Anika entre libros

Shukran. Espectros, zombis y otros enamorados (Fernando Marías editor. VV.AA)

Ficha realizada por: Anika Lillo
Shukran. Espectros, zombis y otros enamorados (Fernando Marías editor. VV.AA)

Título: Shukran. Espectros, zombis y otros enamorados (Fernando Marías editor. VV.AA)
Título Original: (Shukran. Espectros, zombis y otros enamorados, 2012)
Autores: Alfonso Mateo-Sagasta, Eugenia Rico, Fernando Marías, Gabi Martínez, Ignacio del Valle, Irene Gracia, Javier Azpeitia, Jon Bilbao, José Alberto Arias Pereira, José Luis Muñoz, Juan Ramón Biedma, Luisa Castro, Luisgé Martín, Ricard Ruiz Garzón, Vanessa Montfort, Yolanda Castaño, Edward Duncan, Vicente Molina Foix, Milagros Frías, Alberto Escabias Shone, John Keats, Raquel Lanseros, Milo J. Krmpotic, Antonio G. Iturbe
Editorial: Imagine Ediciones


Copyright:

© Autores

© Imagine Ediciones

Ilustraciones: B/N
Edición: 1ª Edición, Junio 2012
ISBN: 9788496715516
Tapa: Blanda
Etiquetas: robots, Chernóbil, romance, amor, cuentos, relatos, fantasmas, inmortales, literatura española, recopilatorio de varios autores, terror, horror, vampiros, vudú, zombis, recopilación
Nº de páginas: 285

Argumento:

Fernando Marías ha reunido a José Alberto Arias, Javier Azpeitia, Juan Ramón Biedma, Jon Bilbao, Yolanda Castaño, Luisa Castro, Edward Duncan, Alberto Escabias "Shone", Milagros Frías, Irene Gracia, Antonio G. Iturbe, John Keats, Milo J. Krmpotic, Raquel Lanseros, Luisgé Martín, Gabi Martínez, Alfonso Mateo-Sagasta, Vicente Molina Foix, Vanessa Montfort, José Luis Muñoz, Eugenia Rico, Ricard Ruiz Garzón e Ignacio del Valle con el fin de que nos cuenten una historia corta donde tenga cabida cualquier tipo de ser, monstruo o espectro y no falte el amor, así veremos historias con vampiros, zombis, inmortales, robots y otras especies.

"Shukran" ofrece también, entre otras cosas, el relato de un invitado fantasma, Edward Duncan, un autor que se esconde detrás de otro autor. Adivinarlo es cosa vuestra.

 

Opinión:

 

El primer libro de esta colección que editó Fernando Marías con Imagine Ediciones fue "Cronotemia". Éste es el segundo y puedo decir que me ha gustado más porque la variedad es más significativa y no he encontrado relatos densos que me ralentizaran la lectura. En "Shukran" el que más o el que menos me ha llegado, gustado y en alguna ocasión hasta "tocado".

Si en "Cronotemia" tuve mis relatos favoritos, en "Shukran" no va a ser menos. Sospecho que con el tiempo habrá relatos que olvidaré pero hay otros que siempre darán vueltas en mi cabeza. Me han gustado especialmente los de fantasmas -por ejemplo José Luis Muñoz, a pesar de contar una narración de lo más típica y tópica, ha sabido hacernos viajar a un mundo de fantasmas con una sencillez que me ha encantado-. Es muy importante contar una historia típica y que guste, y Muñoz lo consigue. Más original ha sido con sus fantasmas, por ejemplo, Luisa Castro.

Algunos son impactantes, como el de Vanessa Montfort, en cuya lectura necesité saltarme unas cinco líneas más o menos para no leer ciertos detalles debido a que sufro aracnofobia y ella, para narrarnos su historia, nos lleva hasta África y utiliza a estos bichos para narrar una historia espantosa (en el buen sentido de la palabra, ya sabéis… aquí hay amor pero también terror).

Me han sorprendido los cuentos que han utilizado zombis porque han sido diferentes de lo que he leído hasta ahora (claro que he leído novelas mucho más complejas en ese sentido pero las formas y el tema están muy bien tratados). Especialmente espeluznantes los de Ricard Ruiz Garzón (que sucede en un tanatorio) y Alfonso Mateo-Sagasta (en el que una mujer bastante loca se queda al "cuidado" de un muerto viviente), ambos de zombis… Y muy original ese otro enfoque de muerto viviente el que le da Antonio G. Iturbe a las víctimas de Chernóbil (el final me hizo arder de rabia, lo reconozco, pero de este detalle y de su significado serán conscientes quienes sepan a qué me refiero)

Lo cierto es que son muchos autores y no puedo nombrarlos uno por uno porque esto parecería un análisis y no lo es. Cada uno de ellos le ha dedicado el tiempo que ha necesitado, los hay más cortos y los hay más largos. De hecho hay un "rap" y también encontramos poesía. Como a mí, unos os llegarán más y otros menos, unos son más aterradores y otros no lo son tanto, pero personalmente creo que en su conjunto es un muy buen recopilatorio.

Decir, para concluir, que he leído este volumen a una velocidad de vértigo porque las historias se prestaban a ello. Es ameno a rabiar, y eso es tan importante como su variedad. Se verán historias de fantasmas pero no serán las mismas, y tampoco coincidirán las de zombis, y así podría seguir, pues hay historias de robots, de vampiros...

Y sobrevolando todos y cada uno de los relatos… el amor (claro que a veces entendido como sus protagonistas, algunos no en sus cabales, y no quiero señalar a nadie -lo confieso, me han encantado-)

Me lo he bebido, literalmente, y ha sido un gustazo, con sabor ácido y muy refrescante.

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar