Anika entre libros

Nadie ama a un policía

Ficha realizada por: Joseph B Macgregor
Nadie ama a un policía

Título: Nadie ama a un policía
Título Original: (Nadie ama a un policía, 2007)
Autor: Guillermo Orsi
Editorial: Almuzara
Colección: Tapa Negra


Copyright:

© Guillermo Orsi, 2007

© Editorial Almuzara, S. L., 2007

Edición: 1ª Edición: Mayo 2007
ISBN: 9788496710825
Etiquetas: crisis, género negro, asesinatos, secuestro, policiaca, literatura argentina, libros premiados
Nº de páginas: 365

Argumento:


Una noche de diciembre, Pablo Martelli, sub-comisario de la Federal Bonaerense, exonerado del servicio activo y que ahora trabaja como vendedor de sanitarios, recibe una inesperada llamada de Edmundo Cárcano, exigiéndole reunirse con él urgentemente. Tras más de seis horas de carretera, Martelli (Gotán para los amigos) se presenta por fin en la casa de la playa, propiedad de Edmundo pero es demasiado tarde: ha sido asesinado. 

Isabel, hija del recién fallecido, sospecha de Lorena, la joven veinteañera con la que hasta ese momento el setentón mantenía una relación sentimental. Piensa además que debido a este affaire su padre andaba metido en "cosas raras". Días después, Lorena se convierte (presuntamente) en la tercera víctima de un asesino en serie. Paralelamente, Isabel, la hija de Cárcano, ha sido secuestrada y se ignora su paradero.

Gotán intenta salir del tremendo embrollo en el que se ha metido, casi sin pretenderlo, con ayuda de El Pepa, un periodista amigo, Burgos el forense, y Ayala y Rodríguez, una singular pareja de policías de Bahía Blanca.

  II Premio Internacional de Novela Negra, Ciudad de Carmona

 

Opinión:

 

Un país en estado de sitio mientras su presidente escapa en un helicóptero; represión en los barrios marginales y cacerolada, crisis económica, gente que cambia dólares o que saquea comercios, mafia y conspiración por siniestros personajes que mueven los hilos, Informes Naranjas y jueces presuntamente insobornables, tráfico de armas, asesinos en serie y… en medio de todo este meollo, Martelli, un policía al que no resulta extraño que nadie ame.

Parece que a Pablo Martelli, Gotán para los que lo conocen y aprecian (¿Existe alguna persona en realidad?), lo único que le interesa es descubrir la verdad: por un lado, quién mató a su amigo y por qué; por otro, quién secuestró a su hija y por qué; y en consecuencia, cuál es su paradero, dónde se encuentra escondida, si estará muerta o viva…

El resto parece que le resbala. Por eso su actitud puede ser entendida como un modo de evasión de la realidad, como propia de un tipo que ha vivido y ha visto ya mucho… demasiado; es decir, la de alguien que está bastante de vuelta de todo. Pero pienso que quedarse en eso puede ser un error.

Es verdad que Gotán parece avanzar siempre a contracorriente. Lo único que le interesa es desvelar el enigma, salir del tremendo embrollo en el que se ha metido por haber contravenido una norma que pensaba inalterable: contestar el teléfono a medianoche.

Como un "extranjero" en su propia tierra (un extranjero a lo Camus) el ex-policía intenta buscar un sentido a todo lo que le rodea: a un país que se hunde irremediablemente. Sólo descubriendo la verdad podrá convencerse así mismo de que no todo está tan podrido, o de que sí lo está… pero que al menos se puede hacer algo de justicia, encontrar a los culpables, desenmascarar a los que mueven los hilos…que aún le queda un poquito de dignidad.

Por eso, pienso que lo que hace tan atractivo este personaje es que aunque percibimos desde un principio su vocación de perdedor, hay algo muy poderoso que le impulsa a no perder la esperanza de redención. Parece que no está muy satisfecho de su trabajo como policía durante la dictadura y por eso sus intentos por descubrir la verdad tienen un carácter fuertemente moral.

Otro aspecto que me gusta de esta novela es el lenguaje. Guillermo Orsi es un autor argentino y afortunadamente no hace nada por ocultarlo. Muchas veces narración, descripciones, diálogos se expresan o formulan a modo de tango, utilizando esa prosa enredosa y profundamente bonaerense; sabiendo trasmitir además esa sensación de fatalidad que tiene el tango argentino, de amable pesimismo, de melancolía y tristeza… todo esto está presente a lo largo de la novela, manifestándose además con naturalidad, sin aspavientos, de manera suave.. Sin escorzos ni falsas piruetas estilísticas; desde la sinceridad del que habla con el lenguaje propio, sin amaneramientos ni pretenciosidad, con la belleza que da lo natural, lo que surge directamente del barrio o del arrabal, de la puta calle y que se me antoja bastante convincente y veraz.

Joseph B Macgregor

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar