Anika entre libros

Entre los muros de Crickley Hall

Ficha realizada por: Anika Lillo
Entre los muros de Crickley Hall

Título: Entre los muros de Crickley Hall
Título Original: (The Secret of Crickley Hall, 2006)
Autor: James Herbert
Editorial: Debolsillo
Colección: Best Seller


Copyright:

© James Herbert, 2006

© Random House Mondadori, S.A., 2012

Traducción: Laura Rins Calahorra
Edición: 1ª Edición, Marzo 2013
ISBN: 9788490321324
Tapa: Blanda, bolsillo
Etiquetas: maltrato, malos tratos, catástrofes naturales, asesinos, más allá, fantasmas, espíritus, enfermedades mentales, misterio, fanatismo, intriga, literatura inglesa, novela, terror, horror, tragedia, videncia, tortura, casas encantadas, desapariciones misteriosas
Nº de páginas: 606

Argumento:

Gabe y Eve se trasladan de Londres con sus hijas, Loren y Cally, a una mansión en las afueras conocida como Crickley Hall. Allí, durante la Segunda Guerra Mundial, ocurrió una tragedia: una terrible inundación acabó con las vidas de un grupo de niños huérfanos que estaban en aquella casona bajo la tutela de dos profesores, Augustus y Magda Crabben, hermanos para más señas, muy estrictos pero muy bien vistos por el párroco del lugar.

Tanto Eve como la pequeña Cally comienzan a ver figuras en la casa, Loren empieza a sufrir un agotamiento brutal que desaparece al irse a la escuela, y todos escuchan golpes que asustarían a cualquiera. Pero mientras Eve cree que esos fenómenos tienen que ver con el pasado de la casa y, seguramente, también con su hijo desaparecido del que aún no saben si está vivo o muerto, Gabe, a pesar de las evidencias, prefiere creer que todo puede tener una explicación de lo más lógica, por eso él accede a que el viejo Gordon Pyke acuda a la casa para demostrar que allí no hay fantasmas. 

Sin embargo allí se esconde la maldad personificada en un ente maléfico con mucho poder. Y más cosas…

 

Opinión:

 

Este es uno de esos libros que me en-can-tan. No hay tantos, aunque parezca lo contrario, que estén basados en fantasmas y casas encantadas y que siendo tan amplios no tengan desperdicio. Ni tantos que tengan la capacidad de grabarse en tu mente. Me explicaré: Empecé a leer el libro y tuve que abandonarlo porque la edición de bolsillo tienen la letra muy pequeñita y me provocaba dolor de cabeza. Eso fue en verano y llevaba medio libro leído. Meses después, de hecho al año siguiente ya, volví a cogerlo y me lo acabé de tirón (me resultaba imposible volver a dejarlo porque me gustaba mucho), y lo que quiero decir es que cuando volví a retomarlo me acordaba absolutamente de todo. Esto, puedo jurarlo, no me pasa con todos los libros.

Para no dejar el tema de la letra sí querría decir que para los que tengan problemas con la letra pequeñita tienen otras dos opciones: leer la edición anterior de Plaza & Janés, que imagino que no sería tan pequeña, o el e-book, pues tiene versión electrónica y, por lo que sé, el tamaño de la letra se puede cambiar. 

A mí me encanta James Herbert, sus novelas tienen siempre una dosis elevada de emoción, acción y peligro, desperdicia -si lo hace- muy pocas páginas, y sus libros se leen con avidez. En este caso, además, tenemos bastantes personajes pero todos muy bien relacionados, un pasado oficial y otro cuyo secreto sólo conoce uno de los personajes y descubre otro (una vidente), pero no será prácticamente hasta el final (y son seiscientas páginas) cuando se sepa exactamente qué pasó en la casona en aquella lejana Segunda Guerra Mundial. Mientras tanto tenemos esas otras pinceladas de fantasmas que se aparecen, capaces de provocar terror y hasta dar golpes en lugares y en personas, energías que se alimentan de los vivos, espíritus que se mueven por la casa, sensaciones horribles que acosan a los habitantes y visitantes de Crickley Hall, flashbacks que nos cuentan parte de lo ocurrido en el pasado, amenazas casi palpables… 

Puede que haya quien no entienda por qué está ahí el personaje de Cam, un niño pequeño, hijo de los protagonistas (tienen dos hijas más) que desapareció hace ya mucho tiempo. La madre está convencida de que está vivo y se comunica con ella de alguna forma telepática. Pues más real no puede ser. Cuando te pasa algo raro -y en esta novela ocurren cosas raras que tienen mucho que ver con el más allá- tiendes a relacionarlo con tu vida, no con la vida de otros, así que Eve tiene motivos para pensar que es su hijo quien pretende comunicarse con ella. Con esa duda acude a la vidente, Lili Peel, metiéndola así en la aventura paranormal.

El otro personaje en discordia es un anciano que pretende demostrar a Eve y Gabe que los fantasmas no existen, no obstante cuando James Herbert empiece a hablarnos más de este personaje la historia dará un vuelco ¿Es quien dice? ¿Pretende de verdad demostrar que no hay fantasmas en Crickley Hall? ¿Por qué visita a la vieja Magda Crabben, quien lleva sin hablar desde que la internaran?

Otros personajes son Nancy y Percy. Nancy fue maestra en la época en que los niños huérfanos estaban a cargo de Augustus Crabben y Magda Cribben. Percy era su enamorado entonces, y jardinero anciano en la actualidad que les habla a los Caleigh (Gabe y Eve) de todo lo que él sabe sobre la casa y lo que ocurrió o sospechó que ocurrió. Estos dos personajes no dejarán de ser importantes en toda la novela y os ofrecerán un momento bastante emotivo -aunque cortito- antes de que acabéis el libro.

En "Entre los muros de Crickley Hall" descubriremos un mundo de sadismo, psicópatas, torturas, malos tratos, terror, odios, enfermedades mentales, tragedias naturales, fanatismo… Y sabremos de ello con detalle, pero cada cosa en su momento, de forma que siempre nos apetezca seguir leyendo. El final probablemente nos satisfaga a todos porque tiene sus dosis de emociones varias (y no diré, aunque me muerdo las uñas para no hacerlo, detalles sobre éste-) pero sí que muestra lo que todos esperamos: una visión fantasmal que de fin a la historia.

Termino como empecé: Crickley Hall me encanta, como no puede ser de otra manera con una casa encantada en una novela de terror. 

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar