Anika entre libros

Perillán

Ficha realizada por: J. Javier Arnau
Perillán

Título: Perillán
Título Original: (Dodger, 2012)
Autores: Terry Pratchett, Lyn Pratchett
Editorial: Fantascy


Copyright:

© Terry y Lyn Pratchett 2012

© Penguin Random House Grupo Editorial S.A., 2014

©  Paul Kidby, por las ilustraciones

Traducción: Manuel Viciano Delibano
Ilustraciones: B/N
Edición: 1ª Edición: Julio 2014
ISBN: 9788415831235
Tapa: Blanda
Etiquetas: aventuras, sociología, crossover, época victoriana, fantasía, género fantástico, Historia, homenaje, literatura inglesa, novela, crónica, Londres, 17 años, 18 años, 15 años, 14 años, 16 años, 13 años, literatura juvenil, Dickens, Oliver Twist, Mayhew, Copperfield, Bazalguett
Nº de páginas: 400

Argumento:

Perillán: granuja, tuno, bribón, astuto, pícaro; en este caso, el protagonista,un alcantarillero de buen corazón que salva a una muchacha de dos matones. Dicha heroicidad es presencia por Dickens y Mayhew, que le instan a averiguar todo lo posible sobre el caso, iniciando así una aventura que llevará al protagonista desde las cloacas del Londres victoriano, hasta el palacio de la reina, pasando por todos los estados y estamentos intermedios. Dicha peripecia, además, tendrá repercusiones internacionales.

 

Opinión:

 

De entrada, dejar bien claro que esta no es una novela de Mundodisco, si no de las independientes, enfocadas al público juvenil, publicadas por Terry Pratchett. Sí tiene puntos en común, como las otras, con las basadas en dicho mundo de fantasía creado por Pratchett., lo cual es lógico, pues cada autor tiene su estilo y sus modos de encarar la escritura. Pero vamos, que se podía haber situado en Ankh-Morpork tranquilamente… pero si el autor no lo hace es porque esta novela, parte del simple hecho de entretener, parece tener algunos objetivos más, prácticamente declarados por Pratchett tanto en la dedicatoria, como en el "prólogo" ("agradecimientos, vergüenzas y excusas del autor, con un poco de vocabulario y usos por el mismo precio"). Dichos objetivos sería rendir homenajes tanto a la novela "dickensiana", a las personas que lucharon por mejorar las condiciones de vida de los pobres de Londres (pobres que eran muchos, y en situaciones extremas), como Henry Mahyhew, Angela Burdel-Courts, Joseph Bazagette, etc. Y también, un homenaje a aquel Londres, su extraño sistema monetario, la jerga, la diversidad de sus habitantes, su arquitectura, con parte heredada de os romanos, sus espectáculos…

Como comento en la sinopsis, Perillán es un joven alcantarillero, que se ve involucrado en un asunto con tintes internacionales, debido a su buen corazón. En realidad, como vamos descubriendo en el transcurso de la novela, a pesar de tener un "don para que los pequeños objetos ajenos acaben en sus bolsillos", su bondad hace que muchas veces sea el benefactor de los suburbios donde vive, dado que no puede pasar por alto la injusticia en ninguna de sus vertientes. En ello influye su relación, de "simbiosis" con el venerable Solomon, un judío que vive de arreglar pequeños artilugios y aparatos; ello hace que Perillán tengo un techo bajo el que dormir, esté razonablemente bien alimentado y aseado, y tenga una conducta moral poco frecuente en los ambientes que frecuentan.

El protagonista no difiere mucho de otros personajes creados por Terry Pratchett, ya sea en Mundodisco, o en las novelas independientes, para un público juvenil-adulto. Me refiero, por ejemplo, a Rincewind (El color de la magia, La luz fantástica, y otras), Húmedo Von Moustachen (Cartas en el asunto, Dinero a mansalva), Crowley (Buenos presagios), etc. Vividores, granujas, pícaros… en mayor o menor medida, a veces bordeando, o directamente, en el lado equivocado de las leyes, pero de buen corazón, que finalmente acaban ayudando al prójimo, e involucrándose en sus problemas, aún a costa de ellos mismos.

En este caso, debido al homenaje que Pratchett realiza a la novela dickensiana, y al Londres victoriano, su personaje se puede asemejar también a un David Copperfield, o un Oliver Twist, pero en medio de toda la acción y aventura que el autor es capaz de proporcionarle.

Hay momentos hilarantes, no podía ser menos, tratándose de Terry Pratchett, tanto en los consabidos juegos de palabras, malentendidos, etc, como en los momentos de acción

Y todo ello hace que la novela derive a un público adulto (juvenil, pero no tanto), debido a la sordidez de algunas escenas, como por el lenguaje, y por momentos de gran dureza, en las reflexiones del protagonista, que nunca se había parado a pensar en ellas, como en la vida en los suburbios en condiciones de extrema pobreza; también por el lenguaje empleado en varias ocasiones. Además, los hechos, y personaje, históricos que se nos muestran, también necesitan de un cierto bagage cultural para aprehenderlos en su mayoría.

Al hilo de esto, a pesar de que se ha considerado una fantasía histórica, me inclino más por la ucronía; fantasía como la conocemos no aparece; sin embargo, como el autor reconoce,  a veces ha tenido que "jugar" un poco con las fechas para encajar a ciertos personajes en épocas históricas que no acaban de corresponderle, pero que por el buen desarrollo de la idea que tenía en mente, tenían que aparecer ahí.

Algunos personajes se mueven en claroscuros, en la "niebla" que según Dickens hace que se vean las cosas bien definidas, y por ello inventemos nuestra propia realidad. Aparecen personajes y lugares históricos y legendarios, (Sweeny Tood, Charles Baggage. Disraeli, además de los nombrados anteriormente), y en esa indefinición se mueven granujas, policías, ministros, reinas, familias de enorme fortuna, y demás personajes, unos intentando que no se produzca un incidente internacional, otros intentando salvar una simple vida. Todo ello llevará a Perillán a tener que elaborar planes, llevarlos a la práctica, pactar con sus enemigos naturales, luchar con asesinos profesionales, intervenir en la política internacional… y a enamorarse, claro está

Un pequeño defecto que le veo… se hace un poco larga, a diferencia de otras del autor; en el ansia de presentar a Perillán como un buen chico, y convertirlo en un héroe de cara a la opinión pública, la acción a veces se alarga en demasía Esto se compensa metiendo momentos humorísticos que desahogan un tanto este alargamiento, lo cual es de agradecer; pero tal vez, sobre todo pensando a quien puede ir dirigida, hubiera sido preferible haber llegado antes al tramo final, a la resolución del caso Que además, una vez resuelto, aún tarda un poco más en cerrarse el libro).

Aún así, una buena novela, en la que el objetivo puede ser más el homenajear a los defensores de los pobres del Londres victoriano y, por extensión a la novela dickensiana (Dickens utilizaba sus novelas para tal fin, mientras que Mayhew y otros recopilaban entrevistas, anotaciones y escritos recogidos en los barrios miserables para presentarlos a los politicos, y Bazalguett y otros ingenieros se preocupaban por la salubridad de las zonas más deprimidas), aunque sin dejar de entrener y divertir, como es característico en las obras de Pratchett .

J. Javier Arnau

  

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar