Anika entre libros

la odisea de berenice

Ficha realizada por: Núria Pradas Andreu
la odisea de berenice

Título: la odisea de berenice
Título Original: (la odisea de berenice, 2011)
Autor: Virginia Domínguez Herrero
Editorial: Atlantis


Copyright: © Virginia Domínguez Herrero, 2011
© Ediciones Atlantis, 2011
1ª Edición, Mayo 2011 ISBN: 9788415228493
Etiquetas: amor, autores, ciclo, escritores, españoles, fantasía, fantástico, hispanos, literatura española, literatura hispana, romance, romántica, romántico, sagas, series, trilogías

Argumento:


Berenice, la guerrera fría como el hielo que conocimos en la primera novela de esta saga, El Laberinto de Eilithya, es la protagonista de esta segunda entrega. Como Segunda Niña Antigua, Berenice debió pasar por lo mismo que pasó Eilithya, hace mil años, pero su historia de amor con Mentor es, en esta ocasión, mucho más compleja.

Además, los sünus, son acechados por una amenaza que está a punto de dar al traste con su preciada invisibilidad.

Opinión:


Muchas páginas ha necesitado Virginia Domínguez para contarnos la misma historia con distintos personajes. Si tras la lectura de la primera entrega de esta trilogía, había algún que otro “pero”, ahora, en la segunda, la verdad es que las conjunciones adversativas van en aumento.
 
La autora, que ya dejó las bases de su mundo de ficción sentadas en el primer libro, intenta  en éste añadir ingredientes de misterio a la narración. Como en El Laberinto de Eilithya, su buen hacer nos llega a hechizar en un primer momento. La lectura toma cierto aire enigmático; la acción se potencia, si dejamos atrás ese deja vù que es la historia de Berenice y su Mentor; la misma historia de Eilithya, con Madre de por medio, pero con unos protagonistas con más mala leche y menos fortuna.
 
Como en la anterior lectura, la autora no se ha mantenido, a mi parecer, firme en sus tramas. Las promesas no se cumplen. Y no me refiero a esos personajes que le quedan colgados, esos sünus traidores que supongo que serán los protagonistas de la tercera entrega, puesto que su desaparición sin mediar explicación alguna sería imperdonable.

Me refiero a una sensación que se repite en las dos novelas: las soluciones a sus, a menudo, demasiado complejas tramas, son como globos que se deshinchan de golpe. La emoción no se mantiene. Los desenlaces son previsibles para un lector con un unos cuantos quilómetros a la espalda y cuesta mucho entrar en una historia que se desvanece a medida que pasan las páginas.

Como en El Laberinto de Eilithya, al final, sólo queda una historia de amor más o menos conseguida (no lo critico puesto que en el romanticismo está el eje de estas novelas), pero de lo demás, de las otras tramas, del misterio… nada ¿No será, me pregunto inquieta, que los sünus no dan para tanto? ¿Por qué tanta trilogía, me vuelvo a preguntar, cuando, a veces, una novela es suficiente para contar una historia?
 
Servidora sigue creyendo que en Virginia Domínguez hay una buena escritora. Entusiasta, culta, con cosas que contar y que sabe contarlas.

Espero que después de la trilogía y de la etapa sünu, que seguro que ha despertado interés y adeptos, siga brillando el entusiasmo de esta escritora.

Núria Pradas

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar