Anika entre libros

La princesa Shiro

Ficha realizada por: Anika Lillo
La princesa Shiro

Título: La princesa Shiro
Título Original: (La princesa Shiro, 2014)
Autores: Blanca Álvarez, Daniel Montero Galán
Editorial: SM
Colección: Barco de Vapor,Serie blanca


Copyright:

© Texto de Blanca Álvarez, 2014

© Ilustraciones de Daniel Montero Galán, 2014

© Ediciones SM, 2014

Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición, 2014
ISBN: 9788467555462
Tapa: Blanda
Etiquetas: japoneses, oriental, leyendas, libros ilustrados, literatura española, novela, princesas, 5 años, 6 años, 7 años, 8 años, literatura infantil
Nº de páginas: 59

Argumento:

La pequeña Kumiko está aburrida porque han cerrado la escuela debido a la nieve que no parece tener intención de desaparecer. De pronto aparece un ser de piel muy blanca con un vestido de estrellas y zapatos de plata: el ser le dice que es una princesa que ha perdido sus poderes y le pide ayuda para recuperarlos.

 

Opinión:

 

Dice la contraportada que "La princesa Shiro" está inspirado en un cuadro de Joan Miró ("La danse dels coquelicots"), en realidad dos líneas negras (ni paralelas ni rectas) y tres gotas rojas (podría definirlo mejor pero el autor quedaría fatal si lo hiciera). Sólo con eso Blanca Álvarez tenía una historia con sabor oriental que tiene tanto de mágico como de bello. Esas tres lágrimas rojas, esas tres gotas rojas, son el tesoro especial que Kumiko deberá conseguir para devolverle los poderes a la princesa Shiro, un ente que de tan etéreo prácticamente es ya un fantasma, y si la niña no consigue su propósito, Shiro desparecerá.

Es un cuento infantil para primeros lectores y, como tal, tiene el final feliz que se espera. Puesto que la princesa Shiro concede Laprincesashiro -interiordeseos, no sólo Zumiko vivirá una aventura si no que además conocerá la magia de la que es capaz la princesa al concederle su "mayor" deseo. Un cuento ideal para niños porque la historia les fascinará.

Está ilustrado por Daniel Montero Galán al que sólo debo reprocharle esa manía que no sólo tiene él pero que no logro entender, la de pintar de rojo las narices (les tengo bastante tirria a esas narices). El toque oriental está bien definido y el cuadro de Miró, perfectamente claro, pero con Zumiko en medio, como no podía ser de otra manera.

Miró será un artista muy reconocido pero para mí tiene más mérito este cuento que su cuadro. Oh, sí, alguna burrada dirá un crítico de arte si lee esto pero permítame discrepar: al menos Blanca pensó y Daniel se molestó en dibujar y colorear algo más que dos líneas y tres gotas. Eso sí, si ha servido para inspirar a la autora, bienvenido sea.

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar