Anika entre libros

Oblivion. Tormenta de estrellas (Oblivion 2)

Ficha realizada por: Anika Lillo
Oblivion. Tormenta de estrellas (Oblivion 2)

Título: Oblivion. Tormenta de estrellas (Oblivion 2)
Título Original: (Tormenta de estrellas, 2012)
Autor: Francesc Miralles
Editorial: La Galera
Colección: Luna Roja


Copyright:

© Francesc Miralles, 2012

© Ilustraciones de Berto Martínez, 2012

© La Galera, SAU Editorial, 2012

Ilustraciones: B/N
Edición: 1ª Edición, Octubre 2012
ISBN: 9788424641597
Tapa: Blanda
Etiquetas: romance, juvenil, misterio, experimentos, juvenil romántica, literatura española, trilogías, 15 años, 14 años, 16 años, 12 años, 13 años, literatura juvenil
Nº de páginas: 261

Argumento:

Sasha ha vuelto con su familia a La Graciosa aunque durante el curso comparte habitación con Rubén, un garrulo natural que acabará siendo, para el propio Sasha, el único "normal", y es que en La Graciosa todo ha cambiado: la gente está rara, se fija mucho en él, sus padres se están forrando misteriosamente y no ponen pegas a nada e incluso le animan -sobre todo el padre- a hacer cosas que a él no le apetecen… Mucho misterio que se acentúa cuando aparecen en su vida Petra y Ernesto, la pareja perfecta que se lleva todas las miradas pero que parecen tener interés sólo en él.

Y para más INRI, Sasha descubre ropa de Ivonne en la isla.

 

Opinión:

 

Este es uno de esos segundos libros de trilogía donde se percibe claramente que es libro-puente. Empieza bien, mantiene el misterio un tiempo, pero luego se relaja y esperas a que vuelva ese misterio. Recordemos que en la primera parte Sasha descubría un local que aparecía y desaparecía con sus parroquianos -jóvenes y guapos- y que Ivonne le había confesado dos cosas: eran conejillos de indias de un experimento, y estaban en peligro.

Durante el tiempo en que no pasa nada especial tiene más protagonismo Petra, una chica perfecta que está interesada en Sasha. De hecho con ella ocurre una lluvia de estrellas y nos rememora aquello de lo que nos hablaron -y todavía no sabemos si es metafórico o acabará siendo literal- sobre extraterrestres. Y esto sí que es curioso, veréis…

Dice Petra (una de las protagonistas) que cuando hay una lluvia de estrellas algún ovni aprovecha la confusión para colarse. No es tan raro, el último meteorito que cayó a Tierra en Rusia coincidió con varios avistamientos en el mismo y previos días (en España, una bola anaranjada haciendo zig zag en el cielo según habitantes de Madrid. Hubo más avistamientos en Jaén, Córdoba, Cádiz o Valencia y no sólo no se podía ver el meteorito de Rusia si no que no actuaban como tal), y según contaba César Cabo, que desde hace un tiempo además de pilotar aviones recoge testimonios de otros pilotos que han visto ovnis, se vieron extrañas trazas del radar en el mismo sitio donde el año pasado hubo un avistamiento (éste sí, visto por el propio piloto). En este caso la controladora veía dos puntos en el radar escoltando al avión de forma prolongada durante unas cuantas millas, pero el piloto no veía nada. Después otro avión pregunta si ve algo a su alrededor y el avión cuenta que él está viendo unas luces parpadeándole, rodeándole y moviéndose sin parar -la controladora no veía nada en el radar-. El piloto dijo literalmente "no sé lo que estoy viendo" y pidió descender y cambiar de nivel, pero las luces bajaron con él para luego desaparecer. Esto ocurre más a menudo de lo que se sabe.

Está claro que Francesc Miralles puede contarnos una historia de extraterrestres y ovnis, y aun pudiéndole decir que es pura invención y que "menuda imaginación la suya" con ese toque escéptico de quienes no valoran ni la creatividad ni su desconocimiento del mundo más allá del nuestro, tampoco se le puede achacar que su historia se quede coja o no se sustente en nada. Son muchas las casualidades -ésas que no existen- respecto a avistamientos y lluvias de estrellas, momentos clave (el día que renunció el Papa un cura fotografió una extraña luz-rayo sobre el propio Vaticano) de la historia, etc... Miralles ha sabido, por tanto, enlazar esos momentos en su novela, aunque sólo sea uno y apenas alguna referencia más. Y aunque esto no sea lo más importante de la novela sí me parecía correcto subrayar la importancia de la casuística para darle peso a su historia.

¿Por qué? Porque es más creíble -a pesar de lo difícil que es esto para los escépticos- que el propio experimento. De hecho no es raro el experimento -que lo es- porque los yanquis y los rusos, por ejemplo, han hecho de todo, más raro y hasta peor, pero la complicidad de toda una isla sí lo es, y la persona que está detrás de todo -algo que no sabremos hasta el final- también resulta de lo más chocante. Así pues la historia empieza a ser extravagante, por eso, al menos yo, necesito leer el tercer libro para no sólo saber cómo acaba si no para ver si Francesc me da la gran sorpresa y puedo aplaudirle por ella. No es fácil, se ha metido en un lío con "Oblivion" y va a tener que hacer malabarismos.

En todo caso unos avisos a navegantes: "Oblivion 2" también es ameno y de rápida lectura y la incursión de un "ensayo" muy personal escrito por Birdy pone su punto gracioso en la novela, aunque da la impresión de que está ahí porque el final abrupto de la novela nos hubiera dejado rabiosillos. Justo cuando empieza lo mejor, acaba. Necesitamos el tercero cuanto antes. 

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar