Anika entre libros

la niña que recorrió tierra fantástica en un barco hecho por ella misma

Ficha realizada por: Patricia Rubiera
la niña que recorrió tierra fantástica en un barco hecho por ella misma

Título: la niña que recorrió tierra fantástica en un barco hecho por ella misma
Título Original: la niña que recorrió tierra fantástica en un barco hecho por ella misma
Autor: Catherynne M. Valente
Editorial: Noguer


Copyright: © Catherynne M. Valente, 2011
© Noguer, 2012
Traducción de Julia Alquézar Solsona
Ilustraciones de Ana Juan 2011
1ª Edición, Marzo 2012 ISBN: 9788427901476
Etiquetas: autores, aventuras, book, dragones, ebook, e-book, elfos, escritores, estadounidenses, fantasía, fantástico, gnomos, hadas, ilustrado, libro electrónico, libros ilustrados, libros premiados, literatura americana, literatura estadounidense, literatura

Argumento:


Premio Andre Norton 2009 (Mejor novela)

Septiembre tiene 11 años y está cansada de lavar tacitas de té rosas y amarillas, por eso el día que Viento Verde se acerca a su ventana y le propone viajar a Tierra Fantástica, no se lo piensa dos veces y se sube a lomos del leopardo volador para adentrarse en la mágica región. Allí conocerá a todo tipo de criaturas fabulosas, vivirá miles aventuras, dejará su corazón… y ganará un alma.

Opinión:


Hay libros que parece que han sido concebidos con un toque mágico, como si los seres que poblaban sus páginas hubieran susurrado al autor lo que debía aparecer en cada momento. Esas historias trascienden las etiquetas y el tiempo, no hace falta ser un niño para gritarle a la Alicia de Lewis Carroll que huya de la Reina de Corazones, o para aplaudir y evitar la muerte de Campanilla en el “Peter Pan” de Barrie, por eso seguimos emocionándonos con el paso de los años con la muerte de Ártax en “La historia interminable” y soñamos que algún día apareceremos en el País de Oz que imaginó Frank Baum. Todas estas obras tienen ahora una nueva compañera, la que Catherynne M. Valente ha inventado, o quizás Viento Verde se la ha soplado.

La niña que recorrió Tierra Fantástica en un barco hecho por ella misma” es una historia fabulosa, fantasía en estado puro, que recupera al niño que fuimos (o que aún somos) e intenta despertar a los actuales de ese sueño tecnológico que les atrofia la imaginación.

Una historia que habla de la necesidad de la fantasía en el desarrollo de las personas, de la crueldad que supone arrebatar ese reino increíble en el que vivimos durante unos pocos años, del sufrimiento y la impotencia que se siente al pensar que jamás seremos capaces de volver a él, de cómo no somos totalmente buenos o malos porque los trocitos de corazón que vamos dejando en cada rincón, en cada persona o criatura que conocemos, hacen que empleemos el sentido común en un momento dado. Pero también nos narra la importancia del compromiso, de tomar decisiones aunque no siempre nos convengan, de involucrarse en algo sólo porque has prometido hacerlo, de la valentía, de la lealtad…de la vida. Un viaje inolvidable en el que todo es posible si lo intentas ya que los deseos requieren un poquito de acción por nuestra parte, sólo de esta manera conseguirás de verdad tus sueños.

Adentrarse en esta magnífica historia es una llamada de atención, un golpecito en la nuca que nuestra imaginación nos da para decirnos: me estás abandonando. Pero ella, generosa como pocas, nos dice que no es tarde, Tierra Fantástica está siempre esperando con los brazos abiertos, unas veces vendrá a ella a buscarnos porque piensa que el reino nos necesita, otras lucharemos con todas nuestras fuerzas por encontrar la puerta que nos traslade al lugar porque, como descubre Septiembre a lo largo de su camino, nos necesitamos mutuamente, ninguna parte está completa sin la otra. La fantasía se presenta en nuestras vidas de muchas maneras, ya sea en forma de libro con un misterioso símbolo en la cubierta, mediante un niño que entra una noche en nuestra habitación buscando su sombra, a modo de tornado que nos lleva a un país lleno de baldosas amarillas, o como un viento verde que sopla insistentemente, sólo hay que estar atentos a las señales y dejarse llevar.

Una historia tan hermosa no podría tener mejor carta de presentación que la maravillosa portada que Ana Juan ha dibujado, una cubierta que parece decirte: ¡cógeme, no te arrepentirás!, y que justifica que, en este caso, juzguemos el libro por la tapa. Cada capítulo vendrá encabezado por una ilustración que recuerda a los cuentos clásicos por su trazo y su delicadeza, un regalo más de la imaginación.

Hay gente que piensa que nuestra vida real es aquella que creemos sueño, cuando cerramos nuestros párpados y nos vemos transportados a un lugar de ilusión es cuando estamos vivos y somos nosotros realmente. Así que, por si acaso, vive, sueña, inventa, ¡imagina! Sólo así jamás tendrás que arrepentirte por no haber sido “La niña que recorrió Tierra Fantástica en un barco hecho por ella misma”, la edad es lo de menos siempre es buen momento para viajar a otros lugares. ¿No sabes cómo? Viento Verde me ha contado un secreto, sólo hace falta abrir un libro.

Patricia Rubiera

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar