Anika entre libros

Puerta al verano

Ficha realizada por: Fernando Martínez Gimeno
Puerta al verano

Título: Puerta al verano
Título Original: (The Door into Summer, 1957)
Autor: Robert A. Heinlein
Editorial: La Factoría de Ideas


Copyright:

ISBN de acceso a edición disponible: E-book

Edición: 1ª Edición, Julio 2005
ISBN: 9788498009040
Etiquetas: ciencia ficción sci-fi literatura estadounidense mundos paralelos dimensiones paralelas viajes temporales viajes en el tiempo

Argumento:


El ingeniero en robótica Dan Davis ha conseguido por fin la invención de su vida: un robot casero con habilidades extraordinarias, destinado a cambiar el rutinario paisaje del ama de casa para siempre. Pero entonces, su socio y amigo Miles, y su novia, Belle, le traicionan arrebatándole la empresa que tanto le costó levantar. Borracho, engañado y confundido se hará criogenizar durante treinta años para volver a la vida en el 2000. Para cuando despierta nada es lo que esperaba. La ingeniería no funciona como antes, sus inventos cambiaron el mundo de una manera radical... Y existe el viaje en el tiempo, abriéndole un camino de posibilidades que nunca hubiera imaginado.

(argumento editorial)

 

Opinión:

 

Fernando Martínez Gimeno


"Puerta al verano" es el primer libro de Robert A. Heinlein que leí, y no me pude quedar con mejor sabor de boca. Ciencia ficción en estado puro, y además con viajes en el tiempo, uno de los temas recurrentes en el género que a mí en particular me atrae mucho.

El protagonista, Dan, es un poco como la imagen que tenemos del inventor a la antigua; encerrado en su taller y pasando largas temporadas sin dormir cuando está en pos de algún nuevo artefacto. Es una idealización del "sueño americano", en donde todo lo que se necesita es una buena dosis de ingenio y conocimientos técnicos para poder dar en el clavo con un nuevo aparato, que al comercializarse cambie la vida de miles o millones de personas, y de paso enriquezca a quien lo ideó.

En la época en que Heinlein publicó su libro, las tecnologías que tuvieron su boom después de la II Guerra Mundial (electrónica, cibernética, telecomunicaciones...) habían cambiado notoriamente la vida de los habitantes de los países desarrollados. No es de extrañarse que Heinlein extrapolara estos avances hasta la época futura en que viven los protagonistas del libro: 1970.

Como acción desencadenada por las circunstancias, Dan emprende el "sueño frío", que es como le llamaban a un costoso servicio que se ofrecía a personas que quisieran congelarse para, por ejemplo, despertar en alguna época futura donde hubiera una cura para su enfermedad, despertar como seres inmensamente ricos después de dejar invertido su dinero por un muy largo tiempo, o simplemente saltarse su propia generación y ver cómo sería el mundo después de muchos mañanas. El año de destino que Dan elige es el número redondo 2000 (aunque el 2001 entró apenas dos semanas después de que lo "despertaron").

Como cualquier autor que se haya aventurado a hablar de un futuro lejano a su época, pero no lo suficiente como para que no lo hayamos alcanzado aún, Heinlein hace "predicciones" que ahora nos resultan divertidas, pero no por eso dejan de ser sumamente ingeniosas, y notoriamente descritas por un maestro en su género, que se da la libertad de incluir detalles deliberadamente chuscos.

A lo largo de toda la novela, Heinlein se las ingenia para plasmar una multitud de acontecimientos y detalles que nos hacen pensar sobre la causalidad de los eventos y las paradojas que surgen siempre que de viajes a través del tiempo se trate. Pero no son los detalles y conceptos los que se llevan las palmas del lector, sino el cómo todos estos elementos conforman el escenario en donde el protagonista, ante la adversidad, tendrá que vencer su angustia y desesperación, y principalmente tomar decisiones inteligentes y acertadas (no sin grandes riesgos) para rehacer su vida entre el presente y el futuro, o el presente y el pasado según la fecha que se tome como referencia. Dan tendrá que encontrar su puerta al verano.

Se plasma, a través del ingeniero protagonista, una visión de las posibilidades que un mundo tecnologizado da al desarrollo de la humanidad, sin profundizar, como en otras obras, sobre tópicos netamente sociales. Inclusive en algún momento de la historia que se relata, el protagonista, ante su incapacidad de comprender una compleja situación del mundo del año 2001 declara lo siguiente: "Más valdría que me dedicase exclusivamente a la ingeniería; la economía era demasiado esotérica para mí."

Dada la naturaleza de Dan, el protagonista, hay elementos de sobra en la novela que ilustran la influencia de los conocimientos científicos y los desarrollos tecnológicos en la sociedad y en el quehacer común de los individuos, como se han venido dando desde el siglo XVIII, pero, aprovechando los desplazamientos temporales.

El futuro que prevé Heinlein nos hace sonreír, puesto que, alcanzado el año 2000, pocas cosas de las que describe se han cumplido. Pero esto no es óbice para que se disfrute plenamente, ya que los escritores de ciencia-ficción no son adivinos, ni tienen por qué acertar en sus escenarios imaginados.

Trasgresor, coexiste en la novela una subtrama de amor familiar. En este caso es una sobrina de poco más de diez años, la que es objeto del amor del protagonista. Pero no hay que temer que se trate de un amor pedofilo.

Gracias al viaje en el tiempo, y la criogenización, la edad no es un inconveniente, ya que se pude uno esperar a que la persona amada alcance una edad conveniente, y no penada por las leyes. Recomendable para todos los amantes del género que deseen pasar unas horas de agradable lectura. Incluso podría ser recomendada para el que se inicie en la ciencia-ficción, ya que es muy probable que la disfrute y no se arrepienta.

"Puerta al verano" demuestra por qué Robert A. Heinlein ha vendido más de 50 millones de copias de sus libros en todo el mundo, ha ganado una innumerable cantidad de premios y tiene el título del Gran Maestro de la ciencia ficción.
 
Fernando Martínez Gimeno

 

Rey Camesí

Es uno de los mejores libros de ciencia-ficción que he leído. No sólo trata este género, sino que también hay un poco de suspense, con la estafa a Davis por parte de los otros dos. Además es bastante completo, puesto que también trata el tema de los viajes en el tiempo. En general he quedado muy satisfecho con el resultado.

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Si te gustó este libro, también te puede interesar...

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar