Anika entre libros

miguel angel. obra completa, escultura, pintura y arquitectura

Ficha realizada por: Jorge Borondo
miguel angel. obra completa, escultura, pintura y arquitectura

Título: miguel angel. obra completa, escultura, pintura y arquitectura
Título Original: (miguel angel)
Autor: William Wallace
Editorial: Electa


Copyright: Traducción de Jofre Homedes Beutnagel
1ª Edición, 2010 ISBN: 9788481564792
Etiquetas: arquitectura, arte, obras completas, pintura

Argumento:


Lujosa, espectacular, y completa retrospectiva de la obra de uno de los más importantes genios de la historia del arte: Miguel Ángel.

Ilustrado con una gran cantidad de impresionantes fotografías, se trata de una exquisita edición a la altura de la excelencia de su obra. Cada capítulo está dedicado a una disciplina concreta del artista de Caprese: escultura (con muchas fotografías en blanco y negro, impresas en bitono para darles mayor profundidad), pintura (con la acertada inclusión de láminas impresas en papel de arroz que simula la textura de los frescos) y arquitectura.

Además se incluye una cronología de hechos, una introducción sobre su biografía y un índice alfabético de términos al final. En el libro, de gran tamaño y con profusión de imágenes a toda página y en desplegables, se comentan, una a una y sin excepción, todas las obras conocidas y atribuidas a Miguel Ángel.

Opinión:


Hay libros para leer y libros para admirar. Libros en los que sólo tiene verdadero interés el contenido de lo que uno va leyendo, y otros que tienen interés por sí mismos, como objetos físicos. Este libro sería uno de los segundos casos. Y no porque no tenga un texto muy interesante, en el que William Wallace nos cuenta la vida y obra de Miguel Ángel, superando mitos y leyendas del pasado como su supuesta individualidad a la hora de trabajar. Como tampoco dejan de ser interesantes las anécdotas y curiosidades de quien nunca se consideró realmente un pintor, como su necesidad de elegir por sí mismo el trozo de mármol sobre el que esculpir. Y por supuesto, de mayor interés si cabe son los análisis detallados de cada una de las obras, que permiten una contemplación de la obra mucho más provechosa y enriquecedora.

Si es un libro para admirar es porque además de toda la información que brinda, es un libro hermoso, cuidado y ordenado, con una serie de particularidades que hacen que te impacte aún más la obra del gran rival de Leonardo Da Vinci. La parte escultórica, quizá la más impresionante de las tres, es generosa en fotografías desde diversos ángulos y en diferentes tamaños, con gran cantidad de detalles, lo que les otorga un interés especial. Además, el hecho de que las imágenes en blanco y negro estén impresas en bitono les otorga mayor fuerza expresiva y permite que contemplemos casi como si los tuviéramos delante, los magistrales y estudiados golpes del artista en el mármol. Obras como la estatua de David, La piedad, la tumba de Julio II con el célebre Moisés, el Cristo resucitado o  la escultura de Baco, además de muchas otras obras menos conocidas, se nos aparecen en estas páginas como nunca habían aparecido antes. Pareciera como si uno pudiera tocarlas.

En el capítulo dedicado a la pintura tiene especial importancia la parte dedicada a los frescos de la Capilla Sixtina, con esos maravillosos episodios bíblicos que gracias a la impresión en papel de arroz podemos hacernos una idea de su textura real. Detrás de cada lámina aparecen citas de diversos autores como Giorgio Vasari, relacionadas con cada una de las obras referidas. Además en este capítulo se incluyen dibujos y otras obras como El Tondo Doni o los frescos de la Capilla Paulina. Resulta chocante que Miguel Ángel nunca se considerara un pintor si observamos con detenimiento la grandiosidad de estas imágenes.

La última parte, dedicada a la arquitectura, no por más breve es menos espectacular, sobre todo en lo relacionado con su obra más conocida, la Basílica de San Pedro. En este capítulo las fotografías generales conviven con detalles de capiteles, cornisas y adornos que nos vuelven a desvelar el carácter de un genio perfeccionista, un talento sin igual y una personalidad única. Un artista que ya formaría parte de la historia si sólo hubiera creado una sola de algunas de sus obras maestras, pero que fue capaz de destacar en todas las disciplinas, ofreciendo algunas de las obras más importantes de la historia del arte universal.

En definitiva se trata de una delicia de libro que te sorprenderá incluso si no eres un gran aficionado al arte, y que en mi caso, ha provocado el interés por viajar cuanto antes a Roma y Florencia, para contemplar in situ la magnífica obra de Miguel Ángel.

Jorge Borondo

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar