Anika entre libros

Marina (juvenil)

Ficha realizada por: Anika Lillo
Marina (juvenil)

Título: Marina (juvenil)
Título Original: (Marina, 2003)
Autor: Carlos Ruiz Zafón
Editorial: Planeta


Copyright:

© Shadow Factory, S.L., 2003

© Editorial Planeta, S.A., 2008

Edición: 1ª Edición, 2008
ISBN: 9788408101444
Tapa: Blanda
Etiquetas: romance, amor, crossover, misterio, intriga, juvenil romántica, literatura española, novela, terror, miedo, 17 años, 18 años, 15 años, 14 años, 16 años, 13 años, adolescentes
Nº de páginas: 296

Argumento:

Oscar Drai, un muchacho joven que estudia en un colegio de curas ubicado en el barrio de Sarriá, en Barcelona, vivirá la aventura más fantástica de su vida una tarde en que se decida a entrar en una antigua mansión casi olvidada. A partir de ese momento, la amistad, el amor, la valentía y el dolor cobrarán un nuevo sentido para él.

 

Opinión:

 

Anika Lillo

Yo no sé si es porque acabo de leerlo y me ha pillado algo baja de moral pero he llorado como una tonta con las últimas páginas. Pero no todo el libro es así, lo cierto es que es sorprendente. Leí antes "La sombra del viento" así que esperaba que la narrativa de Carlos Ruiz Zafón me gustara pero no imaginaba que llegara a sorprenderme tanto un libro anterior al mencionado, como es el caso de "Marina".

"Marina" es un filón para disfrute de los amantes de terror que no quieren leer sólo terror ¿por qué? porque contiene escenas tremendas, terroríficas, al más puro estilo del horror clásico donde lo que lees o ves te dan pesadillas, y sin embargo no es un libro de miedo ¿o sí? No, es más bien un compedio de aventura, intriga -sobre todo-, horror, drama y amor. Y amor debería escribirlo con mayúsculas porque "Marina" cuenta nada menos que tres historias de amor, y las tres son subyugantes.

No sé por qué se ha catalagado a "Marina" de libro juvenil. Rozo casi los cuarenta tacos y no veo que el libro esté destinado a jovencitos. De hecho, el lector puede evocar al Fantasma de la ópera pero me temo que éste se queda un poco en pañales ante la historia que se produce en el Gran Teatro Real, el invernadero o los túneles de la Barcelona antigua. Es una historia grotesca, sí, justo de las que a mí me gustan, y eso la convierte en una de mis favoritas.

Debo felicitar a Carlos Ruiz Zafón por dejarse abandonado el trabajo de publicista y lanzarse al mundo editorial porque tiene ideas muy buenas. Aunque en "Marina" haya reminiscencias (o viceversa) de "La sombra del viento" (las casas antiguas y misteriosas, por ejemplo, el personajes que se esconde tras una máscara o un velo, o los antiguos ricos de Barcelona y lo que queda de ellos), yo estoy contenta de haberlo leído, y ahora sólo me queda ir a por su primer libro, "El príncipe de la niebla".

Aunque personajes como Laín Coubert (La sombra del viento) o La dama de negro (Marina) para mí dejaran de ser incógnitas muy pronto, en ningún momento sus historias me han parecido que pierdan interés. El amor entre padre e hija (Germán y Marina), el de Mijail Kolvenik y Eva Irinova (tremendo), la amistad entre Luis Claret y Eva, así como la de Marina y Oscar Drai, ese misterio en torno a los dos jóvenes o incluso a la propia casa, la ternura que se le coge a Germán a través de su hija, La dama de negro, la joven María Shelley, el ex policía Florián (antagonista del Fumero de La sombra del viento) y otros personajes que van apareciendo te atrapan, pero, además, a quienes les guste el terror, no se olviden de que en esta novela de Ruiz Zafón se van a encontrar una pesadilla auténtica que les va a encantar encarnada en títeres (no daré más pistas).

Por cierto, con "La sombra del viento" me moría de ganas de visitar (o ver) la Avenida del Tibidabo en el nº 32… y con Marina me encantaría ver ese viejo cementerio si existe (de los túneles paso ^.^ ).

¡Ah! Y no sólo para mí se pone a la altura de La sombra del viento, si no que su prosa, sus definiciones, esa forma de narrar y describir, no tienen nada que envidiar a otros autores de renombre que todos mentamos porque adoramos su bien hecho oficio.

Anika Lillo

 

 

Renée Vivien

Ante todo debo decir que este libro me ha parecido excelente. Un 10. Ahora vamos por partes: para todos los que habéis gozado con "La sombra del viento", he aquí el libro que, en palabras del propio autor, fue génesis del que protagoniza Daniel Sempere. Es una historia que nada tiene que ver con aquélla, pero que conserva ese mismo halo de misterio. Zafón escribe bien. Muy bien. Ya estamos hartos de escritores que nos digan: la casa, de gruesas paredes, pintada de verde, era más vieja de lo que parecía. Queremos que nos deleiten: la casa, de anchos y opíparos muros, recordaba un bosque centenario de avetos que hubiera conservado toda su juventud. Más o menos, a lo zafio, el estilo de Zafón. Y eso, aunque parezca mentira, engancha. Por eso estoy esperando ya octubre y la segunda parte de "La sombra del viento". La novela que tenéis entre manos, fue concebida como una novela juvenil, pero no lo había dicho porque a mí, no me lo parece, y además, no creo que el hecho de que un libro sea juvenil o infantil o "adulto" nos haga valorarlo de manera distinta, ¿o sí?

 

Esta reseña tenía en la web antigua 20 comentarios

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar