Anika entre libros

La niña alemana

Ficha realizada por: Ysabel M.
La niña alemana

Título: La niña alemana
Título Original: ( La niña alemana, 2016)
Autor: Armando Lucas Correa
Editorial: Ediciones B
Colección: Grandes Novelas


Copyright:

© 2016, Armando Lucas Correa

© 2016, Ediciones, B S. A.

Ilustraciones: B/N
Edición: Edición: Noviembre 2016
ISBN: 9788466660044
Tapa: Dura
Etiquetas: novela ficción histórica histórica Hannah Rosenthal refugiados nazismo nazis judíos II Guerra Mundial barcos supervivencia supervivientes La Habana Cuba Nueva York libros ilustrados New York St. Louis literatura cubana
Nº de páginas: 429

Argumento:

La vida de Hannah Rosenthal, al igual que la de otras muchas personas, va a cambiar drásticamente en 1939. De repente todo su mundo se derrumba, de ser la hija de una familia acomodada judía pasa a ser considerada casi una escoria. Estamos en la Alemania Nazi. Consciente de lo que puede pasar, y más a raíz de la Noche de los Cristales Rotos, su padre va a hacer todo lo posible para sacar a su familia de esta nueva Alemania. Las esperanzas de toda la familia estarán en un barco: el St. Louis, que les llevará a Cuba donde podrán iniciar una nueva vida.

Años mas tarde, unas viejas fotografías le pondrán en contacto con otra niña llamada Anna.

 

Opinión:

 

Hay libros, lecturas, que tienen algo casi mágico que hace que te atrapen desde la primera palabra y no puedas dejar de leer hasta llegar al final. Esto es lo que me ha ocurrido con "La niña alemana", la primera novela de Armando Lucas Correa, publicada por Ediciones B. Una novela más que buena, yo la califico de excelente. Sin duda alguna, de lo mejorcito que se ha publicado a finales de 2016.

Es curioso que los dos libros que he leído recientemente sobre la Segunda Guerra Mundial tengan como protagonista a un barco. Si en el de Ruta Sepetys era el Whilhem Gustloff, en este es el St. Louis. Ambos tienen un punto en común: transportan refugiados, pero lo que son las cosas, si el primero transporta refugiados alemanes que huyen de los soviéticos, en el St. Louis son otros alemanes, está vez judíos, quienes huyen del Nazismo. Tanto la novela de Ruta Sepetys como ésta nos muestran otra cara de la Segunda Guerra Mundial, de esa Europa que empieza a romperse a finales de la década de los años 30. Es verdad que no me gustan mucho las novelas de guerra y nazis, pero "La niña alemana" es muy especial. Nos muestra una cara mas real e íntima de este momento, un periodo, una atmósfera que no deja indiferente al lector, sino que hace que le sea muy difícil no empatizar con la protagonista, con Hannah. Una niña judía pero que, por su aspecto físico (es rubia) todo el mundo le llama "la niña alemana".

La novela está estructurada en cuatro partes. En la primera nos narra la vida de Hannah en el Berlín de 1939, la segunda se centra en el viaje a bordo del St. Louis rumbo a Cuba mientras que la tercera y cuarta nos hace ser testigos del encuentro entre ella y Anna en La Habana. ¿Y quién es Anna? Pues otra niña de doce años, sólo que vive unos años después de Hannah, su vida transcurre en el Nueva York de 2014. Hay una relación entre ambas, pero no quiero revelarla pues rompería la magia de la trama. Ambas, son a su vez las voces narrativas de la historia y van alternándose capítulo a capítulo. Esta alternancia de narradores no cansa, al contrario me ha gustado porque está muy bien enlazada. No da la sensación de ser un pegote, sino que ambas historias, ambos periodos de tiempo, están perfectamente compenetrados.

"La niña alemana" es una novela dura y esperanzadora al mismo tiempo. Como lectora no evitas sentir que tu corazón se estremece al leer las barbaridades que los nazis les hacían a los judíos. Aún no ha estallado la Guerra ni se manda a los judíos a los Campos, pero sí que existe la violencia, el rechazo, la Noche de los Cristales Rotos, hacía los judíos. Un buen ejemplo es la propia familia de Hannah, ellos son los propietarios del edificio donde víven, hasta hace poco tiempo el resto de los inquilinos debían pagarles un alquiler, ahora es al revés: ellos, la familia de Hannah, son tratados casi como "okupas" indeseables, deben pedir permiso para todo, no pueden ni entrar por la puerta principal. Armando Lucas Correa lo narra tan bien que lo vives.

Es un autor que me ha gustado mucho. Creo que su estilo es perfecto. Ha logrado captar la atención del lector, ya del que le gusta la novela histórica como del que, simplemente, lee por placer. Otro punto muy positivo es el pequeño dossier que hay al final con una selección de fotografías en blanco y negro que nos muestran escenas de la vida a bordo del barco. Como historiadora, adoro estos detalles.

Otro punto muy positivo han sido los personajes. Ambas, Hannah y Anna, son de los que no se olvidan fácilmente. Quizá por el dramatismo que tiene alrededor, al lector le llama mas la atención el personaje de Hannah. Un personaje que no evita comparar un poco con otros que también han tenido a Alemania y la Segunda Guerra Mundial como escenario, hablo por ejemplo de la protagonista de "La ladrona de libros", pero cada una de ellas tiene su personalidad. Hannah es una niña que despierta ternura y simpatía, tiene una personalidad muy peculiar que se mantiene cuando es adulta. Anna ha heredado algo de ella.

Todos estos detalles: buen argumento, una estupenda historia, personajes... hacen que "La niña alemana" se devore. Yo de vosotros no la dejaría escapar, es una gran novela.

Ysabel M.

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Si te gustó este libro, también te puede interesar...

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar