Anika entre libros

La sangre del pelícano

Ficha realizada por: Pilar López Bernués
La sangre del pelícano

Título: La sangre del pelícano
Título Original: (La sangre del pelícano, 2007)
Autor: Miguel Aranguren
Editorial: LibrosLibres


Copyright:

© Miguel Aranguren, 2007

© LibrosLibres, 2007

Edición: 1ª Edición: Septiembre 2007
ISBN: 9788496088641
Tapa: Blanda
Etiquetas: thriller, secta, satanismo, asesinatos, literatura española
Nº de páginas: 478

Argumento:

Un extraño anónimo, dejado en el confesionario, conduce al sacerdote Albertino Guiotta hasta un parque de la ciudad de Roma, ciudad en la que se ocupa de una pequeña iglesia tras su tardía vocación sacerdotal. En el parque aparece el cadáver decapitado de un hombre al que le han quemado las manos para complicar su identificación dactilar.

El pasado de Albertino Guiotta, que se dedicó al mundo de la alta costura, conoció los entresijos de algún modisto famoso, participó en extrañas fiestas y se codeó con determinada jet-set, es el punto de partida que utilizará el comisario Luigi Monticone para resolver un caso que cada vez apunta más a una extraña conspiración diabólica.

Juntos en el tema, los dos protagonistas descubren nuevos cadáveres y relacionan extraños sucesos acaecidos en diferentes partes del mundo: Granada, París, New York, Cantón y la propia Roma. Todo parece indicar que un grupo satánico se dispone a asesinar al Papa.

Por otra parte, el líder de una secta que va captando adeptos ante sus supuestos milagros y demostraciones de poder, tiene previsto retar al Pontífice y autoproclamarse representante del ÚNICO. 

 

Opinión:

 

El libro engancha ante lo extraño de los crímenes y la conspiración que se va desvelando, porque se intuye que altos cargos de diversas áreas laicas y eclesiásticas son sustituidos por impostores mientras un "santón" va captando adeptos para su secta.

La acción se desarrolla en varios países y eso hace que la obra sea dinámica y variada. Las descripciones del Vaticano, la basílica de San Pedro y el entorno del Papa están cuidadas y resultan muy gráficas para el lector.

Creo que la novela está muy bien escrita y documentada, en ese sentido la encuentro excelente. Personalmente, no obstante, pondría algunos "peros" a los personajes y parte de la trama. En algunos puntos, el autor ha de contar con la complicidad del lector para que le encajen determinadas cosas. Cuesta creer, por ejemplo, que un "santón" pueda hacer juegos ilusionistas en el cielo nocturno de París sin que nadie los vea, a excepción de una periodista elegida y su fotógrafo, o que sea capaz de desaparecer de un plató de televisión sin dejar rastro; tampoco creo que un país desarrollado, como Francia, sea el mejor escenario para ese tipo de secta, que pretende nada menos que desbancar al Papa y colocar en su lugar a un líder que se autoproclama el único representante elegido por Dios. El pasado del sacerdote protagonista lo veo demasiado extremo para que el hombre termine en un seminario, por más que viera a Satán y su obra; ahí me ha parecido que el autor ha creado el personaje a medida que iba a utilizar sus conocimientos de antaño y su vinculación con la alta costura, las fiestas-orgías de sociedad y sus contactos con retorcidos seres adoradores del diablo.

Y por último, la pareja protagonista: Un cura de una iglesia secundaria y un comisario raso, creo que son poca gente ante una conspiración tan enorme y que piensa actuar en un acto público y ante miles de personas, millones si se tiene en cuenta que va a retransmitirse a todo el mundo.

La novela es una continua exaltación de lo sagrado y se basa en la eterna lucha del bien y el mal, el primero representado por la iglesia católica y el último encarnado por una secta satánica pero con un líder (el demonio) que se describe como muy real y que acecha una y otra vez a Albertino Guiotta. Los lectores que sean católicos disfrutarán sin duda alguna con el libro por esa exaltación de los valores de la iglesia del Papa, la moralidad de sus seguidores y las extraordinarias referencias al Vaticano, la basílica de San Pedro, actos públicos como la beatificación de algunos personajes, etc.

Para los no católicos, sin embargo, la obra puede resultar algo partidista porque no se contempla más alternativa espiritual que la iglesia de Roma, se habla de todas sus virtudes pero no de sus defectos y ensalza una y otra vez unos valores que están muy bien, nadie lo niega, pero que cuesta descubrir en la práctica del día a día y que quedan algo apagados en el "país más rico del mundo".

En general, no obstante, leyendo la novela como tal y sin cuestionarse demasiado determinados temas, el libro engancha, está escrito con muy buen estilo y posee descripciones muy elaboradas de diferentes partes, culturas y organizaciones de todo el planeta.

Pilar López Bernués

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Error loading MacroEngine script (file: TePuedeInteresar.cshtml)
Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar