Anika entre libros

Salvar el fuego

Ficha realizada por: Marisa Costa
Salvar el fuego

Título: Salvar el fuego
Título Original: (Salvar el fuego, 2020)
Autor: Guillermo Arriaga
Editorial: Alfaguara
Colección: Hispánica


Copyright:

© 2020, Guillermo Arriaga

© 2020, Penguin Random House Grupo Editorial, S. A. U.

© Diseño: Penguin Random House Grupo Editorial, inspirado en un diseño original de Enric Satué

© Imagen de portada: Giuseppe Gradella

Edición: 1ª Edición: Marzo 2020
ISBN: 9788420439303
Tapa: Blanda
Etiquetas: corrupción abusos ballett cárcel clases sociales romance amor racismo contemporánea crimen organizado asesinatos drama erotismo narrativa libros premiados literatura mexicana México narcotráfico novela sexualidad bajos fondos sexo emociones feminidad problemas familiares pasión
Nº de páginas: 664

Argumento:

Marina y José Cuauhtémoc han vivido en dos mundos opuestos. Ella, esposa, madre de tres hijos, reconocida bailarina, dueña de una compañía de danza y de una envidiable posición económica; él, en eterno conflicto con su padre, solitario por naturaleza, pasional, mestizo, de baja cuna y convicto sentenciado a cincuenta años de prisión con un fuerte atractivo por la literatura.

Desde el momento en que sus miradas se cruzan nace en el interior de ambos una fuerte atracción sexual e intelectual.

Entre grupos dedicados al narcotráfico y el crimen organizado su amor encontrará un refugio en la misma prisión en la que se encuentra encerrado José Cuauhtémoc. Una prisión que no pone barreras a su pasión.

Estas dos vidas de realidades tan dispares, se verán inmersas en una trepidante historia de amor que transformará sus vidas y las dirigirá hacia un rumbo que nunca llegaron a imaginar en el ambiente convulso y peligroso del México contemporáneo.

Premio Alfaguara de novela 2020

 

Opinión:

 

Guillermo Arriaga, el multipremiado guionista mexicano de "Amores perros", "Babel" y "21 gramos" y destacado director de cine, nos presenta su más reciente novela y acreedora del Premio Alfaguara de novela 2020.

Es innegable la calidad literaria de Guillermo Arriaga, sus guiones, específicamente para la trilogía Arriaga-González Iñárritu son una verdadera obra de arte, de un realismo deslumbrante y gran sensibilidad melodramática y su última novela en su haber no se queda atrás. "Salvar el fuego", sin lugar a dudas, es una obra en extremo interesante en la que el autor dota a los personajes de credibilidad y realismo por su compleja estructura y características y los sumerge en una historia bien definida y ampliamente detallada cuyas vidas se ven reforzadas en su sentido a lo largo de la trama.

Se trata de una novela que, a través de una difícil y pasional historia de amor, se adentra en los más bajos fondos de México presentando una realidad cruenta a la que muchos seres humanos se ven abocados a enfrentar por sus decisiones y acciones.

Narrada de forma coral, tres voces que nos aportan una visión global de la trama y jugando con el tiempo y los puntos de vista que oscilan entre la primera y tercera persona del singular, Arriaga expresa su habilidad y capacidad lingüística con una un amplio léxico y el conocimiento del lenguaje.

Las tres voces corresponden a Marina, Francisco Ramírez (hermano de José Cuauhtémoc) y un narrador omnisciente. De estas tres voces presentadas, la de Marina y Francisco Ramírez podrían considerarse cultas y sofisticadas, fáciles de comprender a pesar de usar modismos típicos, la tercera voz destaca de manera particular por el uso de un lenguaje básico y fuerte en muchos momentos. Lenguaje característico de los barrios marginales de México que acrecientan el carácter realista de la trama.

La jerga y el caló utilizados por Arriaga llegan a convertirse en un recurso sobreexplotado que dificulta la comprensión de la lectura en muchas ocasiones, me atrevo a decir que incluso para lectores de esas mismas regiones, especialmente al inicio de la novela. Esto aunado con el tipo de narración densa y ausente de diálogos hace que la obra se haga farragosa dando la sensación de que las páginas no avanzan.

Los personajes tienen la capacidad de traspasar la ficción. Son personas bien definidas y conformadas. Personas muy humanas con sus aciertos y muchos errores que presentan su lado más instintivo, sucio, pasional.

Desde el punto de vista de Marina se explora la sexualidad femenina más primitiva y erótica, la confrontación entre realidad y deseo y el despertar hacia una realidad completamente diferente a la suya, mientras que en la narración de Francisco se aprecia un lado más psicológico y traumático impulsado, principalmente, por su infancia, así como fuertes sentimientos de superación y lucha interna. El narrador omnisciente, por su parte, mostrará un ámbito mucho más panorámico, contraponiendo los dos mundos que rigen la vida de los protagonistas; el de la danza, bello y delicado con el salvaje y cruento de la cárcel. Así mismo queda patente la diferencia de clases sociales y otros temas como el narcotráfico, la corrupción o el crimen organizado.

Si bien es cierto que, en cuanto a características físicas o personalidades, el autor se deja arrastrar por los clichés más usados en la literatura romántica. Por un lado, nos encontramos a José Cuauhtémoc, protagonista tonificado, fuerte, rubio, de ojos azules y rasgos indígenas marcados cuya personalidad es decidida, arrogante y violenta, pero en el fondo es un romántico soñador reprimido por la realidad que lo rodea. Por otro lado, Marina es una mujer preciosa, con un cuerpo delgado y torneado, elegante y delicada, se muestra fuerte a pesar de sus inseguridades, es pasional y no se encuentra como mujer hasta que conoce a José y le demuestra cómo, a través del sexo, puede explotar su feminidad. Todos estos elementos, si bien no me han parecido horribles deben ser considerados por aquellos que de forma excepcional odian este tipo de estereotipos en las novelas.

La forma en que Arriaga relaciona y exacerba la realidad con el peligro, el instinto, los abusos, la disfunción familiar, el racismo o la represión es impresionante, ya que abarca amplias y variadas temáticas rompiendo emocionalmente al lector con cada palabra sin llegar a poner el foco de atención en ello.

Como el propio autor ha indicado en algunas de sus entrevistas, la novela no tiene como base ningún tipo de documentación, por lo que la vida en prisión y las formas en las que se organiza, si bien no se situará lejos de la realidad podría ser cuestionada y desde luego no ser una fuente fiable.  

Arriaga nos obsequia con una novela romántica con una acentuada influencia de novela negra. En conjunto crea una poderosa historia de contrastes que sumerge al lector en una inmensa marejada de emociones y sentimientos, y, sobre todo, lo acerca a realidades a veces inimaginables.

Si bien son incontables las emociones que se despiertan a lo largo de la lectura, la constante es ese inexplicable desasosiego y ansiedad que la novela provoca con el paso de las páginas.

La novela es una clara muestra del quehacer literario del autor, sus dotes como guionista otorgan una historia muy gráfica, al punto de imaginarla como adaptación cinematográfica.

En conclusión, "Salvar el fuego" es una novela trepidante, impactante, cruda y sensual de tintes shakesperianos que remueve por dentro y no deja al lector indiferente.

Una novela recomendable para todos aquellos lectores que buscan una historia fuera de serie, o bien que gusten de las novelas de moda sobre crónica negra.

 

Marisa Costa

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Si te gustó este libro, también te puede interesar...

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar