Anika entre libros

mi perra tulip

Ficha realizada por: Patricia Esteban Erlés
mi perra tulip

Título: mi perra tulip
Título Original: (my dog tulip, secker & warburg, 1956)
Autor: J. R. Ackerley
Editorial: Anagrama


Copyright: Traducción de Adriana Astutti
Introducción de Elisabeth Marshall Thomas
1ª Edición, Enero 2011 ISBN: 9788433975515
Etiquetas: animales, autobiografía, autobiográfica, autobiográfico, autores, biografía, escritores, ingleses, literatura inglesa

Argumento:

Basada en la historia real del propio autor y su querida perra alsaciana, Tulip, esta novela se centra en el relato del vínculo inexplicable que une a un hombre y un animal durante más de quince años. Ackerley aborda en primera persona esa narración, en la que manifiesta sin ningún pudor el amor misterioso e indestructible que siente hacia Tulip, la fiel e indomable compañera loba con la que parece entenderse mejor que con muchos de sus congéneres. Una novela enternecedora, humorística, y realmente bien escrita.

Opinión:

Recomiendo la novela de Ackerley a todo aquel lector que quiera disfrutar de una historia que pone de relieve toda la magia del vínculo que llega a establecerse entre humano y animal. Ha sido un placer acercarse a este libro en el que el autor utiliza todo su cariño y lucidez para honrar la figura de Tulip, la pastora alsaciana ya adulta de la cual se hace cargo cuando su anterior propietario decide deshacerse de ella.

Me ha gustado mucho la manera desinhibida en que Ackerley afronta la narración de su afecto a Tulip desde el principio, en este mundo donde el cariño a un animal de compañía suele confundirse con una extraña desviación o carencia afectiva severa. Desde el humorismo y una excentricidad asumida con desenfado, el novelista traza la historia de su vida en común con Tulip, y de cómo cada momento supone la revelación de algo grande y desconocido, de una lealtad inquebrantable y una posibilidad de comunicarse con otro ser vivo que rara vez parece haberse dado entre él y otro humano.

Nunca había leído una descripción tan hermosa de un perro. Ackerley no duda en dedicar párrafos enteros a mostrarnos la belleza agreste de Tulip y su apariencia lobuna. Imposible olvidar el manto de color gris abedul de su pelaje, las orejas enhiestas siempre orientadas hacia su amo, las sombras negras en forma de mariposa que adornan su rostro leal. Pero al margen de la fascinación que ejerce sobre él su apariencia imponente, el austero narrador manifiesta continua y sutilmente que, gracias a Tulip, ha tenido acceso a un tipo de amor al que resulta imposible corresponder con justicia, de tan grande y tan sincero como es.

Ackerley  y Tulip comparten un pequeño apartamento en Londres a finales de los años cuarenta, pero el ser humano de esta extraña pareja apenas aparece reflejado en la novela si no es como mero acompañante, como necesario comparsa del animal y portavoz de sus actitudes y comportamientos. Ackerley es el eco de su compañera, interpreta sus movimientos, la expresión de sus ojos, intenta adelantarse a sus inquietudes y brindarle todo los cuidados que precisa, a pesar de su declarada ignorancia del mundo de los canes. De ahí que divida su obra en capítulos donde nos cuenta, por ejemplo, sus peripecias con distintos veterinarios, más acostumbrados en la época al trato con gallinas y caballos que a los animales de compañía típicos de la ciudad, y que parecen siempre propensos a malinterpretar el carácter ruidoso e indomable de Tulip. En otro de los apartados no dudará en ponernos al corriente del funcionamiento de las glándulas anales caninas y de la engorrosa misión que debe afrontar dos o tres veces al día cualquier propietario de un perro. Gracias a estos aportes sinceros que rayan la escatología, podemos hacernos una idea del cambio sociológico que se ha operado también en la consideración del perro como compañero del ser humano, así como de las necesidades higiénicas relacionadas con él que tienden a ser atendidas en cualquier país occidental.

Pero hay más, mucho más. Ackerley se muestra en las páginas de su novela consciente de la naturaleza animal de su perra, es decir, nunca la trata como a un humano, sino que aprende a entenderla, con sus instintos y necesidades básicas. Los periodos de celo de Tulip aparecen consignados con naturalidad, y hasta diría que con admiración por parte del narrador, que ve en ellos la señal del cumplimiento de un ciclo vital que le fascina y que termina de completarse con la llegada de la primera y única camada de Tulip, ocho cachorros que protagonizan mi capítulo favorito del libro, donde se lleva a cabo una amarga reflexión acerca de la responsabilidad del humano hacia los animales de los que se hace cargo. Imposible no emocionarse con las atinadas observaciones de Ackerley acerca de esos ocho pequeños seres mestizos que le hacen ver, con las distintas suertes que corre cada uno de ellos, su propio egoísmo, la temeridad que suponer traer al mundo un montón de cachorritos apetecibles primero y fácilmente desechables después. Una reflexión llevada a cabo en los años cincuenta del siglo XX y que, desgraciadamente, podríamos trasladar con plena vigencia a la actualidad, pues son muchos los animales que dependen de los caprichos y la insensatez humana.

Personalmente, creo que la historia de la amistad de Ackerley y Tulip es la de dos seres simbióticos, que crean un mundo habitado por ellos dos, la perra loba y el misántropo caballero inglés, una historia emocionante y sobria, humorística y con pasajes de una belleza asombrosa, narrada desde la dignidad que merece cualquier compañero leal hasta la muerte, independientemente de la especie a la que pertenezca.

Patricia Esteban Erlés

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar