Anika entre libros

La maniobra de Heimlich

Ficha realizada por: Carol Inabé Barba
La maniobra de Heimlich

Título: La maniobra de Heimlich
Título Original: (La maniobra de Heimlich, 2014)
Autor: David Yeste
Editorial: Playa de Ákaba
Colección: Ákaba Poesía


Copyright:

© 2014, Playa de Ákaba, S. L.

© 2013, David Yeste

Prólogo de Javier Mayoral

Edición: 1ª Edición: Febrero 2014
ISBN: 9788494145100
Tapa: Blanda
Etiquetas: poesía, literatura española, recopilatorio de autor, arqueología sentimental, poesía española, emociones, metáforas, maniobra de Heimlich
Nº de páginas: 108

Argumento:

Es que a veces el desamor tiene eso de tirano y de infame, que las distancias se alargan, que la tristeza no cede. Es que a veces, tan sólo a veces, el amor tiende puentes, aunque suenen a excusas, de buscar una forma de acercamiento. La "Maniobra de Heimlich" es una de ellas, abrazar al otro para salvarlo, aunque en el caso de este libro de poesía, el que intenta ser salvado es el autor.

 

Opinión:

 

La técnica de la maniobra de Heimlich es la siguiente: "Con el sujeto de pie se debe abrazar al mismo por la espalda con los dos brazos. En esta posición se presiona con una mano cerrada y la otra recubriendo la primera. Se debe apoyar el puño con el pulgar sobre el abdomen y presionar hacia el centro del estómago, justo por encima del ombligo y bajo las costillas de la persona". Un abrazo salvador, nunca mejor dicho. De esos que te alivian de la obstrucción que te impide respirar, sentirse vivo, desahogarse.

La temática del poemario refleja eso y más, pide al lector una mano, un brazo más bien, para abrazarse/abrazarle, para quitarle el tapón que le ahoga, el desamor y la ausencia, que se lee entre los versos donde destila tristeza, pesadumbre, y a la vez, un agudo juego verbal que tiende a una dispersión caleidoscópica, pero que provoca asombro ante un delicado paseo por su corazón roto. Porque somos testigos de lo que se desea decir y no se dice a un remitente ausente física y emocionalmente. Ya no está ella allí. El  abandono lo abarca todo, deslumbrando en la oscuridad, en la amplitud de un espacio de a dos que se vuelve sólo para uno: rutinas, complicidades, recuerdos, pequeños detalles que no quieren alejarse mucho del círculo, pero que el autor intenta desmontar, para crear un nuevo itinerario en solitario.

Poemas que destilan emociones encontradas, deseos, soledades. Poemas que brillan por su lenguaje, a veces críptico, que solo entiende el que ha sido afectado por el desamor. Poemas que mezclan ingredientes cotidianos, que se tornan familiares, que huyen a veces de lo políticamente correcto para solicitar auxilio al lector: sacarlo de ese mar de sargazos que es el mal de amores.

Porque "la maniobra de Heimlich" es una buena excusa para abrazar, aunque sea desde la ausencia.

Carol Inabé Barba

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar