Anika entre libros

Sólo ida. Poesía completa

Ficha realizada por: Darío Luque
Sólo ida. Poesía completa

Título: Sólo ida. Poesía completa
Título Original: (Oper sull'acqua, 2002 / Solo andata, 2005 / L'ospite incallito, 2008 / Bizzarrie della provvidenza, 2014)
Autor: Erri de Luca
Editorial: Seix Barral
Colección: Los tres mundos


Copyright:

© 2002, Erri De Luca (Opera sull'acqua)

© 2005, Erri De Luca (Solo andata)

© 2008, Erri De Luca (L'ospite incallito)

© 2014, Erri De Luca (Bizzarrie della provvidenza)

© 2016, Editorial Planeta, S.A.

Traducción: Fernando Valverde
Edición: 1ª Edición: Noviembre 2016
ISBN: 9788432229640
Tapa: Blanda
Etiquetas: amor, crítica social, poesía, marginación, gitanos, holocausto, II Guerra Mundial, judíos, literatura italiana, mayo del 68, poetas, recopilatorio de autor, recopilación, guerras, biblia, niños, pobreza, soldados, siglo XX, siglo XXI, refugiados, campesinos, sentimientos, miseria, pescadores, poesía italiana, poesía social, ediciones bilingües
Nº de páginas: 432

Argumento:

"Sólo ida" reúne por primera vez toda la poesía de Erri De Luca, con una maravillosa edición bilingüe, traducida por Fernando Valverde. Se trata de una de las más destacadas voces poéticas del panorama actual, que refleja a la perfección el mundo en el que vivimos: sin censura y siempre con un hilo de crítica voraz.

Una poesía social adaptada al siglo XXI (y con retazos también del anterior) donde el verso se enfoca a los marginados de la sociedad: refugiados que arriesgan su vida cruzando el Mediterráneo, soldados que se lo juegan todo, campesinos y pescadores que trabajan de sol a sol, gitanos y judíos que viven con miedo…

Erri De Luca da voz al miedo del siglo XXI, al verdadero mundo en el que vivimos.

 

Opinión:

 

Está en boca de todos y no me extraña. Erri De Luca sorprende, impacta y conciencia con sus versos: es esa poesía social que ya escribieron aquí -parece que hayan pasado siglos- Ángel González y Gil de Biedma. Porque la poesía, como todos sabemos, es un arma cargada de futuro, y pocos son los poetas que aún recuerdan ese papel de la lírica. Muchos se han acomodado en sus sillones, se han enamorado de la vida contemplativa y sentimental, haciendo oídos sordos a los gritos que nos estremecen fuera de las casas.

Erri De Luca ha vivido mucho más que otros poetas: él empezó como albañil y como camionero, llegando a ser conductor de vehículos de apoyo humanitario en la guerra de los Balcanes. Y eso es algo que se nota en su poesía: la guerra es uno de los temas que más repite. La guerra, vista como si fuera una de las siete plagas. En sus poemas la podemos ver desde la perspectiva del soldado que abandona su patria para defenderla, del prisionero de guerra que lo había dado todo por su país, de los ríos que se tiñen de sangre, de los niños que lloran sin padres… Pero aún hay algunas bonitas: "no ha habido guerra tan justa, ninguna otra / como la de Troya: dos pueblos a las armas / para decidir quién de los dos debía quedarse la belleza".

Entre sus versos, recuerda también muchos hechos históricos del siglo pasado: el movimiento del 68, la Segunda Guerra Mundial, el Holocausto (hay un poema precioso sobre una madre que tiñe a su hija con agua oxigenada, a pesar de ya haber acabado la guerra, por miedo a que vuelvan a rebelarse contra los judíos). De Luca, igual que deberíamos hacer todos, no olvida. No es capaz de olvidar el sufrimiento del prójimo, los llantos de tantos niños y la ruptura de tantas vidas. Porque eso fue el siglo XX: terror. Y en eso mismo, poco a poco, se está convirtiendo el siglo XXI.

De hecho, el título del poemario, "Sólo ida", ya hace referencia al mayor problema del siglo XXI: la crisis humanitaria que está sucediendo entre fronteras. Niños que mueren desnutridos en barcos, naufragios, costas que tienen barcos de salida, pero no de llegada, olas que lapidan cadáveres, fronteras de frente a frente… Esas son algunas de las imágenes que De Luca nos presenta en sus poemas, con el claro objetivo de concienciar sobre el dilema ético que es el éxodo de refugiados y su rechazo por parte de las costas europeas. Son ellos, los emigrantes y refugiados, los que hacen viajes de "sólo ida".

El poeta, entre toda esta crítica social, no se olvida de colar algunos poemas sobre sus dos pasiones: la Biblia y el amor. Reinterpreta, a través de los versos, la historia del libro más leído a nivel universal. La creación del mundo, el nacimiento de Jesús, Sansón y Dalila, Jonás o Noé son algunos de los episodios a los que el autor hace referencia en este poemario. Al mismo tiempo, no se olvida de ese sentimiento que mueve el mundo, el amor, y al que dedica cálidos y gentiles poemas de inspiración clásica.

Con todo, lo más impactante de Erri De Luca es la facilidad con la que recrea escenas de la memoria histórica y con la que transmite sentimientos y emociones. Y lo hace, además, con recursos y palabras asequibles para todos los lectores. Es una poesía fácil de entender, pero muy necesaria para el mundo. Son poemas para el ahora.

Darío Luque

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar