Anika entre libros

La casa infernal

Ficha realizada por: Patricia Rubiera,Anika Lillo
La casa infernal

Título: La casa infernal
Título Original: (Hell House, 2011)
Autor: Richard Matheson
Editorial: Minotauro
Colección: Clásicos Minotauro


Copyright:

© Richard Matheson, 1999
© Minotauro 2011

Traducción: Isabel Merino Bodes
Edición: 1ª Edición: Junio 2011
ISBN: 9788445078334
Tapa: Dura
Etiquetas: ciencias ocultas, esoterismo, muerte, más allá, fantasmas, espíritus, paranormal, exorcismo, endemoniados, literatura estadounidense, terror, miedo, horror, poltergeist, fenómenos paranormales, investigadores paranormales, novela
Nº de páginas: 312

Argumento:

Un grupo de personas son contratadas para pasar unos días en la conocida como "casa infernal" de Emeric Belasco para demostrar si hay vida después de la muerte. La elección no es al azar, se supone que la mansión está encantada y que el que entra no sale de allí con vida, a excepción de Benjamin Fischer, que ya estuvo allí y ahora vuelve con el grupo. A cambio les darán una suma importante de dinero. Pero ¿saldrán con vida?

 

Opinión:

Patricia Rubiera

De todas las temáticas que abundan dentro de la literatura de terror, la vertiente de las Casas Encantadas es la que más adeptos recoge; "La Casa Infernal" es un buen ejemplo de ello aunque con varios matices.

Nos encontramos con la que, quizá, es la novela menos buena de Richard Matheson, debido principalmente a dos problemas: el no haber sabido sintetizar detalles que son totalmente prescindibles, y el hecho de ser prácticamente un calco de "La Maldición de Hill House" de Shirley Jackson.

Es innegable que el de New Jersey hace un gran trabajo de ambientación, sintiéndose casi en todo momento la atmósfera opresiva que la Mansión crea, no sólo sobre los personajes, también a los lectores, pero este trabajo se va puntualmente por tierra en pasajes con no son en absoluto necesarios ya que no nos dan datos ni sobre los protagonistas, ni los espíritus, ni sobre el qué tiene poseída la casa. Una pena, porque si quitáramos aproximadamente las 50 páginas que emplea en esto, nos encontraríamos ante un historia sobresaliente.

Hay que destacar, por el contrario, que los puntos álgidos están extraordinariamente bien plasmados; los ataques de los espíritus y/o poltergeist son de una virulencia brutal, extremadamente gráficos en muchas ocasiones, y capaces de poner la carne de gallina en muy pocas líneas, en este sentido nada se le puede objetar al autor de "Soy Leyenda". Probablemente el personaje que posee un mayor magnetismo es aquel que no vemos en momento alguno: Emeric Belasco, descrito en un solo párrafo y que enseguida se apodera de nosotros, llegando a sentir su malignidad como una realidad tangible, una vez nos hacemos idea de cómo es este ser, estamos preparados para subirnos en una montaña rusa de sucesos terroríficos.

Todo esto estaría muy bien de no ser, como ya he dicho, porque sobre "La Casa Infernal" planea en todo momento la sombra de Shirley Jackson. "La Maldición de Hill House" es uno de los grandes ejemplos de la novela gótica, en los que la propia mansión es protagonista absoluta creando un entorno asfixiante como pocas veces se ha hecho. Matheson reinterpreta todos estos puntos y lo reviste todo bajo el prisma de perversión sexual en ocasiones y, en otras, de liberación de una sexualidad reprimida que puede llegar a espantar; el problema es que, al hacer esto, parte del encanto de leer una historia sobre casas encantadas se pierde, no conocemos tan profundamente a los personajes como para llegar a entender su comportamiento -cosa en la que la autora de "Siempre hemos vivido en el castillo" pone un gran cuidado- y nos deja una sensación un tanto light de lo que podríamos llegar a experimentar.

Por tanto "La Casa Infernal" es una buena historia de terror a la que le sobran detalles y le falta un poco más de trabajo en determinados personajes; aún así tiene partes realmente terroríficas que harán pasar un buen rato a los que decidan adentrarse tras los muros de la Mansión Belasco.

Patricia Rubiera.

 

SOMBRA

Anika Lillo

Me hubiera encantado leer este libro a los quince años, época más fructífera y con más hambre de terror. Lo hubiera disfrutado como nadie porque lo tiene todo: fenómenos paranormales alucinantes, fantasmas a punta pala, agresiones espectrales, asesinatos, terror a mansalva… Pero lo he hecho algo tarde y encima me costó engancharme porque estaba en la recta final de un embarazo y el nacimiento de mi tercera hija. El libro lo empecé hace meses y no conseguía lo que hicieron otros: llamarme a gritos.

El caso es que casi todas sus páginas, a excepción de las -posiblemente- últimas cien páginas, las leí poco a poco, muy poco a poco, y mientras leía otros libros. Finalmente llegué a un punto en que la cosa mejoró: el grupo era amenazado con ser abandonado en la casa y la cosa se ponía fea. Entonces me apeteció mucho más leérmelo, y lo he terminado del tirón.

Al final me ha gustado, pero no me interesa en absoluto si alguien se gira para mirarse al espejo o se pone unas zapatillas y luego se rasca la cabeza. Es decir, estas cosas son las que me echaban para atrás. Richard Matheson nos golpeaba con poltergeist al tiempo que se detenía en bobadas sin importancia. Hubiera sido más inteligente detenerse en los personajes, en su psiquis, que en las cosas que hacían, como taparse o destaparse, lavarse los dientes y peinarse, etc…

Para ser un maestro del terror, esto le sobró, pero lo demás lo eleva al altar. ¡Ah! Si imagino la película creo que en buenas manos sería un bombardeo de adrenalina a la máxima potencia. ¡Qué despliegue de escenas brutales tiene "La casa infernal"!

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar