Anika entre libros

mesías de dune

Ficha realizada por: Gemma Nieto
mesías de dune

Título: mesías de dune
Título Original: (dune messiah, 1969)
Autor: Frank Herbert
Editorial: La Factoría de Ideas


Copyright: © Frank Herbert, 1969
© La Factoría de Ideas, 2011
Traducción de Juan José Llanos Collado, 2011
1ª Edición 2011 ISBN: 9788498006810
Etiquetas: ciclo, ciencia ficción, política, religión, sagas, sci fi, scifi, sci-fi, series, sociología, trilogías

Argumento:


Tras derrocar al anterior emperador, Paul Atreides es ahora el nuevo gobernante del universo conocido. A pesar de haber desposado a su hija para garantizarse la legitimidad en el trono, no la ama. Es Chani su verdadero amor y la persona con la que desearía tener descendencia que pudiera sucederle.
 
Sin embargo, doce años de gobierno han abierto otras muchas brechas en la vida de Paul. A sus espaldas se fragua un complot para derrocarle. Su propia esposa, la Cofradía Espacial, el Landsraad, la Bene Gesserit… son poderosos enemigos a los que tendrá que enfrentarse aunque la capacidad de presciencia que posee (un don que le muestra todos los futuros posibles) no le permita conocer su confabulación.
 
Pero hay un futuro diferente, uno cuyo camino lo marcará él y que le llevará a decidir por sí mismo todo lo que habrá de acaecer.

Opinión:


Quien haya leído Dune no se asombrará de que Frank Herbert haya decidido escribir esta segunda parte, Mesías de Dune. Ni tampoco se sorprenderá de que haya mermado la acción y la aventura primando las ideas políticas, religiosas o filosóficas del autor.
 
Ya en Dune nos encontrábamos ante una novela de ciencia ficción que iba más allá del mero hecho de crear un mundo nuevo y desconocido que atrapaba al lector. En ella, Frank Herbert intentó plasmar algunas de sus ideas. Sin embargo, no pudo hacerlo como deseó y fue necesaria una segunda entrega para conseguirlo. En parte para continuar con la saga, pero también porque necesitaba explicar mejor sus pensamientos acerca de la moral, la vida y la muerte, los mitos y los dioses… Y eso lo ha conseguido con Mesías de Dune.
 
Se trata de una obra de carácter complejo, muy densa, para leerla a pequeños sorbitos. En ella no encontraremos aventuras espaciales, ni peleas… sino sólo a un gobernante agobiado por su responsabilidad y por su capacidad para ver el futuro, o los diferentes futuros; lo que significa que no podrá descifrar con certeza cuál de ellos será el venidero. Y sólo in extremis será capaz de “ver” el complot que se está tramando contra él.
 
El estilo literario continúa siendo el mismo del autor, muy bueno y con una gran capacidad de atrapar al lector entre sus páginas. Los nuevos personajes son muy creíbles y visuales y la trama es interesante. Por el contrario, el exceso de diálogos, al ser necesarios para explicar sus teorías políticas o religiosas, enlentecen la acción hasta extremos poco deseables.
 
Por lo tanto, nos encontramos ante una obra lenta, literariamente hablando, y muy densa. Pero de un gran valor ya que dispone de cientos de caminos a explorar con segundas y terceras lecturas; nada que a los habituales de Herbert les sorprenda. El autor era un hombre con muchos intereses y el mundo que creó para Dune era complejo, así como algunos de sus atormentados personajes. Metafóricamente hablando Mesías de Dune sería como una matriuska, esas muñecas rusas que se abren por la mitad y dentro aparece una segunda muñeca, y luego una tercera,…
 
No considero que se trate de una novela al alcance de cualquier lector. Se requiere de una formación clásica en filosofía y de conocimientos en política y religión para poder entender sus diálogos. Aunque, también es cierto, si el lector carece de esas cualidades, simplemente se quedará en una primera lectura. Y no habrá pasado nada. Lo que sí es cierto es que con esta obra Herbert se superó a sí mismo.
 
Por otra parte, nos encontramos ante una obra inacabada, por cuanto sabemos que aún nos queda por leer Hijos de Dune, Dios emperador de Dune, Herejes de Dune, y Casa Capitular: Dune; amén de las secuelas que escribió su hijo Brian Patrick Herbert. A estas últimas no sé si llegaré, pero a las que creó Herbert padre sí que lo haré. Y, como la editorial tiene previsto publicarlas en breve, yo me comprometo a irlas reseñando.
 
Herbert debió de ser una persona compleja, sus obras lo son, pero no cabe duda de que merece la pena disfrutar de su prosa y de su increíble imaginación.
 
Gemma Nieto

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar