Anika entre libros

La escriba

Ficha realizada por: Manel Haro,Pilar Alonso Márquez,Anika Lillo
La escriba

Título: La escriba
Título Original: (La escriba. Tres manuscritos, dos imperios, un enigma, 2008)
Autor: Antonio Garrido
Editorial: Ediciones B


Copyright:

© Antonio Garrido, 2008

© Ediciones B, 2008

Edición: 1ª Edición, Junio 2008
ISBN: 9788466637725
Tapa: Dura
Etiquetas: aventuras, romance, drama, edad media, ficción histórica, histórica, intriga, literatura española, thriller, amor
Nº de páginas: 575

Argumento:


En el año 799 el escriba Gorgias recibe el encargo de Carlomagno de traducir unos documentos de vital importancia para la cristiandad. El mediador es el conde Wilfred, de la ciudad de Würzburg, que no duda en ejercer toda la presión posible al escriba para que cuando llegue el gran Carlomagno, el documento esté listo. Pero el trabajo de Gorgias se ve interrumpido cuando un desconocido intenta asesinarlo en plena calle y cuando su hija, Theresa, huye de la ciudad para evitar que la acusen de algo que no ha cometido.

Gorgias, que cree muerta a su hija, apenas puede seguir adelante con su trabajo. La traducción del manuscrito se verá interrumpida cuando Gorgias desaparezca misteriosamente. Por su parte, Theresa empieza a recorrer caminos solitarios aun a riesgo de ser asaltada por los sajones. Aunque la joven pretende llegar a Aquis-Granum, en Fulda encuentra la ayuda necesaria para volver a Würzburg e intentar encontrar a su padre. Y es que Theresa, mujer luchadora donde las haya, no quiere creer los rumores que le llegan de Würzburg. ¿Hasta dónde estará dispuesta Theresa para encontrar a Gorgias? ¿Será capaz ella de salvar el trabajo encargado por Carlomagno?

 

Opinión:

 

Manel Haro

"El mercado editorial es muy hermético, para publicar en las grandes editoriales o eres un escritor conocido o no te comes una rosca". ¿Cuántas veces han escuchado esto? El caso de Antonio Garrido demuestra justo que si una novela tiene perspectivas de éxito, se acaba publicando. Al menos así lo decía Jorge Herralde -editor de Anagrama- una vez: "si una novela es buena, a la fuerza se tiene que publicar". Quizá la novela de género tiene más posibilidades de acabar en las librerías, sobre todo si tiene pintas de acabar siendo un best seller. La escriba (publicado por Ediciones B) y bajo el beneplácito de la factoría de Carmen Balcells llegó como una apisonadora hace unos meses a las librerías de toda España.

Antonio Garrido es un escritor desconocido, tanto que ésta es su primera novela, pero para miles de lectores el nombre ya les empieza a sonar. ¿Qué tiene esta novela para que guste tanto? La escriba (cuyos derechos han sido comprados ya por 14 países) es una profesional mezcla de rigor histórico, una trama retorcida hasta el extremo, unos personajes bien definidos y una capacidad narrativa impresionante (se nota que antes de escritor, Antonio Garrido ha sido y es un voraz lector). Pero además hay una humildad encomiable en él, que podemos comprobar al leer el cierre del libro. Todo es una novela. Aquí, por si nos quedaba alguna duda, vemos que no estamos ante un escritor pretencioso sino ante una persona ilusionada como un chiquillo con zapatos nuevos. Quizá debido a esa conciencia de lo que uno es y de lo que no debe ser, la novela no falla en ningún momento y la laboriosidad de la documentación se nota hasta en el más mínimo detalle.

Cuando el lector se adentra en una novela de género histórico no debe sentir que está haciendo un ejercicio de lectura, sino que está viviendo en primera persona la aventura que le propone el autor. Para ello, los requisitos que hay que cumplir es que el escritor no se meta más de lo necesario en la narración (fuera lucimientos y ornamentos innecesarios), que los diálogos sean creíbles, que los personajes tengan personalidad, que no haya errores históricos y que la trama atrape desde la primera página. He aquí que Antonio Garrido ha unido todos los cabos y nos presenta una maravillosa novela. Qué digo novela, aventura magna.

La escriba es una novela que va más allá de su trama, es una novela de personajes donde la protagonista, Theresa, experimenta una transformación tal que sólo con acompañarla en su odisea, la lectura ya merece la pena. Antonio Garrido ha sido valiente al escoger un personaje femenino como protagonista, al elegir una etapa de la historia donde no abunda la documentación y recrear la novela en un escenario que nos es desconocido -podría decir incluso exótico- como es Würzburg.

Al tanto pues con Antonio Garrido porque si con su primera novela viene pisando tan fuerte, puede acabar siendo un terremoto en la geografía literaria. Sirva La escriba como recomendación para disfrutar de la auténtica esencia de la literatura: disfrutar, viajar, emocionarse, imaginar... No lo olviden: La escriba, de Antonio Garrido.

Manel Haro

 

 

 

Anika Lillo

He querido dejar que el tiempo pasara antes de dar mi opinión sobre el libro. Esto es así porque cuando me emociono mucho con una novela, con un escritor, con una trama... temo no ser demasiado objetiva, y pongo a prueba a aquellos que creo que son buenos de verdad (aunque confieso que no siempre sigo esta regla). "La escriba" es una novela buena de verdad, y no ha hecho falta que pasen los días para darme cuenta, si no que me ha reafirmado mi primera opinión.

En primer lugar los lectores agradecerán su fácil enganche, pues es una novela atractiva desde sus primeras páginas, con una trama que atrapa, e interesante la mires por donde la mires:

  • La época y el modo en como se habla de ella, siendo parte integrante de la novela y nunca paja de relleno
  • La situación que vive Theresa como mujer ante la misoginia del "jefe"
  • Los personajes como la propia Theresa, su padre -Gorgias- o el incapacitado que gobierna moviéndose de un lado para otro sobre un carromato tirado por perros.
  • El misterio que rodea al documento...

Si en las primeras páginas tenemos esta ecuación y le añadimos su más que correctísima narración (seamos sinceros, está muy bien escrita), ya tenemos medio libro adelantado, porque es irresistible y te engancha. Cuando nos damos cuenta ya no estamos en la misma ciudad ni viviendo la misma situación.

Este salto -que no se aleja del todo de la resolución final- es cualitativo porque nos introduce en otra situación. Theresa ya es prácticamente una proscrita, dos hombres atractivos (que no uno) se interesan en ella, y sobre todo el personaje más enigmático de toda la novela cobra no sólo presencia si no una importancia absoluta: Alcuino de York, personaje real que Antonio Garrido introduce con todas sus consecuencias en la novela. Si cuando nos presenta a Carlomagno su sola presencia ya nos impone, verse ante las narices de Alcuino de York resulta aún más intimidatorio, y es que el poder que debió tener este fray, sus influencias, su inteligencia... podían dejar a cualquiera de lo más apocado. Su brillantez da miedo, pero también la desconfianza que puede provocar.

Confieso que sé de Alcuino de York antes de leer la novela, precisamente porque acudí a la presentación de "La escriba" en Valencia, donde nos hablaron de la importancia no sólo de este personaje si no de la vericidad que tiene toda la novela incluso en cuanto a pequeños detalles de lo más significativos (ejemplos: Theresa, nombre de origen bizantino; el arma que ella utiliza para matar al oso, los manuscritos, las tierras, y un largo etcétera que consigue que la novela no chirríe ni patine por ningún lado). Ya entonces, Alcuino de York se me antojó un personaje digno de una novela, y tenía ganas de descubrir lo que Antonio Garrido había sabido de él. Puedo asegurar que no me decepcionó como personaje a pesar de su evidente ambigüedad que, creo, corresponde más a la trama de la novela (¿es Alcuino bueno y de fiar? ¿es malo como dice Hóos?).

Además aparece Helga la Negra y así entramos en el submundo de las prostitutas, surge el trabajo en el Scriptorium y así metemos las narices en la iglesia, y de la mano de Theresa y Alcuino de York visitamos bares de mala muerte, haciendas sospechosas, etc. Es decir, en esta parte que parece "otra" porque no se habla del manuscrito, en realidad estamos dándole una vida real, un tiempo "real", a la protagonista, como si nos hubiésemos ido con ella de viaje y viviéramos el día a día. Pero como toda buena novela sigue interesando (ya llegará la parte del manuscrito, te dices), hasta que al final vuelves al punto de partida. La parte del manuscrito, en realidad, llega, y aunque tiene la importancia que se le concede a la trama, no lo es tanto para nosotros. Ya prácticamente da igual, lo que quieres a esas alturas es ver si Theresa y su padre se volverán a encontrar, si ella podrá seguir libre o terminará en las queseras encerrada como cualquier delincuente, si el hombre que escuchó decir que habría que matarla es quien ella piensa o quien piensas tú, si triunfará de alguna forma, si el chico que la ama la conseguirá de alguna forma, y, sobre todo, cómo actuará Alcuino de York ante la inminente ejecución de Theresa, pues una vez ha vuelto a su tierra, y con los intereses que hay en su contra, es obvio que la joven hija de Gorgias es carne de horca.

No hay nada desperdiciable en esta novela. Prometido.

Anika Lillo

 

 

 

Pilar Alonso Márquez

Antonio Garrido se estrena en el mundo literario por la puerta grande. Antes de que su novela se publicara en España ya se habían vendido los derechos a Alemania, Rusia, Francia, Italia, Brasil y Polonia... y la lista continúa.

La escriba es una novela histórica, pero es también un thriller. Como en muchos de los best-sellers de los últimos tiempos, la Iglesia juega un papel importante, aunque en esta ocasión de forma menos abstracta, basándose en la ambición de unos pocos. Un pergamino de vital importancia, y una serie de asesinatos, con el objeto de apoderarse de él. Ciertamente, el tema ya no resulta original.

No obstante, Antonio Garrido sí que ha planteado una trama algo más novedosa. No hay una persecución a lo largo de toda Europa tratando de hallar el manuscrito, ni un sinfín de implicados en una conspiración eclesiástica. Además, hay varios frentes en la obra que nada tienen que ver con el pergamino, con lo que no se convierte en el objeto alrededor del que gira todo el argumento, y eso es de agradecer.

Así, asistimos a otros misterios que resolver que giran en torno a Theresa, la protagonista de la novela, una mujer bastante atípica en su época pero que resulta de lo más creíble. Y es que Antonio Garrido ha realizado una labor de investigación encomiable, desde la visión de las mujeres a detalles de la vida cotidiana (el que más me ha llamado la atención ha sido la existencia de piezas dentales de madera), pasando por el funcionamiento de abadías y cabildos, o la preparación de los pergaminos. Toda una red de conocimientos al servicio del argumento, sin entorpecerlo ni ralentizarlo.

Los personajes están muy bien trabajados, y Alcunio de York me recordaba en ocasiones al Guillermo de Baskerville de El nombre de la rosa, por su erudición y capacidad de observación, un personaje real adaptado con esmero a las necesidades de la trama de La escriba.

Si algo he echado de menos han sido las notas a pie de página para aclarar varios términos acerca, por ejemplo, de algunas unidades de medida, un detalle menor. La Escriba es una novela con ritmo, con una prosa cuidada, sumamente adictivo, con una ambientación exquisita y una hermosa edición. Y, para los que quieran saber más, la preciosa página del autor en www.antonio-garrido.com.

Pilar Alonso

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar