Anika entre libros

La familia. De relaciones tóxicas a relaciones sanas

Ficha realizada por: Lidia Casado
La familia. De relaciones tóxicas a relaciones sanas

Título: La familia. De relaciones tóxicas a relaciones sanas
Título Original: (La familia. De relaciones tóxicas a relaciones sanas, 2014)
Autor: Laura Rojas Marcos
Editorial: Grijalbo
Colección: Grijalbo Autoayuda


Copyright:

© Laura Rojas-Marcos, 2014

© Penguin Random House Grupo Editorial S.A.U., 2014

Edición: 1ª Edición: Noviembre 2014
ISBN: 9788425352355
Tapa: Blanda
Etiquetas: familia, autoayuda, ensayo, psicología, literatura española, relaciones personales, relaciones sociales, emociones, inteligencia emocional, crecimiento, convivencia, empatía, educación emocional, personas tóxicas
Nº de páginas: 320

Argumento:

Laura Rojas-Marcos nos ofrece en este libro un auténtico manual para construir relaciones familiares sanas y, por extensión, relaciones interpersonales eficaces que nos conduzcan al mayor grado de felicidad posible. La autora toma a la familia como germen de lo que uno puede llegar a ser y compara modelos positivos y negativos para brindarnos un compendio de consejos sobre cómo conseguir características personales tan importantes como la seguridad en uno mismo, la confianza (en sí mismo y en los demás), la asertividad o la empatía.

 

Opinión:

 

Laura Rojas-Marcos lo repite una y otra vez en esta obra (para que quede bien claro y se nos grabe en la memoria): en la familia que nos cría está el germen de lo que seremos. La familia es el primer lugar en el que experimentamos la forma de comunicarnos, nuestras habilidades sociales o valores como la generosidad o la buena convivencia; donde aprendemos a identificar y gestionar nuestros sentimientos (gracias al modelo y/o a las enseñanzas de nuestros padres o tutores), a ser asertivos, a empatizar, a formar parte de un núcleo social, a afrontar los cambios y las crisis y, en definitiva, a vivir. De ahí que sea vital identificar cómo es nuestra familia si es que queremos ofrecer a nuestros hijos el mejor modelo posible, si queremos que sean las mejores personas que puedan llegar a ser.

La autora utiliza un tono sereno pero convincente y un estilo claro y totalmente comprensible para hablarnos de la importancia de la familia como principio de todo. Ordena los contenidos de la obra en siete capítulos (a los que añade una nota inicial al lector) en los que nos habla de la familia (su configuración, los tipos que hay, su variedad, su adaptabilidad, las dinámicas que se establecen dentro de ella…), la inteligencia emocional familiar (lo importante que es identificar nuestras emociones y conocernos para poder reaccionar de la manera más eficaz y sana posible), la comunicación familiar (la importancia de las palabras, de la empatía, de la asertividad, de la sinceridad, de no dar por sentados ni la amabilidad o ni la manifestación de cariño solo por convivir cada día con el resto de los miembros de nuestra familia…), los conflictos (las crisis y la capacidad de adaptarse a los cambios), las relaciones familiares tóxicas, la convivencia (compartir tiempo y espacio con la familia pero seguir siendo seres individuales, con características propias) y los pilares de las relaciones familiares positivas y saludables.

Los contenidos son, pues, amplios y profundos y abarcan todos los aspectos de la convivencia en familia y de la tarea de crecer en una unidad con miembros con distintas personalidades y maneras de afrontar las crisis. Pero, además, de estos contenidos de carácter más teórico (aunque evidentemente prácticos), Rojas-Marcos va salpimentando los distintos supuestos tratados con ejemplos reales extraídos de las consultas con sus pacientes. Tales ejemplos añaden humanidad a la obra, la plagan de sufrimientos, de traumas, de dolor, de sensibilidad, de verdad y de modelos de personas que nos hacen ver cuáles pueden llegar a ser las consecuenciales reales de las familias tóxicas, rígidas, autoritarias o de aquellas en las que aspectos como los aquí expuestos no son apreciados y/o respetados.

Pero, como bien dice la autora, psicóloga y psicoterapeuta, el aprendizaje de convivencia en familia dura toda la vida, porque cada nueva etapa, cada fase, cada cambio o cada vez que un nuevo miembro llegue o se vaya del núcleo familiar conllevará un proceso adaptativo tanto para el conjunto como para cada uno de sus integrantes. Y lo que es más: siempre se pueden corregir hábitos insalubres, toxicidades, palabras que no comunican, dinámicas violentas o falta de respeto a los sentimientos, el tiempo o el espacio de los demás. Solo hay que conocerse, identificar los problemas, cambiar la óptica y afrontar esos errores para enderezar el camino hacia la felicidad. Que, al final, es lo que importa. 

Lidia Casado

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar