Anika entre libros

Gritos antes de morir

Ficha realizada por: Anika Lillo
Gritos antes de morir

Título: Gritos antes de morir
Título Original: (Gritos antes de morir, 2012)
Autor: Laura Falcó Lara
Editorial: Libros del Silencio
Colección: Singular


Copyright:

© Laura Falcó Lara, 2012

© Editorial Libros del Silencio, S.L., 2012

Edición: 1ª Edición: Noviembre 2012
ISBN: 9788494015663
Tapa: Blanda
Etiquetas: relatos, literatura española, recopilatorio de autor, terror, miedo
Nº de páginas: 234

Argumento:

Unas doscientas treinta páginas con relatos de terror, cuyo nexo en común es sorprender al lector cuando finaliza la historia.

Un volumen dedicado, diría, a los giros imprevistos.

 

Opinión:

 

Dice Javier Sierra en portada que tenemos historias de miedos con sorpresa y desconcierto; Carlos Sisí insiste, desde contraportada, en la sorpresa y lo imprevisible, y finalmente Fernando Delgado (además de coincidir con las sorpresas) habla de atmósferas inquietantes. Excepto lo último, con lo demás estoy de acuerdo. La contraportada compara sus relatos con los de King o Koontz, y eso yo, que les he leído tanto, no lo veo.

Se puede decir que los relatos de Laura Falcó son correctos, pero esas aparentes prisas por contarlo todo y acabarlo también, los ha convertido en una serie de narraciones bastante cortas a las que le falta algo, al menos para mí, importante: alma. No estamos hablando de un ensayo pero la impresión es la de que lees un libro de artículos. Esto es no negativo en el caso de que sea lo que buscas, pero en mi caso creía que leería historias de terror escalofriantes con una ambientación lo suficientemente asfixiante o tétrica como para considerarlas, de verdad, historias escalofriantes. En realidad no es así, da más la impresión de que estés leyendo leyendas urbanas, esas que se cuentan con la lejanía de contarlo en tercera persona y cortas, para tener un golpe final, pero sin dedicarle tiempo al lector a empatizar con los personajes ni vivir rodeado de las impresiones que te envuelven en verdaderas atmósferas de terror. En el fondo creo que se pueden hacer narraciones así de cortas dándole a los personajes la suficiente profundidad como para que el lector viva con ellos la historia -y la sufra, por supuesto- pero tengo la impresión de que no era intención de la autora hacerlo dado que todos los relatos tienen esta misma característica. Y esa impresión no me ha abandonado a lo largo de todo el libro.

Gustará especialmente a quienes quieran leer historias rápidas de miedo, como cuando entras en una web de terror y te vas directo a la sección de leyendas urbanas -donde no hay implicación personal y no se traslada el miedo del que lo cuenta-, pero aquellos que suelen buscar historias escalofriantes que les transmitan miedo de verdad no lo encontrarán aquí. De haber sustituido la cantidad de hechos narrados y comprimidos en tan poco espacio, por sensaciones y unas pocas pinceladas de la vida de los personajes, habría conseguido, probablemente, el efecto contrario.

Las historias se leen bien y de forma rauda. Se puede abrir el libro por cualquier parte pues no se trata de una de esas recopilaciones donde las narraciones de relatos son, a su vez, una novela en sí misma.

Se nota, eso sí, que a Laura Falcó le gusta sorprender, pues en lo que coinciden sus relatos es en el giro sorprendente que aparece al final para dejar al lector con las cejas alzadas o la boca abierta. Lástima que no haya profundizado más en las historias, en las escenas y las sensaciones, porque habría sido más que estupendo.

Y se nota también en la autora su gusto por la novela extranjera -muchos sabemos que es seguidora de Stephen King- porque a la hora de ponerles nombres a los personajes ha optado siempre por los típicos nombres de novelas estadounidenses o inglesas, y aunque no sitúa las ambientaciones en ningún lugar concreto, es cierto que al ponerle esos nombres uno se imagina la localización en Norteamérica o Inglaterra.

Ahora tengo la oportunidad de encontrar lo que busco en sus historias porque Laura Falcó Lara ha publicado con Dolmen su primera novela, "Chelston House", y en una novela es más fácil profundizar porque no necesita compactar muchos hechos en unas pocas líneas. A por él.

La enhorabuena, por cierto, por la elección del título -una de las decisiones más difíciles aunque parezca mentira- porque es magnífica, y por la imagen de portada, que es de uno de los mejores: Alejandro Colucci.

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Si te gustó este libro, también te puede interesar...

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar