Anika entre libros

Oricalco. La luz de la Atlántida

Ficha realizada por: Gemma Nieto
Oricalco. La luz de la Atlántida

Título: Oricalco. La luz de la Atlántida
Título Original: (Oricalco, 2010)
Autor: Julio Murillo
Editorial: Martínez Roca


Copyright:

© Julio Murillo Llerda, 2010

© Editorial Martínez Roca, 2010

(ISBN de acceso a edición disponible: E-book)

Edición: 1ª Edición, Abril 2010
ISBN: 9788427036154
Tapa: Dura
Etiquetas: Atlántida, mitos, religión, culturas antiguas, civilizaciones, civilizaciones antiguas, culturas, género negro, histórica, literatura española, thriller, secta, ficción histórica, esoterismo, aztecas, mayas, biblia, La India, Inglaterra, El Cairo
Nº de páginas: 444

Argumento:


Inglaterra: en el Museo Británico acaban de asesinar a sus dos guardias de seguridad y un escarabajo egipcio de gran importancia ha sido destrozado a martillazos.

Florencia: una escritora y especialista en egiptología con un pasado doloroso, Paola Lazzari, presenta su último libro.

El Cairo: unos cristianos coptos ven como sus tesoros más importantes están a punto de ser descubiertos.
 
El inspector de Scotland Yard, Martin Scott, será el agente designado para resolver el crimen del Museo Británico. Necesitará recabar la ayuda de la escritora italiana, Paola Lazzari, para comprender el significado de un extraño jeroglífico descubierto en el interior del escarabajo destruido. Sus pesquisas les conducirán hacia Egipto, en donde entrarán en contacto con un grupo de cristianos coptos que intentan mantener oculto el que podría ser el descubrimiento más importante de la humanidad: su propio origen.
 
Mayas, aztecas, la Atlántida, incluso La India, la Biblia o las conocidas teorías del pseudocientífico Robert Bauval se dan la mano en Oricalco, la última novela de Julio Murillo para acercarnos, de un modo ficcionado, a los comienzos de nuestra historia como civilización.

 

Opinión:


Julio escribe de una forma muy visual utilizando una prosa clara y sencilla que ameniza la narración para que el lector solo tenga que ponerse cómodo. La novela fluye rápida saltando de un tema a otro y le conduce sin estridencias hasta el final.
 
Aunque en las primeras páginas la acción te desplaza desde Inglaterra, hasta Florencia y Egipto, el autor conecta con tanta maestría estos tres hilos argumentales, que comienzan como historias diferentes, que el lector se siente atrapado por su forma de narrar. Algo que Julio Murillo sabe hacer de maravilla y que le mantendrá enganchado a través de las más de 400 páginas que componen la novela.
 
La primera parte de la obra, probablemente los dos primeros tercios, disponen de una gran calidad y de una enorme belleza plástica. Su vocabulario es extenso pero comprensible y he disfrutado con sus comparaciones inteligentes. Se percibe que el autor se ha documentado a conciencia y sabe dónde y cómo ir superponiendo los datos con la trama de tal forma que parecen encajar a la perfección. Incluso los diálogos son eficaces y guían al lector al tiempo que le ofrecen importantes datos para comprender la historia.
 
El último tercio de la novela, por el contrario, me ha sorprendido. Y no muy gratamente. He percibido un escalón importante en cuanto a la calidad. El personaje de Paola Lazzari, la egiptóloga que ayuda a desvelar el misterio de la trama, se desinfla como por arte de magia. Sólo el inspector Martin Scott y su homólogo de la embajada, Edward Fisher, al interrelacionar crean diálogos mordaces de gran valor. Por otra parte, la cantidad de documentación que aporta el autor comienza a ser excesiva y ya no se encuentra inserta con tan buen acierto en la narración. Un lector versado en esoterismo, ávido lector de Zecharia Sitchin, de Erich von Däniken y habitual de las revistas Más Allá, Enigmas y Año Cero, descubrirá ilusionado como todas las teorías que ha leído se vierten en Oricalco; pero, para aquél que sea ajeno a los temas esotéricos, los datos se amontonarán en su cerebro pudiendo crearle cierta confusión: atlantes, egipcios, aztecas, mayas, La India, la Biblia… Creo que el autor ha pretendido enlazar temas muy diversos encontrando, en ocasiones, puntos en común demasiado endebles y eso le ha obligado a tener que aportar mucha documentación extra para que un lector neófito entienda lo peligroso de los misterios que intentan desentrañar sus personajes.
 
Otro de los puntos que no ha podido mantenerse en pie son dos personajes que me parecen trazados a medias, el de la protagonista femenina Paola y el del sicario asesino Arnold Foster. La primera se nos presenta como una mujer mesurada y una gran profesional con una enorme fuerza interior que, a medida que se acerca el final de la novela se ha deshecho en lágrimas mil veces; y el sicario con trazas de matón a sueldo acaba sabiendo de la Atlántida, y de los misterios que esconde, tanto o más que un catedrático.
 
La historia en su conjunto es buena, pero sigue la estela de las numerosas novelas publicadas en los últimos años, tipo thriller histórico-religioso, con sectas malas malísimas, gente común que se ve inmersa en situaciones increíbles, buenos muy buenos y misterios sorprendentes. Es una buena novela que goza de saber entretener al lector medio con una lectura agradable. Sólo un último apunte: hay muy poca historia en la trama, casi todo lo que se cuenta como verídico se reduce a diferentes teorías esotéricas mezcladas, eso sí, con cierta pericia.

Gemma Nieto

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar