Lillo

 

Foto homenaje:

Unmonstruovieneaverme 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar