Anika entre libros

La caza del nigromante. La horda del diablo 1

Ficha realizada por: Gemma Nieto
La caza del nigromante. La horda del diablo 1

Título: La caza del nigromante. La horda del diablo 1
Título Original: (La caza del nigromante, 2010)
Autor: Antonio Martín Morales
Editorial: Everest


Copyright:

© Antonio Martín Morales 2010
Ilustración de cubierta: Miguel Navia

Edición: 1ª Edición: 2010
ISBN: 9788444144375
Tapa: Dura
Etiquetas: acción, persecuciones, aventuras, épica, fantasía, género fantástico, fantasía épica, sagas, trilogías, ciclo, literatura juvenil, 14 años, 15 años, 16 años, 17 años, 18 años, espada y brujería, literatura española
Nº de páginas: 400

Argumento:


Remo ha conocido mejores tiempos, pero ahora se ha convertido en un mercenario a sueldo de los grandes señores para poder salir adelante. Su último trabajo, matar a Moga el Nigromante, le acercará hacia las dos metas de su vida: la búsqueda de su esposa y vengarse de quien le separó de ella.
 
En el pasado formó parte de una sección de élite de su país Venturia, conocida como la Horda del Diablo, compuesta por soldados temidos por su bravura y su arrojo. Pero la envidia de los que ansiaban sus éxitos término dejándole en la miseria y despojándole de lo que más amaba, su adorada esposa Lania.
 
En su camino por encontrarla volverá a coincidirá con viejos amigos del pasado y conocerá a otros nuevos, como la joven luchadora Sala, que le ayudarán a avanzar en la consecución de sus fines.

 

Opinión:


Desconozco si es bueno o si no lo es haber trabado amistad con el autor antes de leer y reseñar su obra. Quizá para él sea mejor que no, ya que haber conocido a Antonio Martín Morales durante el I Encuentro Nacional Anika Entre Libros, lejos de hacer que mi subjetividad le facilitase las cosas, para evitar un exceso de amiguismo, le he puesto el listón más alto que a los demás. Lo cierto es que me creó muchas expectativas y que, todo hay que decirlo, ha sabido cumplir con creces.
 
"La caza del nigromante" es el primero de una serie de cinco novelas que compondrán la pentalogía La horda del diablo, unas obras ambientadas en un mundo de ficción que Antonio ha recreado con gran maestría pese a ser la primera vez que lo hace.
 
Para todo aquel que leyera en su juventud las novelas de Robert E. Howard sobre Conan el Bárbaro, o sus adaptaciones a comics en blanco y negro, la obra de Antonio Martín Morales guarda ese mismo regusto antiguo, de espada y brujería mezclados con hermosas mujeres y un poso de filosofía vital que dejarán su impronta en el lector y le trasladarán a una época incierta en donde todo era posible gracias a la voluntad, la fuerza, la inteligencia… y algo de magia.
 
La historia está bien narrada y comienza con mucha fuerza enganchando al lector desde sus primeros párrafos. Debido a que su trama es sencilla y a que el autor se preocupa de ir introduciendo al lector en su mundo de fantasía sin prisas, el lector no tendrá problemas en comprender las reglas que rigen ese universo nuevo.
 
Quiero dejar constancia de que el vocabulario es amplio y está bien utilizado dando a la narración una gran fluidez de tal forma que la lectura es muy cómoda. Además, el autor sabe cómo elevar el tono general de la narración ofreciendo imágenes y metáforas muy bellas. Sirvan de ejemplo: los depredadores sedientos acaban coincidiendo en los mismos riachuelos (pág. 7), corazón virgen de amores (pág. 27), trasfondo algodonoso de la muralla blanca, haciendo referencia a la niebla (pág. 75); o cuando habla de cuerpos carbonizados que se desmenuzan como papel (pág. 299); pero que todo esto no confunda al lector, "La caza del nigromante" es una novela de aventuras y acción, de luchas, peleas, batallas y amores. Pero frases como las que he comentado nos hablan de un autor que sabe cómo escribir muy bien.
 
Probablemente lo menos destacable de la obra sea la psicología de los personajes y la resolución de las subtramas. En cuanto a los personajes, aunque están bien descritos y el lector los visualiza sin problemas, he detectado cierta ingenuidad en sus sentimientos y en sus motivos para desenvolverse en la obra. Y, en lo referente a las subtramas: cuando el autor tiene que resolver los problemas en los que mete a sus personajes, lo hace de manera sencilla y previsible. De alguna forma, para un lector experimentado, los avances de la trama están basados en justificaciones débiles Podría ofrecer aquí numerosos ejemplos, pero no voy a hacerlo porque supondría desvelar el argumento y no es justo, ni para el autor ni para el lector.
 
Sin embargo, todo ello no desmerece la lectura intensa y el buen trabajo hecho por Antonio Martín Morales ya que sabe narrar con precisión las escenas de acción y de violencia o describir los paisajes por los que mueve a sus actores de una manera tal que el lector puede visualizarlos sin problemas. También tengo que hacer referencia al buen ritmo narrativo que mantiene la obra con capítulos cortos que van creciendo en interés a medida que avanza la historia y evolucionan las relaciones entre los personajes; o a la gran imaginación que despliega el autor y la lógica que aplica, sin fisuras, en la creación de un mundo nuevo.
 
Otro de los elementos a destacar es que la novela no sigue un hilo temporal desde el pasado hacia el presente. Antonio comienza la historia en un punto dado y, de vez en cuando, retrocede hacia el pasado para contarnos experiencias de los personajes o acontecimientos pretéritos que revisten importancia para la obra y que el lector debe conocer para comprender la historia. Este recurso literario no es fácil de lograr y en "La caza del nigromante" roza la verdadera maestría.
 
Finalmente, con respecto a los diálogos, se percibe que a medida que pasan las páginas comienzan a hacerse más naturales, menos artificiosos o impostados.
 
El último capítulo del libro cierra la novela con un texto que, a simple vista, desconcertará al lector pero ha sido una buena idea del autor incluirlo ya que desvela algunas incógnitas que quedan así cerradas, hace avanzar su comprensión sobre ciertos puntos y le prepara para la segunda parte de La horda del diablo.
 
Para Everest tengo buenas palabras porque ha presentado un volumen con tapa dura y unos interiores muy cuidados que hacen de este libro (y harán de la pentalogía en general) una obra de coleccionista. Aunque la novela no lleva sobrecubierta, el título está impreso en relieve y se agradece que el interior contenga un mapa detallado del mundo que ha creado el autor. Además, dentro de la campaña de promoción se han regalado posters de la obra entre los lectores, se han sorteado varios Ipod, se ha involucrado a los lectores solicitándoles ilustraciones de la saga para colgarlos en la web y cuenta con una página en internet que amplía la información del mundo ficcionado del autor (http://www.lahordadeldiablo.com).
 
En el libro, quizá se pueda echar de menos, únicamente, una pequeña biografía de Antonio Martín Morales.
 
Resumiendo, un obra de gran calidad, con momentos interesantes y bellas imágenes que hará las delicias de los lectores aficionados al género de la espada y brujería.
 
Ya está a la venta la segunda parte de la pentalogía, titulada La maldición Silach, cuya reseña espero poder ofreceros la próxima semana.

Gemma Nieto

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar