Anika entre libros

Prisioneros de Zenda (juvenil)

Ficha realizada por: Anika Lillo
Prisioneros de Zenda (juvenil)

Título: Prisioneros de Zenda (juvenil)
Título Original: (Prisioneros de Zenda, 2012)
Autor: Fernando Marías
Editorial: SM


Copyright:

© Texto de Fernando Marías, 2012
© Ilustraciones de Javier Olivares, 2012
© Ediciones SM, 2012

Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición, 2012
ISBN: 9788467556346
Tapa: Dura
Etiquetas: aventuras, crossover, cuentos, relatos, homenaje, guiños, libros ilustrados, ilustrado, literatura española, piratas, corsarios, zombis, 17 años, 18 años, 15 años, 14 años, 16 años, 12 años, 13 años, lij
Nº de páginas: 216

Argumento:


Cuatro relatos que narran aventuras pero cuyas historias difieren mucho unas de otras: tenemos piratas, zombis, presos y a un militar que buscando a un extraño hombre de las nieves se encuentra a sí mismo.
 
Del prólogo se encarga un villano que tiene mucho que ver con este libro: Rupert de Hentzau (nacido en "El prisionero de Zenda" de Anthony Hope)
 
Lo ilustra Javier Olivares, y con Fernando Marías hacen un homenaje a las historias de aventuras clásicas.

Opinión:


Quienes amamos los libros no sólo como lectura si no como objetos físicos estamos de enhorabuena con el diseño que Ediciones SM le ha procurado a "Prisioneros de Zenda". Para empezar está encuadernado en tapa dura (de los de verdad, de los que se mantienen de pie), el lomo es de tela, las hojas son fuertes, está bien cosido y encima es un libro ilustrado. Pensad en lo que os he descrito y ponedle un precio. Sí, seguro que hemos pensado algo por encima de su precio: 12,95 €. Una delicia de libro a un precio asequible.
 
Y eso es sólo el aspecto físico y el precio. "Prisioneros de Zenda" es mucho, mucho más. Para empezar el prólogo, que es un relato más dentro de este conjunto de prisioneros -cada uno a su manera-: personajes atados a situaciones o personas, reos encarcelados... De todo hay.
 
Lo más maravilloso de todo es el conjunto pero es que si hablas por separado de cada elemento lo es ya independientemente del resto. Sin embargo os diré algo: cuando ví las primeras ilustraciones fruncí el ceño, no estaba segura de que me fueran a convencer. Cuando empecé a leer las historias me di cuenta de lo bien que se complementaban esas ilustraciones con el texto, de la fidelidad de las escenas, de lo bien que Javier Olivares y Fernando Marías se compenetraban a la hora de trabajar juntos, y es que no es la primera vez que lo hacen: se estrenaron con la novela "El silencio se mueve". En cuanto a las páginas pintadas, toda la tranquilidad del mundo porque la letra se ve bien sobre esos fondos de color. Y hablando de fondos de color: cada historia tiene el suyo y personalmente creo que están muy bien pensados.
 
Lo que tenemos entre las tapas y las ilustraciones son cuatro cuentos que se han convertido en un homenaje sincero a la aventura clásica, a esos libros que nos recuerdan a nuestra niñez. Curiosamente tres de ellos ya existían y  Fernando Marías los retocó para que se acoplaran a la perfección a este nuevo proyecto, y el último es inédito.
 
En "La redención del pirata Perrosangre" conoceremos una historia de piratas que en un momento dado da una vuelta de tuerca y se pone del revés. Nada es lo que parece.
 
En "El ángel de las noches muertas" nos narran la historia de un zombi, un hombre aún cuerdo pero enfermo en una historia de cazadores y supervivientes.
 
En "El preso de la cárcel del olvido" conoceremos una historia que está parcialmente basada en hechos reales: un grupo de hombres, deseosos de luchar por la patria, prometió al alcaide de la cárcel donde estaban encerrados salir a pelear por el país, y volver a la noche. Volvieron todos menos uno. Fernando Marías nos ofrece una versión de esa ausencia, un por qué.
 
Y en "Xekt y las sombras" nos enteramos de que según dicen hay un peligroso hombre de las nieves que se convierte en un caramelo para un militar que cree que si lo caza volverá como un héroe. Caerá en una trampa y Xekt le dará una lección de la que no os contaré nada porque perdería la gracia.
 
Por la forma en que está escrito, sin limitarse a la visión cinematográfica que tanto admira su autor, la historia puede llegarles fácilmente a los jóvenes a partir de doce años, pero curiosamente y dependiendo de la edad que tengamos cada lector (incluida la nuestra, la de los adultos) extraeremos unas u otras cosas. Y ahí radica otra parte de su riqueza: este mismo libro leído en diferentes ocasiones ofrece más lecturas, aporta más líneas de pensamiento. Porque será un homenaje a las aventuras pero no se limita a ellas. Detrás de cada aventura se encuentran unos personajes con sus propias historias.
 
"Prisioneros de Zenda" es una auténtica delicia donde un e-book no tiene nada que hacer. En un partido de fútbol sería 10-0. El 10 pertenecería al libro físico. Para quitarse el sombrero y besar sus tapas.
 
Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar