Anika entre libros

La estación de la calle Perdido (Bas-Lag 1)

Ficha realizada por: María Martín
La estación de la calle Perdido (Bas-Lag 1)

Título: La estación de la calle Perdido (Bas-Lag 1)
Título Original: (Perdido Street Station, 2000)
Autor: China Miéville
Editorial: Nova


Copyright:

© 2010, China Miéville

© 2017, Ediciones B, S. A.

Traducción: Carlos Lacasa Martín y Manuel Mata Álvarez-Santullano
Edición: 1ª Edición: Febrero 2017
ISBN: 9788466660853
Tapa: Dura
Etiquetas: magia, ciencia ficción, sci-fi, delincuencia, marginación, alienígenas, fantasía, género fantástico, literatura inglesa, mutantes, novela, xenofobia, trilogías, steampunk, tecnología, conflicto social, razas, cyborgs, miseria, convivencia, conflicto político
Nº de páginas: 824

Argumento:

En la metrópolis de Nueva Crobuzon conviven humanos, mutantes, cyborgs y miles de razas bajo el dominio de hierro del Parlamento y su milicia. Pero cuando una amenaza se libera, inundando de terror sus calles, los destinos de millones de ciudadanos dependerá de un grupo de marginados que huyen de todo y de todos. 

 

Opinión:

 

Me gusta leer. Mucho. Me encanta China Miéville, aunque reconozco su poder para hacerme sentir incómoda en ocasiones. Y, aún así, la primera vez que me enfrenté a "La estación de la calle Perdido", solté un suspiro aterrorizado. Más de 800 páginas me esperaban. Cuando empecé a leerlo, reconozco que estuve a punto de dejarlo de lado. La idea de una pareja de amantes compuesta por un humano y un ser con cabeza de cucaracha pudo conmigo durante 10 largos minutos. Y, sin embargo, seguí. Asumiendo que me iba a costar, que sería largo, y arduo y asqueroso a veces. Y que querría dejarlo de lado alguna vez más. Qué equivocada estaba.

"La estación de la calle Perdido" no es una novela fácil. No la recomendaría a lectores que no hayan sentido el gusanillo de la ciencia ficción. Ni a nuevos lectores de Miéville. Pero lo que sí haría es ofrecer primero alguna otra novela del mismo autor ("Embassytown", "Los últimos días de Nueva París", por ejemplo), y luego les lanzaría a esta primera entrega de la trilogía Bas-Lag. De cabeza y sin paracaídas. Porque es, sin duda, una de las novelas imprescindibles de los últimos 20 años.

No siempre va a ser bonita, ni agradable, pero sí va a ser intensa. Y, una vez más, Miéville consigue dar vida a la metrópoli que dibuja, convirtiendo sus barrios poblados de criaturas extrañas en un reflejo más fiel de lo que nos gustaría de casi cualquier ciudad real. Y trasladando a sus calles los conflictos políticos y sociales a los que nos enfrentamos cada día. Para convertirla luego en cazador incansable de los protagonistas que, sobrepasados por la realidad, intentan huir de ella.

Es, además, un tour de force del autor, que mezcla con éxito fantasía, ciencia ficción y realismo. La tecnología, la magia y las razas alienígenas conviven en un universo extraño que, sin embargo, funciona como un todo coherente gracias a la imaginación desbordante, y a la calidad literaria, del autor inglés. "La estación de la calle Perdido" sirve como puerta de entrada a una nueva cosmología que, en ocasiones muy a tu pesar, te atrapa sin piedad.

María Martín

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar