Anika entre libros

La nieve interminable

Ficha realizada por: Darío Luque
La nieve interminable

Título: La nieve interminable
Título Original: (A neve interminable, 2016)
Autor: Agustín Fernández Paz
Editorial: SM
Colección: Gran Angular


Copyright:

© Ilustración cubierta: Julián Muñoz

© Agustín Fernández Paz, 2016

© Ediciones SM, 2016

Traducción: Isabel Soto
Ilustraciones: B/N
Edición: 1ª Edición: Septiembre 2016
ISBN: 9788467590562
Tapa: Blanda
Etiquetas: naturaleza, relatos, fantasmas, misterio, gótica, intriga, libros ilustrados, literatura española, terror, vampiros, 17 años, 15 años, 14 años, 16 años, literatura juvenil, Galicia, aislamiento, nieve
Nº de páginas: 145

Argumento:

Un grupo de personas se reúnen en una casa rural para poner en práctica su imaginación y su capacidad creativa. Esa experiencia, que en un principio parece ser un viaje laboral y motivador, se acaba convirtiendo en una auténtica aventura cuando el tiempo se pone en su contra.

Recluidos en la casa a causa de la nieve, el único pasatiempo que encuentran son las historias de terror. Estas, junto a esa nieve interminable que los recluye, toman las riendas de una tensa historia donde se difumina la frontera entre realidad y ficción.

 

Opinión:

 

Agustín Fernández Paz es un nombre con mucho peso en el mundo de la literatura juvenil española, especialmente tras recibir el Premio Nacional hace casi diez años. Este prestigio ya consolidado, sumado al hecho de que se trata de su último libro (requiescat in pace, maestro), elevaban mis expectativas en cuanto a esta lectura de título tan atractivo: "La nieve interminable".

Al comenzar la novela, en las primeras páginas, uno ya detecta la característica que mayormente distingue a este escritor: su estilo. Se trata de un estilo prácticamente impersonal donde el narrador y el escritor se fusionan hasta llegar al nivel de no saber si el texto ha sido escrito por una máquina o por un humano. Palabras sin sentimientos. Esto, en una novela de terror, puede ser un gran aliciente -y es que el autor en ningún momento trata de hacer un thriller psicológico, ni mucho menos-, aunque será el autor quien decida si lo encuentra agradable para su gusto.

Tras este impecable estilo, al que me atrevería a tachar de hierático, es inevitable hablar sobre las técnicas narrativas utilizadas por el autor. Sin intención de destripar cualquier avance de la historia, un servidor avisa de la estrecha conexión que establece Fernández Paz entre su relato y otro mucho más grande: la historia de la literatura. Y qué bonito me parece que la literatura juvenil, sea del género que sea, haga pequeñas referencias -como útiles reminiscencias- a autores de tanto renombre como Mary Shelley, Percy Shelley o Lord Byron. Uno entra en este tipo de novelas pensando que sólo va a pasar el rato, y sale de ellas con nuevos conocimientos y muchas ganas de descubrir otros libros.

Pero vayamos a lo importante: el argumento. Lamentándolo mucho, debo decir que es el punto más flojo del libro (y también el que más le duele a un lector que tanto espera de un autor ya consagrado). Quizás me ha faltado empatizar con la historia y especialmente con los personajes. Es un libro corto y se lee rápido, pero creo que se debería haber trabajado más el mundo interior de los personajes, que en algunos momentos parecen seres sin conciencia propia. Aparecen y desaparecen como títeres impersonales y uno jamás llega a hacerse una idea de su carácter o de sus pensamientos. Por no transmitir, no transmiten ni el miedo que deberían sentir.

Es posible que ése sea también el objetivo del autor, pues la novela no deja a nadie con indiferencia -esa sensación de inquietud es inevitable-. Con muchos tópicos sobre el terror y grandes referencias a la novela gótica inglesa, es indudable que Fernández Paz realiza un trabajo de reflexión sobre este género: ¿nos aterran los vampiros y los fantasmas ahora tanto como antes? El lector se ve forzado a reflexionar sobre este y muchos otros temas, hasta desembocar en una profunda reflexión ecologista que le da la vuelta a toda la historia. Pero eso, cada uno deberá descubrirlo con su lectura.

Por cierto, muy recomendable para jóvenes que quieran iniciarse en el mundo de la literatura de terror e incluso puede ser apta como lectura de clases con adolescentes. 

Darío Luque

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar