Anika entre libros

Hija de humo y hueso

Ficha realizada por: Anika Lillo
Hija de humo y hueso

Título: Hija de humo y hueso
Título Original: (Daughter of Smoke and Bone, 2011)
Autor: Laini Taylor
Editorial: Alfaguara,Alfaguara Infantil y Juvenil


Copyright:

© Laini Taylor, 2011

© Santillana de Ediciones Generales, S. L., 2011 

Traducción: Montserrat Nieto, 2011
Edición: 1ª Edición, 2011
ISBN: 9788420410982
Tapa: Blanda
Etiquetas: magia, ángeles, batallas, lucha, crossover, fantasía, género fantástico, juvenil romántica, literatura estadounidense, seres mágicos, trilogías, puertas dimensionales, 17 años, 18 años, quimeras, 15 años, 14 años, 16 años, guerras, otras dimensiones
Nº de páginas: 467

Argumento:

Karou vive en Praga sola en un apartamento, pero no siempre fue así: ella se crió a escondidas con quimeras. Para el resto del mundo, si los vieran, serían monstruos. Para ella, su familia. Brimstone, la figura paterna que, sin embargo, se asemejaría más a un toro y que es alguien muy especial e importante en el mundo quimérico. Y tres figuras igualmente casi imposibles de imaginar pero femeninas: Issa, Twiga y Yasir, para ella algo así como sus madres.

En Praga su vida es otra: no sabe cómo deshacerse de su ex novio, cuenta con su amiga Zuzana y de vez en cuando tiene que marcharse a "hacer un recado". Esto sucede cuando aparece cierto extraño pájaro (enviado por Brimstone), y Zuzana nunca pregunta, pero sabe que Karou esconde algo.

La doble vida de Karou le llevará a enfrentarse a un ángel guerrero, la perfección personificada, pero un asesino. Y la busca. A Ella.

 

Opinión:

 

Probablemente, si habéis leído más reseñas de "Hija de humo y hueso" os sonará aquello de "al fin una novela de corte romántico juvenil pero distinta". Y es que es distinta. Sí, hay ángeles, pero no, no son ñoños. Y no hay demonios, ¿para qué? Hay una batalla entre ángeles y quimeras, y en las guerras no hay buenos y malos. Cada uno, en su bando, es malvado con el otro. Aquí radica gran parte de la gracia de esta novela juvenil que me ha parecido estupenda y que recomiendo como crossover.

Karou es el gran misterio de la novela: se ha criado con quimeras y trabaja para ellos. Su trabajo es realmente extraño y al parecer peligroso, por eso ha sido instruida para pelear y salvar el pellejo. Lleva el pelo azul, estudia Arte y tiene 17 años. Su personaje, en apariencia moderno y actual, gana puntos cuando está con las quimeras o con Akiva, el ángel que la busca desde que la viera por primera vez.

Nos encontramos ante una historia que tiene un pasado que hasta Karou desconoce, y eso intriga lo suficiente como para estar deseando conocer ese secreto que sólo  parecen conocer las quimeras y Akiva. Y ahí está la cuestión… Akiva, el ángel guerrero, que la busca, y Karou entiende que con malas intenciones ¿qué hará cuando la encuentre?

A partir de cierto momento la historia girará exclusivamente en torno a ellos, y más tarde Laini Taylor nos retrotraerá en el tiempo y buscará en el pasado de Akiva para contarnos otra historia, una historia maravillosa que sucedió en plena guerra sangrienta. Algo que le marcó y que la une a Karou.

Todos estos elementos, la acción, la magia, el romance imposible (de hecho se respira la tensión sexual), los cambios de escenario entre el cielo y la tierra, los secretos… hacen de "Hija de humo y hueso" una historia en ocasiones maravillosa e intrigante que promete lo que sugiere la contraportada: esperanza. No en vano, no esperéis un final de cava y rosas porque esta novela forma parte de una trilogía y no finaliza como una historia romántica. A pesar de ello, se sigue respirando amor cuando cierras la última página.

No soy lectora de literatura romántica, no me llama la atención, sin embargo puedo deciros que no me importa que el romance sea importante en novelas como ésta. El libro está bien escrito, es de agradable lectura, todos sus elementos la convierten en apta para mayores de trece, doce años incluso aunque es un crossover en plena regla: nos gusta a los adultos por su originalidad y por las varias sorpresas que guarda y va soltando en pequeñas dosis.

Por cierto… maravilloso el personaje de Madrigal. Atentos a él.

Queridos, queridas, sé que ya soy mayor, pero yo también quiero un Akiva en mi vida. Quizás en otra dimensión. O en otra vida.

Y la segunda parte sigue este ritmo y esta línea, así que en la siguiente reseña veréis que la recomendaré igual que ésta, porque se lo merece. 

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar