Anika entre libros

Los caminantes 3. Hades Nebula

Ficha realizada por: Fernando Martínez Gimeno,Anika Lillo
Los caminantes 3. Hades Nebula

Título: Los caminantes 3. Hades Nebula
Título Original: (Los caminantes 3. Hades Nebula, 2011)
Autor: Carlos Sisí
Editorial: Minotauro


Copyright:

© 2011, Carlos Sisí
© 2011, Editorial Planeta S.A.

Portada de Alejandro Colucci

© Mapa de Pablo Uría

Edición: 1ª Edición, Octubre 2011
ISBN: 9788445078464
Tapa: Blanda
Etiquetas: apocalipsis, fin del mundo, supervivientes, literatura española, trilogías, superviviente, terror, miedo, horror, zombis, persecuciones, pandemia
Nº de páginas: 461

Argumento:

Parece que en Granada está la solución: Allí hay militares y helicópteros que recogen a los supervivientes de Carranque. El problema reside en que cuando los llevan, Juan Aranda va a un sitio y los demás a otro, y ese otro lado está lleno de civiles que se diferencian poco de las víctimas del nazismo: insalubridad, hambre, debilidad, desesperación... Algo está pasando y a Aranda no le han contado nada.

Por si esto fuera poco la muerte no es igual para todos los zombis, la prueba es el padre Isidro, que es capaz de salir de Málaga y llegar a Granada volviendo a la carga.

La gran oportunidad nace de Dozer, a quien le perdimos la vista en un mar rodeado de zombis y al que dimos por muerto.

(argumento de Anika)

 

Opinión:

 

Fernando Martínez Gimeno

Parece que fue ayer. ¡Qué gran verdad esconden estas cuatro palabras! Parece que fue ayer (y ya han pasado casi dos años y medio) cuando leí por primera vez la pequeña sipnosis de una historia que transcurría en Málaga y que un servidor se aventuró a escribir a un señor llamado Carlos para interesarse por ella y hacerle una entrevista, así como leer la novela y reseñarla, por supuesto. En todo este período de tiempo transcurrido desde ese día, no sólo ha escrito dos novelas más sobre ese grupo de supervivientes malagueños, sino que el mundo virtual se ha traspasado y hemos trabado una buena amistad, conociéndonos en persona, siendo participe de la confección de la segunda parte de Los caminantes, así como formando parte de sus lectores cero, y siendo confidente en algunas ocasiones. Por ello, al llegar a leer esta tercera parte, y definitiva (no sé si ponerlo entre interrogantes), podría decir que se han mezclado dos sentimientos contrapuestos. Por un lado la tristeza de cerrar de alguna manera una historia que formará parte para siempre de mi vida, y por otro de la alegría que siente uno cuando sabe que Carlos no ha parado aquí, y que en breve tendremos oportunidad de conocer su buen hacer fuera del género zombi, y primero en formato ebook, con Edén interrumpido, y esperamos que a finales de año con La hora del mar.
 
Así pues, si notáis algo de emoción en estas líneas, no será para menos.
 
Si digo que tenía cierto temor por ver cómo era capaz de cerrar las aventuras de los supervivientes de Carranque, no engaño a nadie. Estoy acostumbrado a leer muy buenas primeras partes que poco a poco decaen, y sin embargo, con Carlos ha sido diferente. Poco a poco y con el paso de las páginas, el nivel literario de cómo cuenta las escenas de estos personajes ha ido in crescendo, algo que se ve de manera notoria entre la primera y la segunda novela, y que en esta tercera ocasión sigue manteniendo, haciendo verosímil y ajustado el final de la misma. Aunque seguro que más de uno aportaría un final diferente. Pero como el que manda es Carlos, él ha apostado por este y me quito el sombrero.
 
En esta ocasión son varias las diferencias que existen entre sus hermanas y este cierre. Una de ellas es que Aranda se queda en un segundo plano y no es el personaje principal o que mayor peso soporta en el dramatis personae. Seguimos conociendo su evolución, pero el foco se traslada hacia los compañeros que ahora subsisten en la Alhambra de Granada. También tenía otro pequeño temor, y es que la aparición de Gabriel y Alba en la segunda novela, fuese de nuevo utilizado para causarnos esa dosis de ternura necesaria en todo drama humano, y de esta forma, que se volviese una trama algo pastelosa. Pues no, ambos siguen creciendo en esos días difíciles y apareciendo en los momentos justos, sin ser excesivos. Punto positivo por este lado.
 
También me parece muy acertada la manera en que Carlos juega con nuestros sentimientos, sin hacerlos "gominolas", es decir, cómo hacer girar la historia para que la sorpresa que nos ofrece nos la creamos, nos regocijemos con ello y sonríamos ante la astucia del autor. Los relatos que esconden sus páginas y que son la vida y milagros de la vida pasada de los personajes, o subtramas que parecen histriónicas (por ejemplo la del grupo del mejicano) y que serían la vertiente absurda de ese mundo en que se ha transformado el día a día del ser humano. Cómo nos transporta a otras épocas de la vida del hombre en que éste no era sino un mero número y que se podía experimentar con él y aniquilarlo al antojo de alguien que se creía una raza superior. Y en Hades Nebula se añade un elemento a la ecuación, el ejército.
 
Así pues esta tercera entrega es una progresión adecuada en el currículo literario del escritor malagueño, y globalmente, la trilogía de Los caminantes es un referente a todas luces de cómo se debe o se puede tratar un género sin abusar de los tópicos, dotándolo de ritmo y de un perfil diferente a lo que se viene haciendo hasta ahora. Triste por su término pero a la vez contento de ver que es posible satisfacer al lector, al cliente, con una historia sencilla y sobre todo, bien contada. Porque Carlos sabe contar historias.
 
Lo demuestra con sus próximas aventuras. Y lo afirmo con conocimiento de causa.

 

 

Anika Lillo 

Cuando te enfrentas al último volumen de una trilogía pueden pasar dos cosas: que te quedes a gusto o que quieras más. La verdad es que somos varios los que quisiéramos más. Hay otras trilogías que no necesitan más explicaciones, que en sus últimas páginas directamente te cuentan el futuro (como la trilogía Z de Loureiro), pero hay otras que dan paso a posibles continuaciones, y yo diría que "Hades Nebula" da paso a una tetralogía fácilmente, así que Carlos, apunta… :)

Mientras tanto y antes de llegar al final nos encontramos de nuevos con tres claves de su estilo en estas novelas: mucha acción basada en la supervivencia, los personajes más punteros -habrá muchos pero siempre están los que destacan- y nuevos personajes que no tendrán nada que ver con los anteriores. Si en "Los caminantes" conocimos al grupo de Juan Aranda, el escuadrón de la muerte (Dozer, Uriguen, José y Susana), Moses e Isabel o al padre Isidro (esenciales todos), en "Necrópolis" Carlos Sisí introdujo a un par de niños (Alba, que tenía visiones inquietantes y futuristas, y Gabriel) y a un grupito de alemanes psicópatas y sociópatas. Y finalizó dando pie a la recogida de supervivientes por militares.

Aquel segundo volumen ya indicaba que posiblemente habían hecho mal yéndose con los militares, y ahí soltó Sisí su cliffhanger. ¿Pero qué podían hacer los supervivientes si Carranque se había ido a la porra? Así pues, en este -de momento- último volumen vamos a ver más de todo de nuevo y aunque hay cosas inevitables -la supervivencia contra zombis siempre son repeticiones- Sisí nos regala un par de resurrecciones (qué digo un par, si os fijáis bien, varias más). La primera y principal la de quien creíamos muerto y no lo estaba, y la segunda, la que podría dar vida a un cuarto volumen. Recordemos que Juan Aranda podía caminar entre los muertos. Pues bien, aquí tendremos a dos que lo podrán hacer, y una explicación de porqué el padre Isidro, a pesar de haberle matado, vuelve con la misma mala intención, obsesión y locura desatada de siempre. Esto se pone al rojo vivo y conforme llegas al final de la novela ves que tienes auténtica prisa en acabar porque quieres saber cómo finaliza todo ya mismo. ¿Quién muere? ¿Quién se salva? ¿Nos contará el futuro o dejará otro cliffhanger? ¿Aparecerán Dozer y Juan? Qué urgencias me entraban en las páginas finales; hasta me daba risa pensar que necesitaba conocer el final con tanta ansia.

Como Sisí ha dejado una puerta abierta, con suerte podremos saber qué pasa después del capítulo titulado "Bum", el sonido del golpeteo del corazón que suelen escuchar los zombis… aunque en este caso quien lo escuche y nos ponga alerta no sea un zombi precisamente… ¿Véis como hay para un cuarto libro?

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar