Anika entre libros

La cura mortal (El corredor del laberinto 3)

Ficha realizada por: Anika Lillo
La cura mortal (El corredor del laberinto 3)

Título: La cura mortal (El corredor del laberinto 3)
Título Original: (The Death Cure, 2011)
Autor: James Dashner
Editorial: Nocturna
Colección: Literatura Mágica


Copyright:

© James Dashner, 2011

© Nocturna Ediciones, S.L.

Traducción: Noemí Risco
Edición: 1ª Edición: Enero 2013
ISBN: 9788493975036
Tapa: Blanda
Etiquetas: acción, persecuciones, violencia, lucha, ciencia ficción, sci-fi, juvenil, distopía, enfermedades mentales, misterio, experimentos, supervivencia, supervivientes, intriga, tensión, literatura estadounidense, trilogías, 17 años, 18 años, 15 años, 14 años, 16 años, 12 años, 13 años, locura, enfermedades degenerativas
Nº de páginas: 449

Argumento:

Thomas despierta en una habitación acolchada. Deduce que no es el único y tiene razón. Aquellos que huyeron del Laberinto y sobrevivieron a la Quemadura donde descubrieron que existía una enfermedad degenerativa que acababa en locura llamada el Destello, están ahora de nuevo en manos de CRUEL.

Allí, el hombre rata -como él llama a Janson- les informa de que les van a devolver la memoria y así sabrán todo y el por qué, pero Thomas, Newt y Minho no quieren recuperar la memoria. Theresa y los demás sí aceptarán, y Brenda y Jorge -que conocieron en la Quemadura- se unirán al grupo de Thomas.

Les queda una huida general y mucha violencia para sobrevivir a todo y a todos, especialmente a los no inmunes y a CRUEL.

 

Opinión:

 

Pone en la portada que "La cura mortal" es el final de la trilogía, aunque cuando finaliza el volumen el autor ha puesto "Fin del tercer libro". Y también es cierto que la primera página, antes de empezar la propia novela, James Dashner pone su página de "Agradecimientos". No nombraría este hecho si no fuera por las sensaciones encontradas que me han supuesto este supuesto cierre. ¿En serio esto es un cierre?

Estoy acostumbrada a que la gente se queje en las trilogías del libro que hay en medio (de los tres, el segundo decepciona en general a muchas personas; a mí no me ocurre, suelo disfrutarlos siempre igual). El primero suele ser una presentación, el segundo una evolución que nos debe llevar al final, y el tercero el final, donde todo debe quedar aclarado. Bien, pues aclarar las cosas no es suficiente a veces, primero porque hay que saber hacerlo y segundo porque en este volumen Thomas se comporta de la forma más infantil y torpe imaginable, e incluso incomprensible.

El primer desconcierto me llega cuando se niega a recuperar la memoria -él y otros-, cuando se supone que eso es lo que necesita. Si no lo hace, CRUEL seguirá pudiendo manejarlo a su antojo, y sin embargo él decide no hacerlo. Aunque luego busquen la forma de solucionar esto, esta decisión es la más incomprensible y absurda que se pueda esperar en un protagonista tan importante como Thomas. Recordemos que los lectores sólo sabemos lo que siente él en realidad, porque de los demás nos cuentan cosas pero jamás detalles. Sabemos qué siente Thomas al entrar a un habitáculo pero no sabemos qué sienten los demás, sólo que también están en ese habitáculo. No olvidemos que toda la trilogía funciona así, sólo Thomas será quien nos trasmita lo que ocurra y qué se siente. Cuando los demás recuperan la memoria nosotros no sabremos la importancia de este hecho y mucho menos por qué reaccionan como reaccionan porque como Thomas ha decidido no recuperarla no nos lo cuentan. James Dashner me ha decepcionado bastante en este sentido porque me ha dado la impresión de que en realidad no sabía cómo solucionarlo o que lo ha escrito con muchas prisas y no ha sabido redondearlo.

Y otra cosa que me ha dejado K.O. ha sido el por qué de todo. Conocemos a través de las novelas que se está buscando una cura para el Destello pero la forma en que se supone que la hacen es lo más absurdo que he leído en mi vida. Puedo pasarle cosas como estas a José Carlos Somoza, que es un autor de primera con una capacidad para convencerte brutal, pero Dashner acaba de empezar, no tiene las mismas tablas y no ha sabido explicar bien el por qué. El cómo ya he dicho que es absurdo.

Tampoco el Brazo Derecho, un grupo de resistencia, parece tener mucha consistencia: quieren acabar con CRUEL que son quienes a su vez están buscando la cura. Y al mismo tiempo hacen cosas de lo más contraproducentes. No sé qué le ha pasado a Dashner pero yo le hubiera obligado a pensar mucho más este volumen antes de publicárselo.

Podría parecer que estoy echando por tierra la novela pero que nadie se lleve a engaño: no echo por tierra la trilogía, sólo ha sido este volumen el que a mí, personalmente, no me ha convencido.

Aquí disfrutarán especialmente los que quieran mucha acción y persecuciones, pues de eso hay. Algunas escenas recuerdan a los ataques de hordas zombis -eso me ha gustado, aunque aquí no hay zombis si no locos psicópatas y tampoco son tantos en comparación con las novelas de muertos vivientes-, y hay un espacio en la novela en particular que me ha gustado especialmente: cuando Thomas, Minho, Brenda y Jorge entran en el llamado "Palacio" donde mantienen a los infectados. Allí se viven momentos de tensión muy parecidos a los que disfrutamos en las novelas Z, con gente sana rodeada de infectados deseando carnicerías.

En fin, tengo aún la esperanza de que algún día Dashner haga un cuarto libro para solucionar sus carencias y aclarar esas torpezas de sus personajes y de la propia trama, pero si no es así me alegro igualmente de haberla leído entera, porque no hay nada que deteste más que estar leyendo una trilogía que me fascina -como ocurría con "El corredor del laberinto"- y no terminarla. En cualquier caso mis favoritos -y muy favoritos, que seguiré recomendando- son el primer y el segundo volumen.

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar