Anika entre libros

matar en barcelona

Ficha realizada por: Joseph B Macgregor
matar en barcelona

Título: matar en barcelona
Título Original: (matar en barcelona, 2009)
Autores: Ana Pareja, editora, Jordi Corominas, editor
Editorial: Alpha Decay


Copyright: 1ª edición: 15 de septiembre de 2009 ISBN: 978-84-937269-5-9
Etiquetas: asesinos, barcelona, catalunya, cataluña, criminales, psicópatas, psycokiller, sociópatas

Argumento:


Matar en Barcelona  reúne doce relatos cuyo eje central es el asesinato y el crimen, firmados por una variopinta nómina de narradores, algunos de ellos noveles en estas lides como los músicos Antonio Luque, Darío Hernando o Mara Faye y que, como en el caso de la mayor parte de los escritores que aparecen en la antología (Javier Calvo, Francesc Serés, Sabino Méndez, Manuel Vilas, Antonio Luque, Sebastià Jovani o Gabriela Wiener), no han abordado nunca o casi nunca el relato noir. La única excepción a esta regla nos la aporta Raúl Argemí, autor al que si podemos considerar como un maestro del género negro.
 
Planteada por sus editores (Ana S. Pareja & Jordi Corominas i Julian) como parte de una "trilogía fantasma",cuyo primer título es Odio Barcelona (Melusina, 2008) y "Matar en Barcelonael segundo, la idea primigenia y aglutinadora de los textos incluidos consiste en que todos los relatos deben de estar inspirados en crímenes reales sucedidos en la ciudad de Barcelona como el caso de La vampira del carrer Ponent, el asesino de Pedralbes, la asesina de ancianas, el asesinato de José María Bultó o el brutal crimen de Ricardito Fernández Sánchez (también conocido como el crimen del cadáver descuartizado de la Estación de Atocha). 
 
Así, los detalles o acontecimientos de cada uno de estos sucesos han servido como punto de partida o excusa argumental de algunos de los relatos reunidos en esta antología: Festival de Luces (Javier Calvo), Nuestras Hijas (Elena Mendel), Me siento haciendo un No&Do (Antonio Luque), Lléveme a casa (Sebastià Jovani) o Cadáver exquisito (Darío Hernando) respectivamente.

Opinión:


El asesinato, el crimen y/o la muerte en trágicas circunstancias funcionan como eje vertebrador del relato, en donde cabe desde la reflexión sociológica o la denuncia social pero también el terror puro y duro (Festival de Luces deJavier Calvo, una versión cruel, aterradora y surreal del cuento de Hansel y Gretel), el relato de corte fantástico (El librero del ángel negro deRaúl Argemi) la tensión (Lléveme a casa deSebastià Jovani), el morbo malsano (Cadáver exquisito deDarío Hernando) e incluso la fábula futurista cercana a la Ucronía (Control de Manuel Vilas); es decir hay pocos relatos que se puedan enmarcar propiamente dentro del género negro o policíaco, lo que no quita que estos que cito provocaran en mí reacciones o sentimientos muy variados que van desde el asco hasta el miedo pasando por la inquietud, la reflexión o la tristeza.

Sin embargo, no siempre se cumple esta premisa. Así por ejemplo, encontramos narraciones en las que se nos cuentan más bien las consecuencias de una muerte inexplicable como sucede por ejemplo con el relato que da título al libro "Matar en Barcelona" firmado por Francesc Serés o en La vergüenza de Llucía Ramis. De igual modo, en algún caso la excusa central no es un crimen ni un asesinato sino una muerte acaecida en trágicas circunstancias, tal y como sucede en el texto de Sabino MéndezOtra Carta Robada, en el que aparte de proponer una lúcida reflexión entre literatura y realidad, Méndez nos cuenta el trágico destino de Miguel González ‘No’, guitarrista del grupo Los Desechables, quien el 23 de diciembre de1983 intentó atracar una joyería de Villafranca del Penedés (Barcelona) con una pistola de juguete. Ante la situación, el ayudante del joyero le disparó desde la trastienda con un arma de verdad y Miguel falleció en el acto. Desde mi punto de vista, éste es uno de los mejores relatos incluidos en el libro.
 
Sea como sea, la muerte y la ciudad de Barcelona están presentes en todos los textos aunque la condición principal del asesinato o el crimen real no se cumpla en algunos de ellos.
 
De igual modo, en la mayor parte de los casos se huye de la crónica negra o periodística optando casi siempre porque la muerte sirva como excusa para hablar de otras cosas. No son textos informativos o divulgativos; quien se acerque a ellos intentando descubrir más sobre los asesinatos o crímenes que inspiraron cada uno de los relatos posiblemente se sienta defraudado porque no van por ahí los tiros de este libro.
 
Todos los autores, salvo alguna excepción, quisieron contar sus historias desde dentro, primando la primera persona por la tercera en la mayor parte de los casos. Los narradores de las historias no siempre son los asesinos o los criminales o las víctimas sino personas que de alguna forma tuvieron alguna relación con ellos, directa o indirectamente, por lo que se nos describen más bien las sensaciones o reflexiones que estos actos provocan en estos testigos indirectos o cómo estos sucesos influyeron en su vida personal. También el hecho de que cada uno de los crímenes sucediera en épocas diferentes se presta - como ya señalé antes - a la descripción sociológica de la época en cuestión. Represión, miseria, soledad... son algunas de las causas que se apuntan como explicación de algunos de estos trágicos sucesos.
 
Sin embargo, todos estos aspectos aparecen de forma equidistante o esquinada en la mayor parte de los textos primando por encima de todo el experimento literario, la necesidad de contar de manera poco convencional historias que se prestaban a todo lo contrario. Por eso, a veces es difícil identificar exactamente de qué crimen se nos está hablando, ya que lo que menos le importa al autor/a es el crimen mismo en sí. El suceso sirve como punto de inspiración para jugar con el lenguaje, arriesgar con la técnica, con el punto de vista elegido o con las diversas opciones narrativas. Lo importante es trasmitir una atmósfera, estimular en nosotros reacciones diversas (desde la repulsa hasta la empatía), desnudar el interior de los personajes, pero sobre todo experimentar y buscar caminos nuevos.
 
(c) Joseph B Macgregor

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar