Anika entre libros

ghostgirl (lij)

Ficha realizada por: Anika Lillo

Título: ghostgirl (lij)
Título Original: ghostgirl (lij)
Autor: Tonya Hurley
Editorial: Alfaguara


Copyright: © 2008, Tonya Hurley
© Traducción de Alicia Fryeiro, 2008
© 2008, Santillana Ediciones Generales, S. L. ISBN: 9788420422824
Etiquetas: ciclo, comedia, espíritus, fantasía, fantasmas, fantástico, humor, más allá, sagas, series, trilogías

Argumento:

Cuando ya está cerca de aparecer en las estanterías de las librerías la segunda parte de "Ghostgirl", y ésta primera ya va por la segunda edición, me gustaría que leyérais esta reseña para haceros una idea de qué va el libro. A continuación el argumento y un mensaje para lectores así como para padres.

Charlotte sueña con ser como las chicas populares y vivir el Beso de Medianoche de la fiesta de fin de curso con Damen, el novio de la “más” popular, Petula. Sí, ese es su sueño, y hasta consigue dar clases particulares de ciencias a Damen para acercarse a él, pero un tonto accidente con una gominola acaba asfixiándola y matándola… Una vez convertida en fantasma se dirá a si misma que no desistirá hasta conseguir su meta, esa por la que tanto ha luchado, ¡qué importa estar muerta!

Scarlett es la hermana pequeña de Petula y la consideran casi una proscrita: es gótica, le gusta la moda vintage, The Cure… en fin, demasiado moderna y “oscura” para usar pompones y llevar uniforme de cheerleader (animadora) como su hermana. Y ahora, para colmo, es la única capaz de ver un fantasma: ve a Charlotte.

Paralelamente, en clase de Muertología, los componentes fantasmas del instituto al que se acude una vez se ha fallecido, quieren que Charlotte se adapte pero no lo consiguen, y es que para adaptarse hay que reconocer que se ha muerto y que no se debe interactuar con los vivos, y resulta que Charlotte ha averiguado cómo meterse en el cuerpo de Scarlett.

Comprar Ghostgirl
Comprar libros de Tonya Hurley

Leer fragmento online

Opinión:

Una primera nota para los padres, porque me consta que algunos revisan qué libros leen sus hijos: La muerte de la protagonista, en “Ghostgirl”, no está narrada de forma traumática, si no como una mera anécdota a la que se suma un toque de humor, para pasar por alto la impresión que puede suponer el fallecimiento de una niña. Y otro punto a favor es que cada capítulo consta de una página diseñada específicamente para un momento de reflexión.

Ghostgirl” me ha traido a la memoria todas aquellas series de televisión que veía en mi adolescencia –la que más rememoraba era la del instituto Degrassy- así como otras más contemporáneas, e incluso un mezcladillo de ellas (Instituto Degrassy, Fama, Sensación de vivir, Salvados por la campana, -y las actuales, por ejemplo:- Zoey 101, High School Musical, Manual de supervivencia escolar de Ned, etc…) porque contiene todo lo que una adolescente considera importante: el chico que te gusta y conseguir un beso suyo. Y ya está.

Es por eso que aquí no aparecen padres, apenas salen dos profesores y tres adultos en un momento dado pero nada más; los protagonistas son adolescentes. Una chica (nuestra muertita) que hará locuras incluso una vez muerta para conseguir “su beso”, un chico que además de popular y guapo no es tonto, una superpija y sus amigas, una gótica que acabará redescubriéndose a si misma, y unos cuantos fantasmitas… (en realidad una en particular, Prue) dispuestos a conseguir que Charlotte se entere de una vez por todas que está muerta y no debe jugar con los vivos. Pero es tarea imposible, así que lo que cuenta “Ghostgirl” son las peripecias a las que se enfrenta Charlotte en ambas vidas, las que soporta Scarlett cada vez que le presta su cuerpo a su amiga del más allá, las artimañas de Petula y las Wendys (las superpijas) y el recorrido personal de Damen durante el curso junto a Charlotte/Scarlett en el que descubriremos que además de guapo y popular, sí tiene dos dedos de frente.

Hay muchas referencias musicales actuales, notas poéticas o clásicas y reflexiones en cada inicio de capítulo (Edgar Allan Poe, Oscar Wilde, Sylvia Brown, P. Shelley, Emily Dickinson…) y, sobre todo, destacar reflexiones de cada momento importante por el que pasa Charlotte y, por supuesto, que podría pasar cualquier adolescente (enamorarse, elegir, recapacitar, etc…)

Por último señalar su cuidado y particular diseño pues es un libro que llama poderosamente la atención, y es que en cuestión de diseño la gente de Alfaguara se lo está trabajando, mucho y bien. La vistosidad del libro llama a gritos y es particularmente bonito.

Anika Lillo

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar