Anika entre libros

Munch, una biografía

Ficha realizada por: Anika Lillo
Munch, una biografía

Título: Munch, una biografía
Título Original: (Munch before Munch, 2014)
Autor: Giorgia Marras
Editorial: Sapristi
Colección: Sapristi Comic


Copyright:

© Tuss, 2014

© Roca Editorial de Libros, S.L., 2016

Prólogo de Ester Armanino

Traducción: Carlos Mayor Ortega
Ilustraciones: Bitono
Edición: 1ª Edición: Septiembre 2016
ISBN: 9788494414091
Tapa: Blanda
Etiquetas: biografía, comic, cómic, intimista, literatura italiana, novela gráfica, realismo, pensamiento, pintores, artistas, Edvard Munch, biografía artística
Nº de páginas: 119

Argumento:

Biografía gráfica de Edvard Munch basada principalmente en su vida antes de convertirse en el gran autor que todos conocemos, pero pasando de puntillas por la infancia y sin tocar la vejez.

 

Opinión:

 

Que Edvar Munch tuvo una vida interior digna de ser contada es obvio, y eso es lo que buscaba en esta novela gráfica. ¿Es así? La verdad es que no, o la autora, Giorgia Marras, no ha sabido transmitirlo. La historia de su vida aparece como un sinfín de días poco llamativos, con muy poco que resaltar, y a veces puede resultar aburrida, cosa que, dudo mucho, fuera en realidad.

Munch tuvo una vida mucho más agitada y tormentosa. Su relación dramática con Tulla Larsen, su adicción a la alcohol, su depresión, su paranoia, su ingreso para superar sus trastornos mentales… Nada queda reflejado en esta historia que parece pasar de puntillas por todo eso que traumatiza y marca a un autor excepcional. Dicho de otra forma: si simplemente lees la novela gráfica sin conocer nada más de él, te puede parecer un hombre insulso, con alguna que otra rebeldía que a día de hoy resulta insignificante porque ser transgresor en aquella época no era tan difícil, y creo que Munch no fue así de soso ni su vida fue tan insignificante. O al menos no nos lo han contado así antes.

Quizás se deba a que Giorgia Marras contaba lo que expresaba el título original: "Munch before Munch", o sea "Munch antes de Munch", pero así y todo no es lo que al menos yo esperaba. Sí, tenía pensamientos distintos a los demás. Sí, no encajaba mucho con la sociedad ni en los círculos artísticos porque quería reflejar otras cosas. Sí, tenía sus propios traumas de infancia. Pero nada de lo indicado tiene la suficiente fuerza ni se ha expresado con el suficiente golpe de efecto para sufrir con él, comprenderlo, recordarlo incluso… Tengo la impresión de que Giorgia Marras ha desperdiciado una gran historia quizás con el prejuicio que está tan de moda desde hace un tiempo: está feo hablar de enfermedades mentales y adicciones porque -dicen- es ofensivo. No. No es ofensivo, es la realidad, y es respetable porque todas esas cosas constituyen la figura del artista, y la autora ha pasado de puntillas por todo o incluso lo ha obviado, que es peor.

Aunque parezca mentira me ha gustado mucho más el texto final que aparece después de la novela gráfica. Aparte de un listado de personajes (entre los que aparece Ibsen -también en el cómic-; no os perdáis "Casa de muñecas" porque es una maravilla), hay una breve biografía de Munch pero esta vez sin dibujo. Ahí sí se nombra lo que os comento, e incluso se dan más detalles.

Munch deja de ser el hombre atormentado que se ingresa en un sanatorio mental donde sufre incluso electroshocks y otras barbaridades de la época, para convertirse en un ser anodino y muy poco interesante. Una pena, la verdad.

Para mí Giorgia Marras no ha sabido transmitir la esencia del artista que tanto admira, Munch, y esa es una valoración personal, pero deduzco que al menos por curiosidad a cualquier amante de las biografías y sobre todo interesados en el artista noruego, le gustará repasar esta otra historia más intimista (aunque plasmada de forma superficial) y menos impactante del artista, porque después de todo lo aquí narrado también formó parte de su vida.

Para mí el debut de la autora ha sido muy flojo, sobre todo en lo que se refiere al guion. Personalmente me cuesta entender que fuera becada en la Maison des Artistes de Angouleme (nada menos) ni que la obra fuera nominada en el Festival de Cómic de Treviso en 2014. Charles Masson, Bastien Vivès… hay muchos nombres que con historias en las que no se usan a famosos han impactado mucho más al lector habitual de novela gráfica (como es mi caso) con historias igualmente simples pero con mucha más fuerza. Y si tengo que elegir una novela gráfica biográfica del estilo pero superior me quedo con la de Virginia Woolf, en la que también de una forma muy respetuosa y contando muy poco transmite y sugiere mucho más.

Respecto al dibujo decir que es muy sencillo y realista, que Ibsen está especialmente muy bien retratado, y que aunque es en blanco y negro algunas páginas tienen detalles con un leve color azul claro que aportan algo de luz a una historia bastante gris.

Para interesados en lecturas tranquilas o fans de Munch.

Anika Lillo

 

Foto homenaje:

Munch

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar