Anika entre libros

memorias de un amigo imaginario

Ficha realizada por: Núria Pradas Andreu
memorias de un amigo imaginario

Título: memorias de un amigo imaginario
Título Original: (memoirs of an imaginary friend, 2011)
Autor: Matthew Dicks
Editorial: Nube de Tinta


Copyright: © 2011, Matthew Dicks
© 2012; Random House Mondadori, S.A
Traducción de Victoria Alonso Blanco
1ª Edición, Junio 2012 ISBN: 9788415594000
Etiquetas: autores, book, ebook, e-book, enfermedad mental, enfermedades, enfermedades mentales, escritores, estadounidenses, libro electrónico, literatura americana, literatura estadounidense, literatura norteamericana, mente, norteamericanos

Argumento:


Max tiene 8 años y es autista. Budo es su amigo imaginario. Por lo tanto, poco puede hacer cuando Max es secuestrado por una profesora y retenido a la fuerza. Sin embargo, Budo está decidido a salvar a Max cueste lo que cueste. Incluso si el precio es su propia existencia.

Opinión:

En la cubierta de la novela aparecen tres palabras; tres promesas antes de abrir el libro y empezar a leer:

Ingenioso

Yo no diría tanto. Los relatos en primera persona con personaje infantil y consecuente lenguaje infantil ya están algo vistos. Lo original, e ingenioso, puede ser en esta caso que el protagonista es un amigo invisible. Pero, la verdad es que la cosa no cambia mucho.
 
Increíble

Eso sí.
 
Invisible

También.
 
En fin, una vez abierto el libro, lo que el lector va a encontrase es, como anuncia la cubierta, una historia increíble protagonizada por un personaje invisible y no muy original.
 
En un principio, no sabemos demasiado hacia dónde nos conduce el relato y cuando observamos el grueso de páginas que nos quedan por leer, nos tememos lo peor. Pero de pronto, aparece el secuestro de Max y la historia se anima un poco, aunque debo decir que su gran hándicap es que sigue siendo excesivamente larga y poco ágil.
 
Hay un cierto empeño en comparar  Memorias de un amigo imaginario con La habitación. No confundamos las cosas, por favor. Que en ambas novelas haya un narrador (niño o amigo invisible) en primera persona no las pone en el mismo lugar. La habitación nos sacude por dentro por su gran contenido de realidad, por su trama llena de agilidad, porque no falta ni sobra nada. Pasa todo lo contrario en Memorias
 
Por lo tanto, y esta es mi modesta opinión, solo eso, la novela me ha parecido lenta, excesivamente larga y cansina. El lenguaje se me ha convertido en un obstáculo más que superar y el personaje central no me produce ni frío ni calor, no consigo identificarme con un amigo imaginario y creo que el hecho de que sea éste el narrador, quita importancia al gran problema de Max, que debiera ser, sin duda, el motor único de la novela.
 
Incluso, voy a ir un poco más lejos, el intento de convertir la narración en un thriller, me parece la muestra evidente de que el autor no es capaz de explotar el filón que tiene entre manos: un niño autista que nos podría dar su visión del mundo, con voz propia, sin más. Eso sí hubiera sido interesante.

Núria Pradas Andreu

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar