Anika entre libros

Japón para otakus. Guía de museos, parques temáticos y otros centros de la cultura manganime

Ficha realizada por: Anika Lillo
Japón para otakus. Guía de museos, parques temáticos y otros centros de la cultura manganime

Título: Japón para otakus. Guía de museos, parques temáticos y otros centros de la cultura manganime
Título Original: (Japón para otakus. Guía de museos, parques temáticos y otros centros de la cultura manganime, 2018)
Autores: Víctor Selles, Luca Paolo Bruno, Manuel Hernández-Pérez, Carolina Plou, Oriol Estrada Rangil, José Andrés Santiago, Antonio Loriguillo, Marc Bernabé, Alberto Vilar Gómez
Editorial: Diábolo


Copyright:

© Textos: varios autores

© De las fotografías: los respectivos autores

© Diábolo Ediciones, 2018

Traducción: Manuel Hernández-Pérez
Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición: Noviembre 2018
ISBN: 9788494944918
Tapa: Dura
Etiquetas: ocio, tebeo, guía, Japón, manga, rutas, turismo, series de televisión, dibujos animados, para fans, parques temáticos, museos, cultura japonesa, Pokémon, otakus, anime, Mazinger Z, arcade, Dragon Ball, código QR, detective Conan
Nº de páginas: 255

Argumento:

Como bien dice el subtítulo, ésta es una guía de museos, parques temáticos y otros centros de la cultura manganime.

Coordinado por Manuel Hernández-Pérez y José Andrés Santiago, en este volumen colaboran un total de nueve autores contando con ellos dos.

Se distribuyen el país utilizando como frontera las regiones tradicionales de Japón: Kansai, Kantô, Chûgoku, Chûbu, Tôhoku y Kyûshû.

 

Opinión:

 

Regalazo de calidad indiscutible, "Japón para otakus" es una guía que ha contado con un mimo especial en su contenido y continente. Encuadernado en tapa dura, con un tamaño manejable (ni es un tocho, ni es excesivamente amplio, ni es pequeño e incómodo) y fotografías de calidad óptima, el recorrido a través de Japón se hace sin salirse de la cultura otaku.

Hay, inclusive, una guía de actividades y excursiones entre otras cosas. Los autores localizan distintos tipos de información utilizando letras. Así la (E) está dedicada a espacios [esculturas, parques y zonas públicas relevantes de fácil acceso y gratis]; la (M) indica museos, pero incluyen centros de investigación e interpretación y exposiciones; la (P) informa de parques temáticos y salas de arcade; la (R) muestra restaurantes y bares donde el manga o sus productos relacionados tienen una gran presencia (también los relacionados con los contenidos de una franquicia del manganime); en la (T) se localizan las tiendas de productos oficiales, y finalmente en la (O) están las rutas otakus, donde se incluyen las actividades y peregrinaciones mediáticas que ningún otaku querría perderse.

El libro tiene distintos códigos QR pero también, en el mismo libro, la información necesaria para llegar a los sitios indicados así como aforos, si el espacio es de pago, teléfono para contactar, etc.

En la ruta podemos encontrar el museo Ghibli (el estudio más famoso de Japón), el museo Bandai, el parque temático Joypolis de Sega que en Tokio el más grande se construyó en la isla artificial de Odaiba; el Museo del manga Osamu Tezuka, o el museo del manga Gosho Aoyama, parada obligatoria para los seguidores del detective Conan (aún recuerdo cuando le regalé a mi sobrina que hoy tiene sus casi treinta años un par de mangas de Conan); el Museo Go Nagai Wonderland, que es el que más me ha emocionado personalmente al ver a Mazinger Z; o el Museo de Arte Tebeístico de Saitama; o el Museo Ishinomori Mangakan, que sólo por su aspecto exterior tipo ovni, no deberíais perdéroslo. Y cómo no Pokémon Center o el Centro Pokémon para entendernos. Son tiendas de visita obligada y como es de suponer el universo Pokémon es el protagonista único.

Obviamente en más de 250 páginas el contenido no es para listarlo aquí, pero podéis imaginar la cantidad de información, datos, curiosidades, fotografías, dibujos, biografías, descripciones, etc. que contiene "Japón para otakus".

Sí, claro que si le echáis un vistazo además de a Conan, Pokémon en general, o Mazinger Z veréis a otros conocidos como Dragon Ball, Doraemon y Nobita, y muchos más que a mí se me escapan pero que mis hijos, por ejemplo, sí conocen porque son usuarios del manganime (aunque a ellos les va más el anime que el manga).

El libro finaliza con las fotografías y semblanzas de los autores, un índice y algunas notas aclaratorias.

Imagino lo caro que puede resultar un viaje a Japón y recorrérselo entero para hacer una verdadera ruta otaku, de modo que "Japón para otakus" es un lujazo de libro porque la ruta la haces sin salir de casa y a todo color.

 

Anika Lillo

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar