Anika entre libros

Los pilares de la tierra

Ficha realizada por: Anika Lillo
Los pilares de la tierra

Título: Los pilares de la tierra
Título Original: (The Pillars of the Earth, 1989)
Autor: Ken Follett
Editorial: Debolsillo
Colección: Best Seller


Copyright:

Reseña realizada sobre anterior edición de los JET de Plaza & Janés

© Ken Follett, 1989

© DeBolsillo, 2010

Traducción: Rosalía Vázquez
Edición: Edición 2010
ISBN: 9788499086514
Tapa: Blanda, bolsillo
Etiquetas: arquitectura, romance, amor, drama, novela dramática, edad media, literatura inglesa, novela de personajes, novela dramática, reyes, sagas familiares, trilogías, Iglesia, best seller, catedrales
Nº de páginas: 1040

Argumento:

En la Edad Media gobierna el miedo a los reyes, los condes y la religión. Tom es un buen hombre en busca de trabajo. Su sueño es construir una catedral. El prior Phillip es su mejor baza, pero antes de llegar a él ya habrá perdido a su esposa, a su hijo más pequeño, y habrá conocido a la salvaje Ellen y al niño de esta, Jack. Ellen no está bien vista, dicen que es una bruja, pero ellos se enamoran y sus hijos crecen enfrentados.

Para conseguir mejores posiciones Waleran Bigod se une al rico y antiguo aliado Percy Hamleigh y derrotan al conde Bartholomew. El hijo de Hamleigh, William, tiene motivos para vengarse personalmente del conde porque tiene algo pendiente con la hija casadera. No sólo tratan de arruinarle económicamente, también quieren arruinarles la vida.

Mientras el prior Phillip y Tom luchan por construir una catedral, las artimañas de Waleran Bigod y William Hamleigh llegarán hasta ellos con un solo fin: atormentarles, aunque con ello tengan que empobrecer al pueblo de Kingsbride.

Opinión:

 

Anika Lillo

Es una historia fantástica (no hablo de género), donde se viven dos generaciones completas de víctimas y luchadores, condes y pobres, religiosos y reyes. Uno de mis best sellers favoritos sin duda. Altamente recomendable incluso para un primer libro, porque aquel que no esté acostumbrado a leer y lo lea, aprenderá a amar las historias. Además fue la primera noevela de Ken Follett que leí y reconozco que nadie como él para escribir best sellers con una narración de calidad.

Anika

 

Raquel Alarcón Blanco

Gracias a ella descubrí esta página. A toda la gente que se la he recomendado le ha gustado, e incluso conocí a una chica a través de un mensaje que escribí en el pupitre que compartíamos a horas distintas en la universidad en el que le preguntaba al posible ocupante del mismo "Have you read "The Pillars of the Earth"?. Creo que esta novela, con todos sus defectos, es la que más me ha marcado y yo creo que lo hizo porque me lo leí a la edad perfecta: diecisete años. Mi pasión por ella va desde el diseño de sus personajes (dibujados por mí) hasta pensar en los actores que podrían encarnarlos en una futura película o serie de televisión.

(Nota: gracias a esta pasión que dice Raquel en su día hicimos un posible "casting" en el foro de la web. Resultó muy divertido e incluso una de las participantes, Aliena, envió el "casting" al propio Ken Follett, quien muy amablemente contestó a nuestra carta)

 

Francisco Arsís

Pienso que este libro es uno de los mejores de Ken Follett, si no, el más comercial en la actualidad. Es una de esas obras que te logra sumergir en la historia que se está llevando a cabo, dando la sensación de que se es uno más entre los personajes. El autor refleja en sus páginas una diferenciación social muy marcada, y algunos párrafos no están exentos de situaciones violentas, que por otra parte le añaden a la obra un tono algo mordaz pero que en nada empañan una historia bien narrada, fielmente ambientada si cabe, y provista de una documentología sobre las construcciones eclesiásticas en la primera mitad de la Edad Media, a la altura de las circunstancias.

Paco Arsís

 

Fernando Carrión

Yo lo destacaría como uno de los diez mejores de este siglo. Pocas veces ha sido tan bien retratada la crueldad, sufrimiento, aventura, venganza, amor y otras muchas emociones como en este libro. Nunca te deja un respiro, es de esos libros que lo coges y te engancha para siempre o no lo coges y te deja indiferente y se te hace muy pesado. A mí me cogió y de qué manera. Lo recomiendo a todos aquellos que les guste la aventura.

 

Doctor Lecter

Es el primer tocho que me leí; me lo recomendó mi hermano y en seguida me puse con él, ignorando su volumen. Es un gran libro, con unos personajes muy logrados y creíbles. Para escribir un libro de estas características Follett debió documentarse muy rigurosamente, teniendo en cuenta que escribir una novela sobre la Edad Media no es nada fácil. Personalmente creo que es de lo mejor de su obra; la forma en que las distintas historias se entrelazan es formidable. Del 1 al 10 le pondría un 15.

 

Gentleman

Es el libro de los no lectores. Me explico, gente que no ha leído en su vida y lee éste se entusiasma, por lo que algo debe de tener. A mí me gustó, pero no voy más allá, tampoco lo considero una obra maestra. Pasas un buen rato simplemente.

 

Manuel Márquez

Si hay algo que un maestro de la literatura de consumo masivo (lo que común y "barbarísticamente" se suele denominar como "best-seller") ha de poseer en notoria cuantía, es el conocimiento de los mecanismos de activación y funcionamiento de las pasiones humanas: cuáles son, cómo se ponen en marcha, a través de qué caminos se desenvuelven. 

Otro aspecto curioso, para los que no somos degustadores habituales de tal género (el de los best-sellers), es cómo siempre resulta sorprendente comprobar con qué facilidad (al menos, aparente) sus autores consiguen emborronar resmas y resmas de papel, hasta conformar un grueso volumen de cuyas páginas, tan huérfanas de calidad literaria como henchidas de efectismo y espectacularidad, emana un magnetismo que hace que, sin darte cuenta, te veas atrapado en su maremágnum y no seas capaz de salir de él hasta dar vuelta a aquella donde dice "FIN"; lo cual, dicho sea y no de paso, no deja de ser un tremendo mérito que siempre hay que reconocerle, sin soberbias puristas ni erudiciones a la violeta, a los maestros del ramo, entre los que Follett está instalado desde hace muchísimo tiempo y con todo merecimiento. 

Las credenciales que Follett exhibe en los dos aspectos citados (dominio de los mecanismos pasionales y densidad de escritura), en esta que pasa por ser su obra maestra y uno de los hitos señeros del género del best-seller, son verdaderamente intachables. Más de mil páginas de una trama densa -casi espesa, diría- plagada de los ingredientes consustanciales a su objeto: sangre y violencia a mansalva; sexo en generosas dosis; y el amor y el odio moviendo faltriqueras, corazones y otros territorios corporales más o menos adyacentes (o, más bien, situados claramente a la altura de la entrepierna...), hacia acá y hacia allá, en un vaivén continuo y desenfrenado. Todo ello, eso sí, convenientemente adobado de un trasfondo arquitectónico -verdadero mcguffin, si de cine se tratara-, respecto al cual Follett tiene la cortesía de no entrar en demasiadas profundidades (naturalmente, poco vendrían al caso y más entorpecerían que aligerarían el fluir de la historia), y un retrato histórico de la época en que se desarrolla la trama al que se le puede perdonar, sin pecar de exceso de condescendencia, su falta de rigor, por idéntico motivo: así como Los pilares de la tierra no es un manual de arquitectura, tampoco tiene por qué ser un tratado de historia medieval.

El autor también sortea con habilidad otro de los peligros más comunes y evidentes que suelen acechar por estos pagos, y que es el de la exacerbación del maniqueismo. No es que los malos no sean malos (que lo son, y mucho), y los buenos no sean buenos (aplíquese lo antedicho); pero Follett sabe matizar el perfil de carácter de los personajes, trufándolos con detalles que les dan una dimensión más realista por lo poliédrico. Son los lujos que permite el desarrollo a través de multitud de páginas: libres de esquematismos, sus protagonistas -que, en última instancia, y a través de los mecanismos más elementales del contraste simpatía (identificación) / antipatía (aversión), son el sustento del interés adictivo que despierta la novela- crecen y evolucionan, gracias a lo cual van mostrando toda la gama de incoherencias y contradicciones que la condición humana alberga y origina (y que tan rica la hacen).

Se podrían pergeñar líneas y más líneas sobre Los pilares de la tierra -a añadir a las muchas ya escritas antes por muchos otros-, tal es su acumulación de material argumental (harina de otro costal sería el determinar cuál prescindible, cuál no). Pero casi todo se podría resumir, alfa y omega, en una sentencia bastante elemental: sexo (o amor) y dinero (o poder) -tanto monta...-, como fuerzas motrices de las humanas motivaciones, más allá de cualquier otro dios, terreno o celestial. Ahí radica, en la precisión con la que Follett dispara (y hace diana), el tremendo atractivo de esta novela.

¿De literatura? Hablamos otro día...

 

Gárgolas

Para empezar, me considero una lectora impresionable y muy poco exigente, de allí que una vez se me ocurriera el sacrilegio de decir que "El ocho" era una obra maestra y mi libro favorito, desde aquí RECTIFICO ENERGICAMENTE, pues he leído bastante más desde entonces y ahora veo que no es un libro excepcional, pero aún así, después de leerme Los pilares de la tierra, muy a mi pesar, debo decir que me gustó diezmil veces más que este novelón de Follett. Como mucho ha conseguido entretenerme después de las primeras 300 páginas y cuando me faltaban 200 para terminarlo (que ha sido durante el dia de hoy) me ha costado bastante y ansiaba acabar para empezar con otro que me espera en mi mesita de noche. En resumen, no lo podré volver a leer ni loca, y si lo recuerdo será por el trabajo que me ha costado leerlo. No es que no sea bueno, es que esperaba más y no le he encontrado NADA de especial, en serio. Ya lo dijo alguien muy listo... sobre gustos, no hay nada escrito.

 

Sinuhé Gorris

Bueno, me parece un libro entretenidillo, pero se me hace bastante previsible y repetitivo. Durante las 1.000 páginas simplemente se repite lo mismo, alegría, desgracia y más de lo mismo. Aún así, no está mal para pasar un buen rato. Para mi gusto, nada comparable con otros como El nombre de la rosa o El médico de Noah Gordon.

 

Sibila

Al leer las opiniones del resto de la gente puedo comprobar que están los que han adorado el libro y, por otra, los que no han llegado a pasar ni de la mitad porque han terminado aburriéndose. Yo me incluyo dentro del primer grupo porque para mí lo considero un libro soberbio. Es cierto que yo no sé si se atiene al rigor histórico que debería porque no soy conocedora del tema, pero a mí, lo que más me ha gustado es que me ha hecho sentir multitud de emociones: cariño por algunos personajes (Aliena, Jack y Philipp), angustia por algunas situaciones (parece que ya han salido de una cuando se les viene otra encima), odio hacia otros personajes (especialmente hacia el malévolo William Hamleigh...)...

En fin, yo considero que si un libro no te hace sentir nada y te deja indiferente no debe ser muy bueno, y aunque he leído alguna opinión en la que ha habido personas que se quedaron igual después de leerlo, no es mi caso. Me enganché desde la primera hasta la última página manteniendo la intriga hasta el final donde se desvela el secreto con el que comienza el libro. Se lee genial. Para mí, lo meto en mi particular top10 de libros favoritos y se lo recomiendo a todo el mundo.

 

Mercedes Pedrero Pérez

Como novelón no está mal, mantiene el interés hasta el final. Sin embargo a mí me hubiera gustado que incidiera un poco más en el asunto de la construcción de la catedral, que es el eje del libro y al que en realidad presta muy poca atención, ya que seguramente el autor no pretende escribir una novela sobre los fundamentos de un monumento medieval, para lo cual tendría que haberse documentado muchísimo más, sino que tan sólo utiliza el entorno medieval como podría haber escogido el Imperio Romano o la época romántica. Debería tomar ejemplo de Umberto Eco a la hora de documentarse. Entretenida y punto.



Joseph B Macgregor 

En los primeros capítulos, observamos la capacidad de Follett para "engancharnos" con la historia desde un principio.

El dibujo de la familia está bastante conseguido, consiguiendo la identificación del lector con sus odiseas o sus problemas...

Me parece bastante cuidada, para ser un best-seller, bien documentada y excelentemente descriptiva, muy visual...



Athman  

Atención: SPOILERS! si no te has leído el libro, sáltate este comentario.

Pues habiendo llegado a la segunda parte, he de decir que el retrato que se hace de los personajes y la relación entre ellos, me parece magnífica. Compartir con Tom la carga familiar, el dolor de la pérdida y el consuelo de encontrar alguien que te guíe, te hace plantearte lo cambiante de las circunstancias, y el hecho de que nada perdura. Era un hombre que casi lo tenía todo, que perseguía un sueño, y que de la noche a la mañana ve cómo su vida cae cuesta abajo y queda a merced de los acontecimientos, sin tener un rumbo concreto, hasta que encuentra a Ellen, la cual toma las riendas.

Ellen es una mujer admirable. Se ha cubierto con un manto de acero para conseguir sobrevivir. No tiene pelos en la lengua, actúa según le conviene y asume sus actos, disfruta de su sexualidad y la veo como una mujer avanzada a su tiempo, pero con un resentimiento en el corazón que a veces da miedo.

William es la imagen de la prepotencia, el ego y la cobardía, frente al retrato de Aliena, que representa todo lo contrario. Esta es altiva, pero su nobleza y valor compensan ese orgullo. El capítulo de la violación de Aliena, el asesinato del asistente y la paliza a Richard, es de una naturaleza tan violenta que sobrecoge.

En cuanto a Alfred, es casi tan despreciable como el propio William. Un abusón sin prejuicios, que tan sólo se diferencia de William en sus posibilidades. Al ser un muerto de hambre, se dedica a pequeñas maldades, pero ¿qué ocurriría si estuviese en una posición social o económica igual a la de William? Pues es seguro que entre ellos no habría diferencia. Sería capaz de cometer actos tan atroces y malvados, utilizando su autoridad, sólo por creer que está en su derecho legítimo, porque sencillamente puede hacerlo. Sólo quien tiene alguna clase de poder, abusa de él.

Con Philip no dejo de asombrarme. Un auténtico hombre de Dios, sumiso, devoto, pero con agallas. Aunque sea a base de ser traicionado y ser manipulado, al fin hace lo que debe de hacer... y no lo hace nada mal.

Walleran es un manipulador nato, un maestro del juego de la política. Pero se encuentra con la horma de su zapato.

En cuanto a los detalles técnicos en el proyecto de construcción, me es imposible la imparcialidad. Dedicándome como es el caso a la restauración, me resulta muy gratificante el que se utilice un vocabulario acertado y unas explicaciones y descripciones que demuestran que el autor se ha documentado de un modo excelente.

Saludos.



Athman  

Terminado el libro....

Atención: SPOILERS!!

Pues así a bote pronto, decir que el libro me ha encantado. Las tribulaciones de Philip por conseguir financiar la catedral, el peso de la promesa hecha por Aliena y Richard a su padre, las trabas con que se encuentran Tom y Ellen para cohabitar (igual que Aliena y Jack), las conspiraciones y "cambios de chaqueta" de Walleran y William, siempre maquinando para conseguir sus propósitos... etc, me ha parecido excelente el modo en que se relata.

Sin embargo, le tengo que poner 2 pegas al final del libro:

- En primer lugar, es poco creíble (y en mi opinión de una excesiva moralina) el que tanto Remigius como Walleran, después de tooooda una vida siendo unos malvados y sin remordimientos, acaben los dos arrepintiéndose de sus actos y suplicando el perdón y la compasión... Esa reformación y cómo se regeneran, no se lo cree nadie.

- En segundo lugar, el porqué de la muerte del padre de Jack, no sé... no me suena muy creíble el modo en que se supone que ocurren los hechos. Que si lo secuestran, que si se va, que si lo encierran, que si lo acusan... muy complicado. Lo lógico es que lo hubieran matado en el acto.

Aparte de estas dos tonterietas, sigo diciendo que es un buen libro, exponiendo con realismo el machismo imperante en la época (véase la conducta de Richard frente a su hermana), la total sumisión del pueblo a la Iglesia, la facilidad con la que se hacen alianzas y se rompen pactos en política y, sobretodo, el modo en que algo puede llegar a convertirse en lo más importante en tu vida. La figura de la catedral es un símbolo arquetípico que representa el objetivo, el motivo, la excusa que todos tenemos para seguir luchando.

Y en cuanto a la parte técnica, pues ya lo dije... sencillamente se me caía la baba leyendo la descripción del proyecto de obras, os juro que realmente pude imaginarme la catedral... deformación profesional, supongo.

PD. La muerte de Tom me pilló desprevenido, no la recordaba. Y me tocó mucho la fibra, me sentí apenado de un modo absurdo... me dolió la forma en la que muere, por lo realista que es... no es un héroe que muera en duelo, sino una simple víctima más, un "daño colateral" de las acciones de William.

Pues ya está. Saludos.


ÁGATHA 

"Los Pilares de la Tierra" es un libro para entretener y mantener tu atención durante toda la trama. Es un best seller y, desafortunadamente, un libro, por ser el más vendido no quiere decir que sea un Non Plus Ultra. Hay aspectos que me gustaría señalar y comentar.

Considero que el lenguaje técnico del autor al hablar de la arquitectura de las catedrales que describe es exagerado, es decir, para mi gusto debió utilizar un lenguaje más coloquial y comprensible, acorde al perfil de sus personajes (Tom por ejemplo, con todo y ser maestro constructor, no creo que utilizara términos como "arco ojival", "medio punto", etc.). ¿Qué hice cuando me llegó a aburrir tanto tecnicismo? saltarme los párrafos... lo confieso.

Los personajes (sobre todo las mujeres) son demasiado "modernas" para su época y eso sí que no me lo creí mucho... ¡¡Sorry Follett!! No puedo creer que en una época tan difícil como fue la Edad Media casi todos los personajes "buenos" tuvieran un "final feliz", donde todos vivieron felices y contentos por muchos, muchos años (cuando la esperanza de vida era creo que de 30 años).

Llegó un momento en el que me cansé de tanto sufrimiento y de tanta maldad por parte William y Waleran... ¡¡Ya quería que terminara tanta masacre, asaltos, asesinatos y violaciones!! Fueron demasiadas páginas... ¿Les confieso algo? Tiene todas las características de una telenovela. Sufrimiento, sufrimiento, sufrimiento, final feliz... los malos son cada vez más malos y les hacen cosas muuuy malas a los "buenos" hasta que al final, inesperadamente los "malos" pagan por sus malas acciones y los "buenos" tienen un "happy ending". ¿Me lo creo? ¡¡¡Pues no!!! Así funcionan las telenovelas y si hay alguien que odia las telenovelas ¡¡esa soy yo!!

Atención: Spoilers!!!

Por supuesto que sé que ésta no es una novela histórica, pero el autor lo pudo haber hecho menos obvio ¿no creen? Lo único que puedo rescatar es la parte donde asesinan a Thomas Becket, creo que esa porción del libro quedó bastante bien situada dentro de la trama general y le dio (al menos para mí) algunos puntos a Follett.

Fin Spoilers

Otra cosa que considero rescatable (hay pros y contras, como en todo) es el que no existiera un único protagonista, es decir, aquí la única protagonista fue la catedral y su construcción, o si lo queremos ver de otro modo, los protagonistas fueron las bajas pasiones del ser humano. Por ese lado puedo reconocer un acierto en Follett ya que al leer tendemos a "identificarnos" con ciertos personajes y al menos en esta novela había demasiados para elegir un favorit@. En realidad hay muchas historias dentro de una sola.

Finalmente quisiera destacar algo, cuando un libro te deja huellas, te marca y no vuelves a ser el mism@ después de leerlo ¡estás ante un excelente libro! Es cierto, hay libros para todos los gustos y para todos los estados de ánimo... pero en lo personal puedo decir que éste a mí me dejó casi igual a cuando lo inicié. Te entretiene (a mí me gusta leer sólo por el afán de entretenerme) pero también se trata de "poner riquezas en nuestros pensamientos" y no "nuestros pensamientos en las riquezas" y acá creo que el señor Follett optó por esto último jejeje.

No me arrepiento de haberlo leído... me arrepiento de haberlo comprado jejeje.

A quien les gusten este tipo de novelas best-sellers (ambientadas en la Edad Media, las que a mí me fascinan) les recomiendo: "La promesa del Angel" de Frederic Lenoir y Violette Cabesos... y "El laberinto" de Kate Mosse, o si gustan de mezclar historia con ficción y una dosis de suspenso, ahí tienen "El ocho" de Katherine Neville. Y ya al final no olviden leer a Walter Scott con su "Ivanhoe" y su "Robin Hood". Verán que sin irse a los extremos, sus tramas les cautivarán y les dejarán un buen sabor de boca (bueno... en gustos se rompen géneros). Esta es mi humilde opinión.

Aprovecho este espacio porque acabo de recordar algo: Hay demasiados "huecos" y espacios desaprovechados en la narración, por ejemplo: Aliena hace un laaargo viaje por media Europa, peregrina hasta Santiago de Compostela y ahí el autor no hace grandes aportaciones!!! Follett ¿qué te pasó? Perdiste una bella oportunidad de resaltar lugares, acciones y personajes!! Pudiste lograr que intervinieran algunos personajes que le dieran un giro inesperado a la historia!! o ¿¿qué me dicen de la vida del juglar, padre de Jack?? ¿No sienten como "forzadas" las pocas informaciones que el libro da de él cuando se pudo explotar mucho más? O ¿qué tal la hermanita de Alfred? (¿cómo es que se llama? ¿Pueden creer que he olvidado el nombre?) hay un punto en el que no se sabe nada de ella... o por ejemplo al hijo perdido de Tom se le abandona durante una buena parte de la trama y ya casi al final el autor se acordó de él... esa es la desventaja de crear taaaantos personajes y no saber qué hacer con ellos (porque matarlos no era la solución si ya de por sí había matado a la mitad ¡¡y de qué maneras!!).

 

Pilar López Bernués

No puedo decir algo que no se haya dicho ya por otros lectores, pero me gustaría dejar mi opinión personal.

Considero que es una obra maestra. Tiene, en primer lugar, el enganche suficiente en las páginas iniciales para que un lector poco convencido decida animarse a leer una novela tan extensa. Y luego nos situa perfectamente en una época llevándonos de la mano de varias generaciones, con sus problemas, sus anhelos y sus miserias. El mundo de la nobleza, la iglesia, los intereses creados y ese otro inframundo en el que malviven campesinos se van sucediendo y enlazando de forma magistral; vemos, también, la vida de los artesanos y la manera como cada uno de ellos se convertía en maestro de su especialidad con los rudimentarios medios de la época.

Considero que es una obra importante que tiene la virtud añadida de entretener.

Pilar López Bernués

 

Esta reseña tenía en la web anterior 166 comentarios

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar