Anika entre libros

Mi primer Sony

Ficha realizada por: Ana Vanesa Cremades
Mi primer Sony

Título: Mi primer Sony
Título Original: (My first Sony, 1994)
Autor: Benny Barbash
Editorial: Blackie Books


Copyright:

© T: Benny Barbash y Hakibbutz Hameuchad Publishing House

© Gestión de los derechos de traducción: The Institute for the Translation of Hebrew Literature.

© Blackie Books S. L. U.

© Ilustración cubierta: Cristina Daura

Traducción: Ana Bejarano y Mia Men
Edición: 1ª Edición: Septiembre 2016
ISBN: 9788416290611
Tapa: Dura
Etiquetas: abuso de poder, familia, Alemania, religión, campos de concentración, Rusia, humor, amor, muerte, enfermedades mentales, feminismo, Historia, holocausto, nazismo, II Guerra Mundial, judaísmo, literatura israelí, memorias, novela, padres e hijos, tragicomedia, violencia de género, artistas, siglo XX, Israel, Polonia, psicología masculina, matrimonio, sobre escritores, infidelidades, maternidad, familias desestructuradas, negros literarios, ironía y sarcasmo, aborto, Treblinka, injusticias, independencia de la mujer, conflicto palestino-judío, bancos, sionismo, política palestina, política israelí, judíos conversos
Nº de páginas: 333

Argumento:

Yotam es un niño de ocho años que vive en el Jerusalén de los años sesenta. Su familia no pasa por su mejor momento: su padre encadena amante tras amante mientras su madre ha de mantener económicamente la casa y encargarse de las tareas domésticas, media familia está peleada con la otra mitad por razones políticas y religiosas, tiene una tía materna loca de atar y en el cole se meten con él porque está gordito. Pero Yotam cuenta con un escudo para protegerse de cuanto le rodea y procesar las incoherencias de sus adultos: una grabadora Sony de la que jamás se separa y que se convierte en testigo de una familia en deconstrucción.

 

Opinión:

 

"Mi primer Sony" se ha convertido en todo un descubrimiento y me ha enriquecido muchísimo con unos personajes que parecen de carne y hueso al tiempo que ha despertado mi curiosidad por la intrahistoria de un país que en mayor o menor medida todos conocemos por su historia pero, al menos en mi caso, nos es más ajena a nivel doméstico: Israel. ¿Cómo consigue Benny Barbash no sólo enganchar al lector a sus páginas, sino abrirles la mente a un nuevo mundo de posibilidades? Contándonos una historia que radiografía de manera magistral las grandezas y bajezas de esta familia y desmitificando la historia del Estado israelí pasando su inextricable política por el tamiz de la inocencia de un niño.

La voz narrativa es Yotam y, dado que él disfruta grabando todo cuanto lo rodea y, a partir de sus cintas, les busca una coherencia a las acciones de los adultos, a menudo se producen situaciones tremendamente cómicas, de un humor negro e ironía que te sacan más de una carcajada porque, desde nuestra perspectiva adulta, somos conscientes de las auténticas burradas que a veces relata Yotam como si nada, o cómo capta los momentos más íntimos y vergonzosos de su familia, momentos que un narrador adulto sentiría vergüenza de relatar, pero que él nos cuenta sin darles mayor importancia. El choque entre las proporciones de lo que nos cuenta y la naturalidad con que él lo hace produce, queramos o no, situaciones desternillantes que alivian la tensión dramática de otras escenas.

Por otro lado, dado que Yotam es un narrador niño, la propia organización del material narrativo está acorde a la manera en que los niños cuentan las cosas, es decir, las historias familiares, anécdotas y recuerdos se van entremezclando, de unas salen otras como si de un tronco salieran ramificaciones, pero Yotam siempre es capaz de volver a la historia central (el tronco en mi pequeña metáfora) sin que nos perdamos. Barbash ha trabajado muchísimo en esta estructura tipo matrioskas, porque lograr tanta unidad y cohesión en una narración tan compleja no es nada fácil. Yotam es un narrador poderoso, lleno de inocencia, dulzura, humor y una lealtad enorme hacia cada uno de los miembros de su familia, que lo convierten en la voz ideal para presentarnos a tan variopinta fauna humana. La relación que tiene con sus padres y hermanos es enternecedora, en especial la lealtad que siente hacia su padre, la fe que tiene en que será capaz de cambiar es muy humana y muy característica de los niños. Para Yotam, sus padres son buenos y, aun cuando no lo son, siguen siendo sus padres y él los quiere sin condiciones.

Por otro lado, aunque la historia que nos relata es, en sí, sencilla (la vida cotidiana de su familia), los diferentes personajes y circunstancias que recoge Yotam en sus casetes dan pie a que el niño saque a colación desde temas prosaicos a otros mucho más enjundiosos. Benny Barbash usa a Yotam como altavoz para hablar del mundo adulto desde una perspectiva libre de prejuicios y descarnada y trata temas como el feminismo, las relaciones conyugales, la violencia doméstica, el aborto, la maternidad, la independencia femenina (y las etiquetas que acarrea para las que intentan ostentarla), la masculinidad y cómo ésta debe redefinirse en un mundo en continuo cambio, las enfermedades mentales, el abusivo comportamiento de la banca… La religión es un tema clave en la novela (los extremismos y cómo pueden destruir familias, el uso partidista y político que se hace de ella desde determinados organismos), así como la historia del siglo XX: la Segunda Guerra Mundial, el trauma del Holocausto judío, el socialismo, la militancia política, el concepto de nación y nacionalismo. No creo exagerar si digo que "Mi primer Sony" es un breve compendio de vida, un original repaso a los temas centrales que configuran una sociedad y pueden marcar una vida, a la vez que es una historia tierna, reflexiva y graciosa de una familia a punto de desmoronarse.

Realmente no sabía lo que encontraría entre sus páginas, pero me ha sorprendido gratamente el grado de conocimiento y diversión que proporciona esta novela. Además, me ha tenido pegada a internet para completar información sobre muchos de los acontecimientos y personas reales que se nombran. Quizás algunos lectores no disfruten con una lectura plagada de pequeños guiños para investigar, pero para mí, aunque ralentizaba en cierto modo la lectura, ha sido muy enriquecedor no solo descubrir la vida de la familia de Yotam, sino investigar también sobre la construcción de un país.

Ana Vanesa Cremades

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar