Anika entre libros

manual del perfecto caballero

Ficha realizada por: Raúl Borondo García
manual del perfecto caballero

Título: manual del perfecto caballero
Título Original: (manual del perfecto caballero, 2011)
Autor: José María López Galiacho
Editorial: Martínez Roca


Copyright: © José María López-Galiacho 2011
© Ediciones Martínez Roca 2011
1ª Edición, Junio 2011 ISBN: 9788427037540
Etiquetas: estilismo, estilo, hombres, libros prácticos, manuales, moda

Argumento:


José María López-Galiacho  comienza diciendo que la elegancia masculina la aporta además de nuestra indumentaria, la forma de ser, actuar y comportarnos y que precisamente estas últimas serán las pautas que determinarán realmente el verdadero grado de elegancia. No obstante previamente será fundamental tener un aspecto exterior determinado, y sobre el mismo se centra el libro.

La obra se divide en tres partes y un epílogo; en la primera se nos enseña a vestir de traje, la segunda de sport y la tercera a vestir de etiqueta. El epílogo queda reservado al cuidado del armario para que perduren las prendas y no se estropeen rápidamente.

La parte relativa a cómo vestir de traje es la más extensa del libro y se centra en explicarnos qué trajes son los más adecuados para cada ocasión, tanto por el corte o el color, qué camisas son las que mejor combinan con los anteriores y qué tipo de zapatos son esenciales poseer en el armario personal para estar vestido adecuadamente en cada celebración. Hay además hueco no sólo para explicar qué ponernos y cuándo (incluye también corbatas y complementos), sino también para explicarnos la historia de las diferentes prendas.

La parte relativa a vestir de sport relata la dificultad que tiene el vestir bien en estas ocasiones debido a las infinitas posibilidades existentes, y la necesidad de analizar bien si no queremos estropear lo que hemos conseguido vistiendo de traje.

La parte relativa a vestir de etiqueta explica cuándo se debe usar frac, chaqué o esmoquin, en algunos casos prendas casi en desuso.

En la cuarta parte o epílogo el autor dará unas recomendaciones sobre cómo cuidar las prendas para que puedan perdurar más y podamos tener siempre un armario renovado.

A destacar el prólogo de Rafael Medina Abascal, Duque de Feria, considerado uno de los hombres más elegantes de España.

Opinión:


Tal como advierte el propio prologuista, esta obra viene a cubrir un hueco existente en la literatura española pues no existen libros que nos expliquen claramente y con tanta inteligencia cómo conseguir ser un hombre elegante, al menos en lo relativo al atuendo. Otra cuestión son las normas de urbanidad o cómo comer bien en la mesa, sobre los cuales existen algunas obras de interés.

El autor parte de una premisa esencial y es que al ponernos como referentes a hombres tan elegantes como Gary Grant y explicarnos que es posible alcanzar cierto grado de elegancia, se puede tomar rápidamente interés en la obra, pues, ¿quién no tiene interés en poder alcanzar la elegancia de dicho actor? No obstante el autor es consciente y así lo pone de manifiesto que el aspecto físico de una persona influye esencialmente, así como la propia naturaleza, por lo que determinadas personas son elegantes en sí mismas, y otras pueden llegar a serlo pero siempre con ciertos límites.

Me gusta especialmente conocer cómo surgieron las prendas, como por ejemplo cuando habla de los abrigos y su origen militar o el esmoquin que se utilizaba para entrar en las habitaciones donde se fumaba en la alta sociedad inglesa.

En relación a los trajes son muy interesantes las aclaraciones como las relativas a cómo se ponen los pantalones a la altura de la cadera y no por la cintura como muchos creen, la diferencia entre usar tirantes (lo correcto) o cinturón (un error grave con los trajes), la imprescindible necesidad de usar pañuelos o la conveniencia de la flor en la solapa.

Hay espacio para los complementos algunos muy en desuso pero interesantes como los sombreros y toda su parafernalia.

También interesantísima y curiosísima la explicación de la fabricación de determinadas prendas como los trajes y los zapatos a medida. Y es que el autor también repite en varias ocasiones que la ropa industrial al ser tipo estándar no encaja perfectamente con cada persona, y debería ser un lujo al que nadie debería renunciar, el hacerse ropa a medida alguna vez en la vida.

Lo más útil por mi desconocimiento tan terrible todo lo relativo al mundo del zapato, con explicaciones de cuáles son de calidad y cuáles son adecuados con el traje o de sport. También cuándo se puede no usar calcetines.

El epílogo final sobre el cuidado de la ropa es utilísimo y un verdadero acierto del autor. Sólo con aprovechar esta parte del libro, aumentando la durabilidad de nuestras prendas, merecería la pena leerlo.

La única pega si tuviera que ponerle alguna a la obra es que omite prácticamente el tema del cuidado personal. No me refiero al tema de acicalarse, ducharse e ir siempre impecable que es algo evidente sino el cómo conseguir estar siempre así. Por ejemplo se menciona mucho que en zonas de calor los trajes son más livianos y hay tendencia a por ejemplo no usar siempre corbata, pero sería conveniente profundizar y por ejemplo explicar porqué algunos, normalmente los más elegantes siempre aun con 40 grados parecen recién salidos de la ducha. Espero que en próximas reediciones lo explique.

Un libro imprescindible si te planteas mejorar tu imagen, o quieres mejorar la de marido, hijo o amante. 
  
Raúl Borondo García

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar