Anika entre libros

La última puerta. Experiencias cercanas a la muerte

Ficha realizada por: Anika Lillo
La última puerta. Experiencias cercanas a la muerte

Título: La última puerta. Experiencias cercanas a la muerte
Título Original: (La última puerta, 2014)
Autor: Miguel Ángel Pertierra
Editorial: Oberón


Copyright:

© Miguel Ángel Pertierra Quesada

© Prólogo, Enrique de Vicente

© Ediciones Anaya Multimedia, 2014

Edición: 1ª Edición: Abril 2014
ISBN: 9788441535497
Tapa: Blanda
Etiquetas: ángeles divulgación investigación dios muerte ECM experiencias cercanas a la muerte más allá espíritus ensayo literatura española testimonios resurrecciones cerebro misterios de la humanidad investigación científica
Nº de páginas: 286

Argumento:

El doctor Miguel Ángel Pertierra, Doctor en Medicina con seis títulos universitarios, hombre de ciencia y como tal, hombre curioso, se dedicó a investigar las ECM (experiencias cercanas a la muerte) durante muchos años. Lo más impactante es que finalmente fue él mismo quien vivió en carne propia una ECM. En este libro se recogen experiencias, la suya propia, reflexiones…

 

Opinión:

 

Desde que leí a Moody con unos trece o catorce años no había leído otro libro recopilatorio de experiencias cercanas a la muerte. Del tema sí había leído, pero no uno que recopilara tantos testimonios. Y me ha fascinado por varias razones. Una de ellas es que Pertierra ha narrado experiencias absolutamente distintas. ¿Todas ven una luz al final de una puerta? No, ni por asomo. Hay experiencias con viajes astrales, visiones premonitorias, paisajes varios, mensajes del más allá, seres y sensaciones inexplicables... Todos coinciden, en cambio, en lo mismo: murieron de un ataque cardíaco y durante el tiempo en que los médicos luchaban por recuperarlos vivieron una experiencia que nadie, absolutamente nadie, les va a convencer de que no fue real. Porque una de las cosas más importantes es la absoluta certeza de que no estaban soñando, y que la explicación médica que tanto hemos oído como explicación de las "visiones" de las ECM  son inútiles en la mayoría de estos casos, dado que una sensación de paz y luz provocada por ese momento crítico no explica las premoniciones, ni los viajes que luego se comprueban con todo detalle -una de las experiencias que más me gustó iba pecisamente de esto: un hombre que durante su 'muerte' viaja a un lugar donde jugaba de niño y ve todo cambiado, y una vez recuperado decide coger el coche y viajar a ese sitio y se encuentra con que esos cambios son reales; cambios que vio clínicamente muerto-.

Cada uno sacará sus conclusiones, pero la mía (aunque tengo dos) coincide curiosamente con uno de los testimonios: que cada uno ve el 'cielo' en el que cree, aunque se puede complementar con ese en el que tú mismo te juzgas para vivir-sufrir el mal que has hecho (sigo pensando que es lo mejor para que gente como Hitler, Stalin, Himmler, Mengele, etc., vivan en sus almas el dolor que provocaron)

En cuanto a Pertierra, él se muestra tan sensato que da gusto leerle. Es muy importante que cuando te cuentan una historia sean creíbles en su narración, al menos en historias como estas, tan complejas. Pertierra cuenta las cosas como pasaron, como se las contaron, nos habla del seguimiento y de las consiguientes conversaciones que tuvo con los testigos para ver si les cambió algo la experiencia, o si fueron reales aquellas visiones que tuvieron (otra muy buena es de una mujer que ve algo distinto en su casa mientras está clínicamente muerta y cuando sale del hospital ve que ese cambio es real, pero que ella no lo hizo). No hay ciencia que pueda explicar casos como estos tan concretos, aunque todos confiamos en que algún día la ciencia les de explicación, claro que ese día ciencia y misticismo se darán la mano, porque para dar explicación a las EMCs, los fantasmas, etc., tienen que decir que sí, que existen, que son reales, aunque ellos aún creían que la tierra era plana (pobre Giordano Bruno). Por suerte hay hombres de ciencia que demuestran que efectivamente son hombres de ciencia, gente curiosa que sigue investigando, como Pertierra, como José Miguel Gaona, como Manuel Martín-Loeches… Los negacionistas no pueden llamarse hombres de ciencia. Les queda grande un nombre así.

Además de las experiencias el libro cuenta con otras secciones ajenas a las experiencias pero no a las ECM, y un prólogo escrito por Enrique de Vicente.

Yo lo recomiendo, desde luego.

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar