Anika entre libros

La leyenda de la montaña de fuego. Trilogía del fuego, 3

Ficha realizada por: Mila L. Castelo
La leyenda de la montaña de fuego. Trilogía del fuego, 3

Título: La leyenda de la montaña de fuego. Trilogía del fuego, 3
Título Original: (Die Legende des Feuerberges, 2015)
Autor: Sarah Lark
Editorial: Ediciones B
Colección: Grandes Novelas,Landscape novels


Copyright:

© 2015 by Bastei Lübbe AG, Köln

© 2016, Ediciones B, S.A.

Traducción: Susana Andrés
Edición: 1ª Edición: Octubre 2016
ISBN: 9788466659093
Tapa: Dura
Etiquetas: superación, aventuras, chinos, romance, racismo, mujeres, ficción histórica, histórica, literatura alemana, novela, Nueva Zelanda, sagas familiares, trilogías, supersticiones, teatro, siglo XIX, textil, maoríes, landscape, volcanes, paisajes, inmigrantes asiáticos, revolución industrial
Nº de páginas: 751

Argumento:

Otaki, 1880.

Aroha emprende un viaje en tren junto a su novio. Durante el mismo sufre un terrible accidente, en el que Matiu y varios niños mueren, mientras que la joven padece varias heridas y es objeto de una oscura maldición. Para reponerse regresará a su casa.

Robin, su tío, sueña con ser actor y representar las obras de Shakespeare, sueño por el que luchará y sufrirá.

March luchará por demostrar que las mujeres pueden dedicarse a los negocios y utilizará todo su talento para conseguirlo, aunque para eso contará con alguien totalmente inesperado.

 

Opinión:

 

"La leyenda de la montaña de fuego" es el tercer y último volumen de la Trilogía del fuego. En esta ocasión, como es habitual en las novelas de Sarah Lark, conoceremos las vicisitudes de la tercera generación de la familia protagonista del primer libro, "La estación de las flores en llamas".

Amores y desamores, dramas, encuentros y desencuentros, problemas familiares, luchas, tensiones infinitas siguen siendo el armazón de esta saga.

Pero como viene siendo habitual en sus novelas no sólo disfrutaremos con los sinsabores de los protagonistas, sino que aprenderemos un poco más de la historia de Nueva Zelanda a finales del s. XIX.

En esta ocasión veremos como el racismo llegaba a incluir a los nuevos inmigrantes chinos, quienes realizaban los peores trabajos, estaban mal pagados y sufrían las peores condiciones laborales. Algo no muy diferente en nuestra época, en determinados lugares. Como no podía ser de otra forma nos ofrecerá el claro contraste existente entre la nueva población china y los maoríes.

Como toda ciudad en evolución necesita un poco de ocio y entretenimiento, asistiremos también al nacimiento del teatro en esas tierras, que tuvo un auge muy importante durante la fiebre del oro, pero que con el tiempo muchas de las compañías creadas desaparecieron y muchos de los actores malvivían gracias a la ayuda de sus vecinos unos, o a engaños y robos otros.

Quizá la parte más interesante de la novela, al margen de la historia individual de cada uno de los tres protagonistas, radique en lo concerniente a la revolución industrial textil. Gracias a las maravillosas descripciones y a la indudable documentación de la autora, percibiremos de primera mano cómo eran las fábricas, cómo trabajaban las mujeres en ellas, sus condiciones laborables infames, el sueldo ínfimo que recibían por nueve horas de trabajo (y después el que tenían que hacer en casa). Todo ello acabó, como no podía ser de otra forma, con grandes revueltas.

Además de los dramas personales, los lectores quedarán impactados por el grave accidente ferroviario que se cobra muchas vidas y que dejará marcada la vida de Aroha. Pero lo que más impresionará, seguro, será la erupción del volcán Tarawera que acabó con la vida de muchos de los habitantes de los alrededores, la mayoría maoríes. Lo mejor, las predicciones del gran desastre que se avecinaba y que pocos acertaban a interpretar.

En cuanto a los protagonistas, Aroha es una muchacha fuerte que tiene que aprender a superar sus miedos y sus supersticiones, acrecentadas a partir de la maldición lanzada contra ella. Deberá aprender a vivir su vida lejos de sus creencias maoríes para poder enfrentarse a los retos que se le presentan.

Robin es un muchacho indeciso. Sabe lo quiere y luchará por ello, pero es como si le faltase fuerza y coraje en determinados momentos. En ocasiones actuará como un verdadero cobarde. Cualquiera diría que pertenece a la misma familia que Aroha y March.

March es una joven muy temperamental y enérgica. La más fuerte, aparentemente, de los tres. Sin embargo, pronto comprobará el lector que necesita de mucho apoyo y comprensión ya que el suyo es un camino muy largo y tortuoso.

En definitiva una novela que atrapará, ya no solo a los seguidores de Sarah Lark, sino a aquellos que gusten también de otro tipo de emociones. Porque emociones no van a faltar en esta novela: amor, odio, drama, superación, dolor, venganza, maldiciones, accidentes, desastres naturales, etc.

Consigue atrapar no sólo por lo ya dicho, sino porque su narración es sencilla y amena; sus descripciones trasladan al lector a los lugares de los que habla sin darse cuenta. Y así, a pesar de las más de setecientas páginas, estas parecen que vuelan y la lectura no se hace pesada, ya que como pasan tantas cosas no da tiempo a reaccionar y el lector mantiene el interés permanentemente.

Una novela increíble que da el broche final a la última trilogía de Sarah Lark.

Personalmente, es la que más me ha gustado de toda la trilogía, tal vez por unos hechos que, aunque ocurridos en otro lugar, son más conocidos.

Mila L. Castelo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar