Anika entre libros

Palabra de Nadie

Ficha realizada por: Anika Lillo
Palabra de Nadie

Título: Palabra de Nadie
Título Original: (Palabra de Nadie, 2013)
Autor: Alfredo Gómez Cerdá
Editorial: Edelvives
Colección: Alandar


Copyright:

© Alfredo Gómez Cerdá, 2013

© Grupo Editorial Luis Vives, 2013

Edición: 1ª Edición, 2013
ISBN: 9788426390455
Tapa: Blanda
Etiquetas: adolescencia, amistad, complejos, discriminación, literatura española, realismo, relaciones personales, 17 años, 15 años, 14 años, 16 años, 13 años, literatura juvenil
Nº de páginas: 180

Argumento:

Nadie, Teresa y Fer son tres amigos que recientemente han empezado a ir juntos a un bar a la hora del recreo. Esa amistad se afianza cada día, hasta que Fer decide cometer un error: Sergio le sugiere que haga algo que sabe de antemano que está mal, pero lo hará igualmente. 

Nadie, la amiga de Teresa (la chica más gorda del instituto), nos contará lo ocurrido en esta "novela".

 

Opinión:

 

Esta es una de esas novelas que tienen toda una intencionalidad clarísima: que se cree debate. No en vano, la propia editorial muestra una ficha de biblioteca con tags como "adolescencia", "gordura", "conflictos personales" y "amistad". Y es que se nota que está dirigida particularmente a los adolescentes (no la veo como un crossover, como adulta no me ha parecido muy amena porque inevitablemente me ha resultado de lo más previsible).

Alfredo Gómez Cerdá habla de la amistad en un trío muy curioso: A Nadie, que es quien firma la novela (pues es una aprendiz de novelista y quien toma la decisión de contarnos su historia) podremos "visualizarla" probablemente como una niña mona, sin complejos, buena estudiante y con buen corazón; Fer es guapísimo, ya nos lo dice Nadie a menudo, pero cometerá una tontería con consecuencias para todos (sólo un tiempito, el justo para que exista esta historia); y Teresa es gorda, bastante gorda, guapa pero ballenesca (en realidad es ella quien se empeña en llamarse a sí misma ballena), muy inteligente pero pasional (esa pasión anulará su inteligencia en algún momento, no nos olvidemos que está en plena adolescencia, y anda que no se cometen tonterías por "amor", y más a esas edades en las que aún no se tiene mucha experiencia). En ese sentido el autor lo ha clavado: les ha dado personalidad y les ha creado un conflicto bastante importante. A estos tres se une Sergio, el que empieza siendo el chico malo -más malo que Fer- y termina por convertirse en un chico muy guay -o sea, como Fer-, porque aquí, el final, todos molan.

En el fondo tenemos una historia de bromas deplorables, curiosidad sexual, primeros amores, inteligencia vs. complejos, y, aunque parezca muy dura, una fábula: ¿cuántos niños guapos habéis visto a esas edades echándose de novias a chicas muy gordas? Alfredo Gómez Cerdá intenta que esto sea posible, darle normalidad, que se cree debate, que se olviden los complejos y desaparezcan dianas a las que tirar los dardos… pero no deja de ser una ilusión todavía porque aún no hemos salido de la era de la belleza impuesta.

Desde luego es un libro más que ideal para leer en clase y tratar así este tipo de cosas (las bromas de mal gusto, las consecuencias del acto sexual, el físico, las relaciones personales…) pero no puedo asegurar que guste a todo el mundo: estoy absolutamente convencida de que muchos se enamorarán de la historia, y otros tantos se aburrirán, porque es una novela realista, sin fantasía, sin emociones. En realidad es una historia de chicos buenos que cometen un error y se vuelven todos muy, muy buenos, y estos tópicos no gustan excesivamente a todos los lectores.

Y os parecerá una tontería pero lo que más me ha gustado a mí ha sido un conflicto entre los alumnos y el profesor de gimnasia, Filípides. Abuso de poder, ya sabéis, esas cosas que sí me afectan incluso en la distancia y porque me ha traído recuerdos de cierta profesora de gimnasia con excesiva mala leche y muy dura, tanto que se creía que todos tenían la obligación de hacer lo mismo (no ella, ella miraba) independientemente de si tenían dolores o algún que otro hándicap, igualita que Filípides. Me ha gustado que Alfredo Gómez Cerdá haya utilizado a este personaje para tratar el hándicap que supone la gordura de Teresa en una clase como la suya. Además, es con este profesor y el enfrentamiento donde se produce el mejor momento de la novela: Capitán, oh, mi capitán, pero al revés. Alumnos unidos por una defensa justa.

Me ha gustado menos lo mucho que duda, se pregunta, se lía, se atormenta, etc. la propia Nadie con eso de que quiere ser novelista y sus dudas de cómo escribir o continuar la historia. Le da demasiadas vueltas. Aun así no creo que sea un problema para los adolescentes. Quizás hasta también se sientan identificados en ese sentido con ella.

Nota final: El 0'7% de la venta del libro se destina a proyectos de desarrollo de la ONG SED. 

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar